OPINIÓN: Los niños de Trump

Enrique G de la GMiércoles, 20 de junio de 2018 22:00

shares
mundo tolerancia cero politica de donald trump

Enrique G de la G reflexiona sobre la política de Tolerancia Cero, excusa con la que Trump justifica la separación de niños y padres migrantes en la frontera de México con Estados Unidos


La venganza de Hitler

Después del atentado de Operación Valquiria, Hitler desató su furia implacable contra Stauffenberg, sus aliados y todas sus familias. De entre las muchas medidas que se tomaron, recuerdo una ácidamente cruel: separaron a sus hijos y los enviaron a familias probadamente nazis para que los “reeducaran”.


La pérfida parafernalia de la Tolerancia Cero de Trump, John Kelly y Stephen Miller ya igualó en este punto la perversidad nazi. Trump está perpetrando terrorismo de Estado. En el siglo 21. Hoy. Ahora.


Tolerancia Cero

Según el comunicado oficial de la Tolerancia Cero, “los niños también pueden solicitar asilo de forma individual y, dependiendo las circunstancias, pueden ser sujetos a procesos migratorios individuales”.


¿Niños que no hablan inglés, que no saben nada de derecho ni de derechos, que seguramente no han comido desde hace mucho? Jack Weil, un juez de migración, asegura que él mismo les ha enseñado a niños de 3 y 4 años a defenderse en la Corte.


Continúa el comunicado: “A los niños en custodia se les ofrece cuidado apropiado, que incluye servicios médicos, servicios psicológicos y programas educativos. Normalmente se los tiene en albergues temporales o con familias apropiadas”.


¿Familias “apropiadas”? ¿No están estos papás huyendo de sus países en busca de mejores oportunidades para sus hijos? Hay testimonios desgarradores de personas que fueron separados de sus padres por los nazis, donde queda claro que –a la larga– las consecuencias no solo son negativas para esos niños y sus familias, sino para la sociedad entera.


Las sinrazones

Trump sigue la lógica de Hitler y utiliza a los niños como rehenes para negociar en el Congreso. Ante cámaras, sus secuaces Jefferson Sessions, Kirstjen Nielsen y Sarah Sanders hacen malabares para justificarse con dos razones: son medidas de seguridad y esa es la ley. Ay, el cliché de la seguridad: esa paranoia por la que nos quitan hasta el agua y los cortaúñas en los aeropuertos. Y si esa es la ley, resulta ilegítima. Hace bastante tiempo Antígona enseñó que los derechos humanos –ella habría dicho “las leyes divinas”– prevalecen sobre las decisiones políticas.


La Era del Cinismo

Bienvenidos a la Era del Cinismo: no solo Nielsen cena en un restaurante mexicano sino que el cinismo va grabado en el nombre mismo del lugar donde están encerrados la mayoría de los niños y chavitos: Casa Padre, un antiguo Walmart convertido en una especie de campo de concentración moderno en Brownsville.


Casa Padre no tiene nada que ver con la vecina Isla del Padre, sino con el adjetivo “padre” que usamos en México como sinónimo de chido. Por eso, la peluquería se llama Qué Padre Cutz. ¿Qué padre que se encarguen de tu peluqueada los representantes de Trump?

tolerancia cero politica de donald trump 1

Peluquería de Casa Padre, still del video oficial del U.S. Department of Health and Human Services.


Cinismo puritano y bíblico

Y ojo, porque el peor cinismo es el puritano, como cuando la secretaria de prensa de la Casa Blanca dice que es “muy bíblico hacer cumplir la ley”. Y ya antes, el fiscal general había citado a san Pablo: se deben cumplir las leyes del gobierno porque Dios las dio para alcanzar el orden.


¿Dónde estamos: en el siglo del absolutismo monárquico, cuando Dios ponía y quitaba reyes?


