PUBLICIDAD

MUNDO

Reino Unido y el resto del mundo dan el último adiós a la Reina Isabel II

La reina partió de la capilla ardiente en el palacio de Westminster donde permanecía desde el pasado miércoles para ser despedida por el pueblo británico.

Este día fue despedida la Reina Isabel II dando un recorrido por los lugares más característicos de la capital británica luego varios días de luto y de ceremonias para rendir tributo a la monarca más longeva que ha tenido Inglaterra. El féretro con los restos de la reina partieron de la capilla ardiente, en el palacio de Westminster, instalada desde el miércoles, por la que pasaron centenares de miles de personas para dar su último adiós a la soberana, sobre una cureña de artillería que fue transportada por miembros de la Marina Real en procesión desde la sede del Parlamento hasta la abadía de Westminster. El nuevo rey Carlos III y sus tres hermanos -Ana, Andrés y Eduardo-, así como sus hijos, los príncipes Guillermo y Enrique, caminaron tras los restos mortales de la soberana.

Posteriormente, se celebró en la abadía de Westminster, ante unos 2.000 invitados, la ceremonia religiosa, el mismo lugar donde Isabel II fue coronada reina en 1953. El último funeral de Estado por un monarca británico que se celebró en el templo londinense fue en 1760, tras la muerte de Jorge II. Desde entonces, las ceremonias fúnebres se habían llevado a cabo en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor. Mandatarios como el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el presidente de Canadá, Justin Trideau, los reyes de España, Felipe VI y Letizia, así como el canciller Marcelo Ebrard en representación del gobierno mexicano, estuvieron presentes en la ceremonia. Una llamada de corneta marcó el comienzo de dos minutos de silencio que se respetó en todo el Reino Unido, así como en el aeropuerto de Heathrow, que paralizó los despegues y aterrizajes minutos antes para garantizar un riguroso silencio en la capital británica. El himno nacional y una pieza de lamento interpretada por el gaitero oficial de la Isabel II pusieron fin al servicio fúnebre de la reina.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sale del féretro de Isabel II desde la abadía de Westminster

El féretro salió en cortejo fúnebre desde la abadía hacia el arco de Wellington, en la esquina sureste de Hyde Park. El Big Ben, la célebre campana de la torre del palacio de Westminster, repicó a intervalos de un minuto durante la procesión. La Real Policía Montada de Canadá fue quien encabezó la marcha, en la que también desfilaron miembros de las fuerzas armadas del Reino Unido y países de la Commonwealth, representantes de la policía británica y del servicio de salud pública. Carlos III caminó junto con otros miembros de la familia real, mientras que la reina consorte, Camila, la princesa de Gales, Catalina, y la duquesa de Sussex, Meghan, seguirán el cortejo en coche.

En el arco de Wellington, los restos de la soberana fueron transferidos a un coche fúnebre para hacer su último viaje hacia el castillo de Windsor, a unos 35 kilómetros al oeste de Londres. El féretro llegará a las inmediaciones del castillo, donde han vivido 40 monarcas de manera ininterrumpida durante casi mil años. Una procesión a pie recorrerá los 5 kilómetros del Long Walk, la característica avenida arbolada que desemboca en la residencia real.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Habrá otra ceremonia en la capilla de San Jorge

Luego de la procesión, los restos de Isabel II entrarán en la capilla de San Jorge del castillo, lugar habitual de bautizos, bodas y funerales reales. En los últimos años, acogió el enlace entre el príncipe Enrique y Meghan, así como el funeral del príncipe Felipe, esposo de la reina. Unos 800 invitados asistirán a una ceremonia oficiada por el deán de Windsor, David Coney. La Corona del Estado Imperial, el orbe y el cetro reales se retirarán del féretro, separando por última vez a Isabel II de los símbolos de su reinado.

El ataúd descenderá hacia la cripta real de la capilla, donde también están enterrados los restos de su esposo, fallecido en 2021 con 99 años. El gaitero oficial de Windsor interpretará un himno elegido personalmente por Isabel II y la ceremonia concluirá con la entonación del «Dios salve al rey». La ceremonia del entierro será privad en donde sólo asistirán los miembros de la familia real. La losa de mármol de su sepultura quedará grabada con las palabras: «Elizabeth II 1926-2022».

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ref. EFE

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD