Editors' Choices
Política
Mundo
Videos
Qatar

MUNDO

Revelan causa de muerte de la reina Isabel II: se hace público su certificado de defunción

Por: Lizbeth García29 de septiembre de 2022

En el documento aparecen los nombres de su médico de cabecera y de su hija, la princesa Ana, quien estuvo con ella sus últimas 24 horas.

Fue el pasado 8 de septiembre que la noticia de la muerte de la reina Isabel II recorrió el mundo entero. Se dedicaron 10 días para su funeral, el cual ocurrió el 19 de septiembre y la familia real dedicó una semana más de luto, para honrar la vida de la monarca. El anuncio en las puertas del palacio de Buckingham rezaba, “La reina murió pacíficamente en Balmoral esta tarde” y no se daban más indicios de lo que podría haber causado su muerte.

A partir de ese momento, las especulaciones iban y venían, pues días antes se le había visto, en la que ahora fue su última aparición en público, con la primera ministra Liz Truss, en donde preocuparon unas extrañas manchas en sus manos, pues se pensaba que eran debido a una afección cardiaca de la que no se había informado. Al fallecer la reina, inmediatamente esa especulación tomó fuerza, al no darse mayores detalles de su muerte.

Revelan causa de muerte

Pero nada de eso fue así, la reina no murió por ninguna enfermedad y se pudo comprobar gracias a que se hizo pública el acta de defunción de la madre del rey Carlos III. Según se puede leer en el documento, murió de “vejez” a las 15:10 horas del 8 de septiembre, en su amado castillo de Balmoral en Escocia. En el informe, aparecen los nombres de su médico Douglas James Allan Glass y su hija, la princesa Ana, quien estuvo con ella durante sus últimas 24 horas de vida.

A pesar de que se dice que si la muerte de la monarca hubiera sucedido en Inglaterra, su certificado de defunción habría sido considerado un secreto de Estado, pues la ley establece que la causa oficial de la muerte de cualquier monarca no es de obligatoria difusión, el hecho ocurrió en Escocia, por lo que se especulaba también sobre el departamento de gobierno escocés, que estaba siendo acusado de mantener en secreto el informe sobre la defunción de la reina y de obstaculizar la información sobre un tema de tal trascendencia para la nación. Incluso la biógrafa real, Angela Levin, se quejaba de que de no ser publicado, estarían incumpliendo la ley. Esto debido a que de acuerdo con la Ley de Registro de Nacimientos, Defunciones y Matrimonios de 1965 en Escocia, la norma explica que todas las muertes, independientemente de la jerarquía o condición del difunto, deben ser registradas dentro de los siete días naturales tras el hecho y que la consecuente acta de defunción deberían ser públicas.

Fue así como finalmente se tuvo la certeza de que la reina falleció debido a su avanzada edad, tenía 96 años, y no por alguna enfermedad misteriosa o grave que la aquejara desde hace tiempo. Sí murió de manera pacífica y rodeada de toda su familia en su amado castillo de Balmoral.

Ref. BBC, Vanity Fair


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: