PUBLICIDAD

MUNDO

La tregua de Navidad: el partido de futbol que detuvo una guerra (video)

En uno de los grandes episodios de la historia, el futbol provocó un 'milagro' durante la Primera Guerra Mundial.

En diciembre de 1914, la Primera Guerra Mundial tenía a miles de soldados en un stalemate, es decir, nada pasaba en las trincheras y ambos bandos vivían prácticamente estancados mientras enfrentaban el crudo invierno en Europa. La Gran Guerra, también conocida como La Guerra de todas las Guerras, había provocado que miles de jóvenes dejaran sus vidas tradicionales para pelear unos contra otros sin siquiera saber utilizar un arma. Ante este brutal escenario, el futbol provocó un verdadero milagro: la tregua de Navidad.

 

La tregua de Navidad

 

Durante los últimos días de 1914, los Aliados y el ejército de Alemania se enfrentaban en la frontera entre Francia y Bélgica. Alemania había intentado invadir territorio belga, pero, Francia y la Gran Bretaña los habían frenado. Nadie se movía. Por ello, el estancamiento en las trincheras causó que miles de soldados se preguntaran, ¿dónde pasaré las fiestas de Navidad y Año Nuevo? La realidad era contundente: lejos de sus familias en trincheras sin actividad. Frío, hambre y el fantasma de la muerte en la víspera de Navidad. Justamente en Bélgica, en una localidad llamada Ypres, se dio el gran milagro. Los soldados estaban hartos, cansados, hambrientos y desesperados, ya que no podían ver a sus familias. ¡Llevaban cerca de cuatro meses sin hacer nada y estaban en pleno invierno! De hecho, en un detalle que tal vez no sabías, la historia del personaje de Frodo en El Señor de los Anillos, precisamente está inspirada en los jóvenes que fueron arrebatados de sus casas para ir a pelear en la Primera Guerra Mundial.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

En ese escenario, dentro de la famosa región de Flandes, los franceses e ingleses estaban de un lado de las trincheras, mientras los alemanes aguardaban en el otro. Unos días antes de Navidad, los soldados decidieron darle un gran giro a la historia. A través de cartas que fueron encontradas con el paso de los años, el episodio de la tregua de Navidad ha maravillado a millones de personas. Bernard Brooks, un sargento británico, escribió que el día 24 de diciembre empezaron a ver luces en el lado de la trinchera alemana. Además, en algo que los tomó por sorpresa, los soldados británicos escuchaban a lo lejos que los alemanes cantaban el famoso villancico, “Noche de Paz”. ¡Se pusieron a cantar un villancico en plena guerra! Los británicos pensaron que esto era una especie de señuelo por parte de los alemanes para provocar que sus rivales bajaran la guardia. Los británicos no confiaban en las buenas intenciones.

Un milagro de Navidad gracias al futbol

 

A unas horas de que llegara la Navidad, durante la noche del 24 de diciembre, los alemanes enviaron una carta a británicos y franceses. En ella les garantizaban que, si nadie atacaba, la paz estaba garantizada al menos durante el día de Navidad. Incluso, prometieron que darían un concierto. Otro soldado británico, Walter Congreve, le escribió en una carta a su esposa que no podía creer lo que estaba ocurriendo. “Ha pasado algo extraordinario. Esta mañana, un soldado alemán ha gritado que querían una tregua de un día. Con mucha cautela, uno de nuestros hombres se levantó por encima del parapeto y vio cómo un alemán hacía lo mismo. Uno de mis informantes dijo que había podido fumarse un cigarrillo con el mejor tirador del ejército alemán. El tirador no tenía más de 18 años. Fue algo increíble”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

La escena era extraordinaria. Una tregua capaz de frenar al mejor tirador del ejército rival y la posibilidad de fumarte un cigarro con él. A la mañana siguiente, ya dentro de la tregua de Navidad, ambos ejércitos decidieron jugar un partido de futbol. ¿Por qué? Antes de ser franceses, alemanes o británicos, todos estos jóvenes eran personas. Seres humanos. El episodio fue maravilloso. Los soldados británicos sacaron un balón, porque pertenecían a varios clubes en su país, e invitaron a los alemanes a jugar. Las porterías se montaron con cascos y, el ambiente era tal que, nadie llevó cuenta del marcador. ¡Simplemente fue jugar un partido de futbol para escapar del ambiente de la guerra! Cuando todos empezaron a ver lo que pasaba, todos le quisieron entrar a la reta. Se cree que fue un partido en el que jugaron más de 50 soldados entre ambos bandos. ¡Un verdadero milagro de Navidad! El episodio fue tan memorable que, décadas después, hasta Paul McCartney hizo un video de la famosa anécdota llamado Pipes of Peace (Pipas de la Paz).

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Al día siguiente, la realidad volvió. Cuando los altos mandos se enteraron de lo que había sucedido, se empezaron a girar instrucciones para mantener activos a los soldados, es decir, se acabó la oportunidad de pausas para convivir. No más tregua de Navidad, ya que, para los líderes, el único objetivo era ganar la guerra. No importaban las personas que la peleaban. En otros frentes, la tregua de Navidad se replicó, pero, de inmediato los superiores pusieron un alto. Por ello, desde 1915 hasta 1918, se dice que todos los generales de ambos bandos daban sus instrucciones de guerra más severas durante el invierno. Esto, por increíble que parezca, con tal de evitar una nueva tregua de Navidad. Preferían que sus soldados murieran, antes de que se firmara la paz.

Lee más: Nadia Comaneci, la increíble historia de la gimnasta perseguida en su propio país

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Recuerda que con nosotros puedes seguir informado en Telegram.

________________________________________________________________

Foto de portada: Captura especial

Podría interesarte
Etiquetas:mundodeportes
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD