PUBLICIDAD

MUNDO

¡Qué romántico! Sacerdote y monja renuncian a sus votos para vivir una historia de amor

Sacerdote y monja fueron flechados por cupido y renunciaron a sus votos con tal de vivir una romántica historia de amor juntos.

Existe un dicho que dice que el amor llega cuando menos lo imaginas y esta bonita historia lo comprueba. Una historia digna de una película romántica, en donde un sacerdote y una monja, terminaron completamente enamorado después de haber prometido dedicar su vida a dios.

Esta historia no es ficción, existe en la vida real y corresponde a Mercedes Tarragona y Daniel Genovesi, quienes hace más de veinte años se conocieron en el camino de la religión, cuando tenían 22 y 26 años en Argentina.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ambos eran grandes devotos de la Iglesia Católica y estaban seguros de sus vocaciones y su dedicación a la religión y aunque en un principio pensaron que lo que sentían era tan sólo una buena amistad, luego se dieron cuenta que el afecto cada vez era más grande y lo que en realidad sentían era un gran amor, así que renunciaron a sus votos y gritaron a los cuatro vientos lo que sentían.

‘Cuando me encontré con ella, me pasaron un montón de cosas. Yo había ingresado al seminario en cuarto año del secundario y nunca había estado de novio’, declaró Daniel a La Nación.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En un principio, Mercedes pensó que sólo eran ‘amigos espirituales’, pero cada vez eran más los pretextos que buscaban para estar juntos, hasta que ella decidió renunciar y cambiarse de ciudad sin confesar su amor.

Cuando el hombre religioso se enteró que ella se iría a otra ciudad, sintió miedo de perderla y la comenzó a invitar a salir. En una de la citas, ella le confesó que sentía algo más allá de una amistad por él, mismos sentimiento que fueron correspondidos por Daniel.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

‘Me di cuenta que no quería una vida sin ella. Entonces fue simplemente tomar la decisión de emprender un camino juntos. Y fue rápido’, comentó Daniel. Fue así que él renunció a la iglesia y ambos se dejaron llevar por lo que sentían.

Luego de varios años, ellos decidieron contar su romántica historia de amor en donde se arriesgaron y renunciaron a todo lo que creían con tal de estar juntos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Actualmente, la pareja vive en Buenos Aires, la capital argentina, y tiene 2 hijas: una de 26 y otra de 23 años de edad.

La Iglesia pide castidad

Según la Iglesia católica, el celibato es un regalo, un don, un mensaje de la cercanía y fidelidad de Dios. El cura que vive el celibato se puede dedicar plenamente a Dios y concentrarse en la asistencia espiritual, sin una familia o una esposa que lo distraigan, por esta razón desde hace 900 años es un requisito para los religiosos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD