Tres de cada cuatro peces que habitan el océano Atlántico tienen plástico en su sistema

Cultura ColectivaMartes, 20 de febrero de 2018 17:04

shares
mundo peces del oceano atlantico tienen plastico

Una investigación arrojó que el 73 % de los peces del océano comió plástico; éste podría transmitirse a los humanos


Una investigación de la Universidad Nacional de Irlanda, encontró que tres de cada cuatro de los peces que habitan el océano Atlántico tienen partículas de plástico en su sistema. Los análisis se hicieron durante un cruce trasatlántico en el que se recolectaron peces muertos en aguas profundas con redes de arrastre.


El dato preciso es que el 73 por ciento de los peces que se capturaron hasta 600 metros de profundidad, ingirieron plástico. De este total, el volumen más grande fue de peces pequeños que nadan típicamente entre los 200 y mil metros debajo de la superficie; estos peces son comúnmente los mesopelágicos, el alimento habitual de los atunes, las caballas y otras especies marinas que por el volumen de consumo humano implican un riesgo real a la salud. Para estas precisiones, se examinaron 233 peces de distintos tamaños, desde 3,5 hasta 60 centímetros, y en todos se encontró microplástico de distintas fuentes contaminantes.


Los hallazgos incluyen al pez linterna, el pez loro, el dragón escamoso y el violeta robusto, peces que adquieren la contaminación de manera indirecta, a través de la transferencia de microplásticos entre especies (cadena alimenticia).


peces del oceano atlantico tienen plastico 1

Ave afectada por el plástico del agua. (Fuente: pasticmanners.com)


¿Pero de dónde son la mayoría de estos microplásticos? Muchos de estos vienen de las microesferas en los detergentes y cosméticos. Y aunque países como Estados Unidos y Reino Unido ya han comenzado campañas de prohibición, la tasa de ingestión de estos microplásticos sigue y tiene importantes consecuencias negativas en todo el ecosistema marino y el ciclo biológico y químico del planeta.


Pero la afectación a humanos no sólo llega a través del consumo de atún, marlin y otras variedades, pues se sabe que en el aire floran partículas de polvo con residuos de fibras como la lana y el poliéster, y como las manchas que forman entre sí son más ligeras que el aire, pueden provocar asma, enfermedades del corazón y condiciones de autoinmunidad en afecciones respiratorias.


La contaminación del aire se sostiene en un estudio que reveló que lavar una prenda de poliéster puede producir hasta 1,900 fibras plásticas a la vez. Además de la constante que indica que quienes trabajan con fibras de plástico desarrollan problemas respiratorios.


Podría interesarte:


Holbox, el paraíso mexicano amenazado por contaminación y falta de agua


Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS