PUBLICIDAD

MUNDO

Rusia advierte que habrá consecuencias para Finlandia y Suecia si entran a la OTAN

El gobierno de Vladimir Putin no permitirá presencia militar de Occidente.

Cuando toda la atención del mundo está en la operación militar de Rusia contra Ucrania, el gobierno de Vladimir Putin ha abierto un nuevo escenario ante lo que ellos consideran como otra amenaza promovida por Occidente, especialmente, Estados Unidos. Este viernes, el gobierno de la Federación Rusa advirtió a Finlandia y Suecia que si buscan el mismo camino de Ucrania, tratando de ingresar a la OTAN, también habrá graves consecuencias.

La amenaza de la OTAN sobre Rusia

La OTAN es una alianza militar entre distintos gobiernos del mundo que se rige por el Tratado del Atlántico Norte firmado en 1949. En la práctica, la OTAN es una organización creada como sistema de defensa colectiva, es decir, los Estados que forman parte de la OTAN tienen como acuerdo defender a cualquier otro miembro que sea atacado por un país externo. Por ejemplo, si Ucrania perteneciera a la OTAN, la organización tendría la facultad de desplegar tropas por el territorio ucraniano. Eso es lo que trata de impedir Putin, ya que el principal promotor y patrocinador de la OTAN es Estados Unidos.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Al momento, la OTAN está integrada por 30 miembros. No obstante, en los últimos años, Rusia ha visto como una amenaza la cantidad de países bajo la influencia soviética que se han integrado a la organización. En 1999, Hungría, Polonia y la República Checa. En 2004, Letonia, Lituania y Rumania. Cuando en los últimos meses empezaron a sonar Georgia y Ucrania como posibles miembros de la OTAN, vía su ingreso a la Unión Europea, Rusia decidió frenar esos esfuerzos con la actual invasión. Por ello, aprovechando la coyuntura, el gobierno de Putin no quiere que Finlandia y Suecia piensen en salir de su neutralidad.

Foto: CNN / OTAN

Rusia advierte a Finlandia y a Suecia

Rusia denunció hoy los esfuerzos llevados a cabo por Occidente para incluir en la Alianza Atlántica a Finlandia y Suecia, países conocidos por su neutralidad, y alertó sobre las graves consecuencias que tendría el ingreso de estos países a la OTAN. ”Es evidente que el ingreso de Finlandia y Suecia en la OTAN, que es ante todo un bloque militar, tendría graves consecuencias político-militares, que requerirían una respuesta de nuestro país”, afirmó en rueda de prensa la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

La representante de la diplomacia rusa señaló que Moscú está al tanto de “los esfuerzos dirigidos de la OTAN y algunos países miembros del bloque, ante todo Estados Unidos, dirigidos a incluir en la Alianza a Finlandia y también a Suecia”. En particular celebró “la política del Gobierno de Finlandia de no alineación militar como un importante factor para garantizar la seguridad en el norte de Europa y en todo el continente europeo”, pero, también señaló la “interacción práctica” entre Helsinki, Estocolmo y la OTAN, que ha crecido últimamente.

”Han celebrado maniobras de la OTAN. Estos países han ofrecido sus territorios a ejercicios del bloque en las cercanías de las fronteras rusas. En esos ejercicios, las fuerzas estadounidenses imitaban ataques con armas nucleares contra un llamado adversario equivalente”, advirtió Zajárova. Además, reiteró que tanto Finlandia como Suecia han confirmado el principio de indivisibilidad de la seguridad en su calidad de miembros de la OSCE (Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa). La Federación Rusa es parte de este organismo que sirve como mediador entre los países miembros para evitar conflictos y así garantizar la seguridad colectiva. ”La elección de las vías para garantizar la defensa y seguridad nacional es un asunto interno y soberano de cada estado”, indicó Zajárova en referencia a la injerencia de Estados Unidos y la OTAN.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

La OTAN y la guerra en Ucrania

Más allá de los lazos históricos entre Ucrania y Rusia, además de los posibles deseos de Putin de recuperar la grandeza perdida del Imperio Ruso, la realidad es que la operación militar en Ucrania no es otra cosa que un mensaje contundente para que Estados Unidos deje de amenazar la soberanía rusa. ¿Por qué? Porque los Estados Unidos, a través de la OTAN, tiene la facultad de desplegar tropas e instalar bases militares en cualquiera de los países miembros. Con el paso de los años, y el ingreso de nuevos integrantes a la OTAN, Estados Unidos cada vez está más cerca de la frontera con Rusia. Ucrania es el límite.

A finales de 2013, el entonces presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, se negó a firmar los acuerdos correspondientes para que Ucrania se integrara a la Unión Europea. Además, al ser aquel un gobierno prorruso, miles de ucranianos salieron a las calles para protestar por los escándalos de corrupción alrededor de Yanukovich logrando que éste dejara su cargo al frente del país. Para Rusia, este hecho fue un golpe de Estado en Ucrania financiado desde Occidente, especialmente por Estados Unidos; lo anterior, con el objetivo de reducir la esfera de influencia de Rusia y así acercar a Ucrania rumbo a una integración tanto a la Unión Europea como a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Actualmente, Vladimir Putin considera que el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, solo funciona como un “títere” de Estados Unidos. Literalmente, ése es el término que ha utilizado Putin para describir en varios discursos a los líderes ucranianos. De hecho, Putin también los ha descrito como “neonazis” y “drogadictos”. Por ello, no sorprendería que uno de los objetivos de Putin sea debilitar a Zelenski para que, en el corto o mediano plazo, un gobierno prorruso vuelva al poder en Ucrania. ¿Para qué? Para evitar cualquier aspiración de Ucrania de integrarse a la Unión Europea o a la OTAN.

Con información de EFE

Foto de portada: EFE / Gráfico CNN-OTAN

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD