Un terremoto del 2016 fue tan fuerte que movió a estas dos islas de lugar

Sam AlvaradoMartes, 27 de noviembre de 2018 17:10

shares
mundo terremoto kaikoura movio de lugar islas de nueva zelanda

El movimiento fue tan fuerte que las islas se movieron de posición y una ciudad se está hundiendo.


Movimiento de la tierra

Han pasado dos años desde que un terremoto de magnitud 7.8 cimbró Nueva Zelanda en el año 2016. En su momento el movimiento fue devastador, pero no provocó sólo una serie de destrozos, también causó que las dos islas que componen este país se acercaran entre ellas, así como al hundimiento paulatino de una de sus ciudades. 


¿Tan fuerte estuvo? 

Efectivamente. Una investigación reciente que fue publicada en la revista Geophysical Research Letters muestra que el terremoto de Kaikoura, ocurrido el 14 de noviembre de 2016, causó una ruptura en la corteza que propició una serie de movimientos tectónicos que terminaron por desplazar las islas. 


Lee también: Varamiento masivo: ¡hallan 145 ballenas muertas en una playa!


terremoto kaikoura movio de lugar islas de nueva zelanda 1

El terremoto del 2016 dejó dos muertos y severos daños en la isla. (Foto: ABC)


Según ha afirmado Sigrún Hreinsdóttir, científico de la consultora GNS Science y principal autor del estudio, Cabo Campbell, situado al norte de la Isla Sur, se acercó un poco más de 35 centímetros a Wellington, una ciudad al sur de la Isla Norte. 


Por su parte, la ciudad de Nelson, en la Isla Sur, se ha hundido aproximadamente unos 20 milímetros. Aunque podrá parecer relativamente poco, pero resulta impresionante tomando en cuenta las proporciones. Además que hay que considerar que sigue habiendo movimiento en este mismo instante, algo que se puede detectar gracias a mediciones a través de satélite. 


Estas mediciones resultan trascendentales pues ayudarán a los científicos a prever y medir los terremotos que los neozelandeses podrían vivir en el futuro. 


Una zona temblorosa

El terremoto causó tales efectos pues Nueva Zelanda está en una zona de riesgo, situada al margen de una zona de subducción, donde la placa del Pacífico de desliza bajo la placa indoaustraliana. 


El límite de esta zona de subducción corre a lo largo de la costa este de la Isla del Norte, mientras que la Isla del Sur alberga una falla de deslizamiento conocida como la Falla Alpina, donde los pedazos de corteza se mueven horizontalmente entre sí. 


Cuando el terremoto golpeó el área, rompió más de dos docenas de líneas de falla en el área. 


¿Riesgo de grandes terremotos? 

Hreinsdóttir investigó la profundidad de las rupturas y si estas llegaron o no la la línea de subducción, un detalle que podría parecer irrelevante, pero que determinará si Nueva Zelanda sufrirá grandes terremotos en el futuro o no. 


terremoto kaikoura movio de lugar islas de nueva zelanda 2

¡Las islas se han acercado 35 centímetros entre ellas! (Foto: Live Science)


Aún no se sabe con precisión la respuesta a este cuestionamiento, pero lo que sí se ha podido medir es un movimiento considerable en regiones hasta a 600 kilómetros del epicentro del terremoto Kaikoura. 


Lee también: Este dron puede reforestar 100 mil árboles en cinco horas


El próximo mes, el investigador presentará sus conclusiones en la Unión de Geofísica de América (AGU) y recogerán datos de la zona en 2020 para monitorear los progresos de las masas terrestres.  Sin embargo, para Hreinsdóttir los movimientos más grandes posteriores al terremoto ya sucedieron, ahora la Tierra se sigue arrastrando, pero esto va disminuyendo gradualmente. 


“Siempre es importante monitorizar y medir lo que ocurre después de un terremoto”, recalca Sigrún, el cual está preocupado por el futuro de Nueva Zelanda, un lugar donde ocurren 15 mil temblores al año. Una isla en donde la calma siempre es aparente. 


Podría interesarte:

¿Podrían los 'aerosoles espaciales' frenar el cambio climático?

Este mapa muestra a los países en mayor riesgo en caso de un desastre natural

Este glaciar está destruyendo la atmósfera terrestre

ETIQUETAS: Medio ambiente Terremoto
REFERENCIAS: Live Science
Sam Alvarado Sam Alvarado

COMENTARIOS