“Me gustaría que la gente no estuviera citando a Lincoln o la Biblia, o que anden esgrimiendo la bandera o el crucifijo para cubrir algo que más bien tiene que ver con las cuentas bancarias”, escribió Sinclair Lewis en Gideon Planish (1943).


tolerancia cero politica de donald trump 2

Rosarios confiscados por la Agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos a inmigrantes indocumentados. (Foto: Fr. Manuel Dorantes)


El outsourcing de la perversidad

Porque, claro, al igual que la industria armamentista y de la guerra, la Cero Tolerancia de Trump también es un negocio: hay un montón de compañías privadas que reciben dinero del gobierno para establecer esos centros de detención. Entre 2014 y 2018, el gobierno ha dado 3,400 millones de dólares a estas empresas.


Además, casi la mitad de este dinero (el 44%) se ha dado a empresas que tienen en su historial no pocas quejas serias, como pornografía infantil, abuso sexual y suministro forzado de medicamentos cuestionables.


Me imagino la siguiente escena:


– Hey, John, what’s up?

– Nada, buddy, me voy a la chamba.

– ¿Cómo va?

– Siguen llegando niños descalzos y garrapatosos, así que tú dirás. Cuando lloran todos al mismo tiempo parece una orquesta… pero sin director.

– Pues que los callen sus papás.

– N´hombre, ni idea dónde estén. Ni ellos saben dónde están sus hijos. Me los enjaretaron.

– Ni modo: business es business.

– Eso sí. Te dejo, Joe, porque time is money.


tolerancia cero politica de donald trump 3



El niño tiene derecho a sus padres

Sí, Obama merece ser criticado por abrir centros de detención familiar, como algunos expertos han señalado. Pero, al menos, ¡al menos!, mantenía a los niños con sus madres. Al menos Obama respetó el derecho fundamental que tiene todo niño de estar con sus padres. Trump no. Trump incluso, ¡incluso!, abrió tres centros para concentrar bebés y niños menores de cinco años.


Trump recula

Esta tarde, Trump echó atrás la separación de las familias aunque seguirán concentrando a los inmigrantes en prisiones. Sirvió la presión. Incluso el director del ICE renunció por cuestiones morales. Sirvió que a Trump no le gustara “ver o sentir familias desunidas”.


Pero hay más de 2340 niños en manos del gobierno federal. Y a juzgar por lo que ha dicho otro antiguo director del ICE, no parece haber posibilidades reales de reunificar a los niños con sus padres: en el mejor de los casos tardarían años.


Por lo pronto, el daño ya está hecho. Ahora hay que presionar para que se reúnan estas familias de inmediato.


¿Qué más podemos hacer?

Trump es abominable. Solo una acción de t-o-d-o-s al mismo tiempo puede causar un sismo que lo tumbe, como sucedió el domingo pasado. Aquí algunas ideas:


  • Si eres testigo de abuso a migrantes, denunciarlo de inmediato y renunciar a ser parte, como hizo esta azafata de Dallas.
  • Si estás en Estados Unidos, puedes llamar a tu representante en el Congreso. Teléfono: 202-224-3121. Di que apoyas “SB3036 The Keep Families Together Act”.
  • Si no, puedes tomar parte en alguna de las muchas protestas que se están organizando en México, Estados Unidos y otros países.
  • Hacer donaciones en especie o efectivo a algunas organizaciones.
  • Por último, si Trump es un psicópata que solo muestra debilidad por el dinero, quizá solo le duela que dejemos de consumir productos gringos.


♦︎♦︎♦︎


Para leer

El Nobel Paul Krugman escribió en su columna de esta semana (disponible solo en inglés) que Trump está conduciendo a una guerra comercial global contra Estados Unidos que, a la postre, significará la caída del poderío americano.


tolerancia cero politica de donald trump 4


Podría interesarte:


OPINIÓN: Hey Google, ¡aguas!


ETIQUETAS: Donald Trump cultura
REFERENCIAS:
Enrique G de la G Enrique G de la G Ghostwriter y editor

Escritor fantasma y columnista cultural. Regio por nacimiento, berlinés por elección. Me muevo en bici y viajo en moto.

COMENTARIOS