Editors' Choices
Política
Mundo
Videos
Qatar

MUNDO

‘Rusia construye un nuevo Muro’: Zelensky pide a Alemania que entre a la guerra en Ucrania

Por: Miguel Fernández 17 de marzo de 2022

Durante un discurso ante el Bundestag, el presidente de Ucrania recordó el Muro de Berlín para solicitar la ayuda de Alemania.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, dio este jueves un emotivo discurso ante el Parlamento alemán; lo anterior, en su esfuerzo por conseguir la ayuda inmediata de varios países en la guerra contra Rusia. Para lograr que Alemania intervenga de inmediato en la guerra, Zelensky recordó el Muro de Berlín asegurando que Rusia está construyendo un nuevo muro entre la libertad y la falta de libertad en Europa.

Zelensky habla en Berlín

Durante los últimos días, Volodimir Zelensky ha aparecido de forma virtual en los escenarios políticos más importantes a nivel mundial para hablar sobre la situación en Ucrania. El Congreso de Estados Unidos, el Parlamento Europeo, la Cámara de los Comunes en Inglaterra, el Parlamento de Canadá y, este jueves, el Parlamento alemán. Ante la mirada de los legisladores en el famoso Bundestag, Zelensky pidió la intervención inmediata de Alemania en el conflicto contra Rusia recordando el Muro de Berlín.

“Rusia está construyendo un nuevo muro entre libertad y falta de libertad en Europa. Derriben este muro en lugar de dar prioridad a la economía. Es momento de darle a Alemania el liderazgo que merece. Así, las generaciones futuras estarán orgullosas de ustedes. Apoyen nuestra lucha por la libertad. Apoyen a Ucrania y detengan esta guerra. Necesitamos su ayuda para que esto termine”, fue el duro mensaje de Zelensky para el Bundestag y para el canciller de Alemania, Olaf Scholz.

Zelensky invocó el histórico discurso pronunciado en 1987 por el entonces presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, cuando pidió desde la Puerta de Brandeburgo al líder soviético, Mijail Gorbachov, que derribara el muro que desde 1961 dividía Berlín. ”Señor Scholz, destruya este muro”, enfatizó Zelensky, para insistir en la parábola entre esa división de entonces y el nuevo muro que, advirtió, está trazando Rusia desde la invasión que se inició el 24 de febrero y que ha costado la vida, dijo, de al menos 108 niños.

”Cada bomba que cae, cada decisión que no se adopta es una piedra con la que se construye ese muro”, añadió el líder ucraniano, para recordar que los ataques rusos sobre su país se producen “día y noche, los siete días de la semana” y que no respetan ni hospitales, ni escuelas ni otros objetivos civiles. Zelensky le reprochó a las autoridades alemanas la falta de apoyo señalando que las sanciones contra Putin no son suficientes. “Las sanciones han llegado tarde y no son suficientes para frenar esto. Es difícil para nosotros sobrevivir a todo esto sin la ayuda del resto del mundo. Es muy complicado defender a Ucrania y defender al mundo libre de Europa”.

La polémica por el gasoducto Nord Stream en Europa

Dentro de su discurso, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, criticó a Alemania por dar prioridad al proyecto Nord Stream (el gasoducto que corre de Rusia hasta Alemania) sabiendo que, en el futuro, podría haber consecuencias por la dependencia energética con Rusia. El gasoducto Nord Stream fue la conclusión de un acuerdo en 2005 entre el entonces canciller socialdemócrata, Gerhard Schröder, y Putin, su amigo y aliado político.

”Les advertimos que Nord Stream 2 era un arma. Y su respuesta fue economía, economía, economía”, afirmó el presidente ucraniano, en alusión al segundo tramo de ese gasoducto, cuya construcción no detuvo Berlín ni siquiera a raíz de la anexión de Crimea, en 2014, bajo el gobierno de la anterior canciller, Angela Merkel.

La decisión de suspender el proceso de certificación del gasoducto la adoptó Scholz al día siguiente de iniciarse la invasión de Ucrania, por lo que ha quedado paralizado. El Nord Stream 1, en funcionamiento desde 2011, sigue suministrando gas ruso a Alemania, mientras el gobierno actual busca remedios para reducir la dependencia energética de Rusia. El tema ha pesado sobre la gestión de Scholz, quien justamente hoy cumple sus primeros cien días de gobierno.

Alemania y la guerra en Ucrania

Desde el inicio de la invasión a Ucrania, el canciller Scholz ha puesto un límite al gasoducto Nord Stream 2, mientras que su vicecanciller y ministro de Economía y el Clima, Robert Habeck, ha afirmado que romper de inmediato con los suministros energéticos rusos es técnicamente factible, pero a un costo no asumible y atentatorio contra la cohesión social.

Un 50 por ciento del consumo de gas en el país depende de esas importaciones, el mismo porcentaje que para el petróleo, mientras que el relativo al carbón es del 35 por ciento. Al gobierno de Scholz se le ha acusado de no ser severo contra Moscú, precisamente por ese factor económico. Berlín considera casi imposible prohibir esas importaciones, a diferencia de países como Estados Unidos.

No ha habido bajo el socialdemócrata Scholz un giro de 180 grados respecto a la línea de la conservadora Angela Merkel (2005-2021) en materia energética o respecto a Schröder (1998-2005) -cuyos vínculos con Putin avergüenzan ahora al Partido Social Demócrata-. El único giro radical ha sido en materia militar. Tres días después de iniciarse la invasión de Ucrania, el propio Scholz anunció desde el Bundestag un paquete extraordinario de 100 mil millones de euros para modernizar sus Fuerzas Armadas, así como un aumento del gasto en Defensa al 2 por ciento -el objetivo de la OTAN-. Como sus principales socios de la Alianza Atlántica, Berlín rechaza la zona de exclusión aérea sobre Ucrania que ha reclamado Zelensky. También se niega a una intervención de soldados de la OTAN en territorio de ese país, en línea con las advertencias de Washington contra lo que sería convertir a la alianza en “parte” del conflicto.

Con información de EFE

Foto de portada: EFE


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: