Trump acepta dialogar con Kim Jong-un por la desnuclearización

Fernando CastilloViernes, 9 de marzo de 2018 8:29

shares
mundo trump acepta reunion con kim jong un

Los juegos olímpicos de invierno abrieron la puerta del diálogo que se creía imposible

Todas las tensiones nucleares vividas el año pasado entre Corea del Sur y Estados Unidos, están a punto de reducirse a lo que será la reunión bilateral más esperada de los últimos años. Y es que el presidente Donald Trump aceptó reunirse con Kim Jong-un, para abrir el diálogo en “el lugar y tiempo” que decida el líder del régimen comunista.


La petición de Kim fue enviada a la Casa Blanca por un emisario surcoreano que fue parte de la reunión entre las dos Coreas el martes pasado en Pyongyang, después de que el líder supremo del norte aceptara la desnuclearización, con la condición de que el régimen permanezca intacto. 


«Somos optimistas en este proceso diplomático. La República de Corea, EUA, y nuestros aliados, nos mantendremos unidos para no caer en los errores del pasado», dijo el consejero de seguridad nacional surcoreano, Chung Eui-yong, quien afirmó que la presión del Sur continuará mientras Corea del Norte no responda con hechos. 



Chung resaltó el tema de la desporalización de la península y la congelación de pruebas balísticas por parte del Norte, hecho que entusiasma a Trump quien espera a que los detalles de la reunión diplomática, se concreten.


Este acercamiento representa una suavización considerable en la retórica prebélica que amenazó la paz mundial en la segunda mitad de 2017. También se espera que en las negociaciones se aborde el tema de las sanciones internacionales contra el Norte, incluyendo la intervención de China que absorbe el 90% de las exportaciones norcoreanas y que se expresó gustoso de que Corea del Norte y EUA se abrieran al diálogo.


Previo a la reunión con el archienemigo estadounidense, Kim dialogará con Moon Jae-in, presidente surcoreano, en la zona desmilitarizada de la frontera para ajustar el proceso de apertura y porque no, de desporalización.


Sin embargo los antecedentes no son los mejores, la retórica bélica ha sido casi permanente, las conversaciones entre Kim Jong-il con Bill Clinton y Bush hijo, en su momento, terminaron en un fracaso diplomático por lo que Washington deberá manejar la negociación con cautela y más conociendo el temperamento diplomático de Kim Jong, pero principalmente del propio Trump.


Podría interesarte:


¿Qué acordaron Peña Nieto y el yerno de Trump durante su visita a México?

El acercamiento de las dos Coreas y la politización de los juegos olímpicos

Fernando Castillo Fernando Castillo articulista internacional

COMENTARIOS