La promiscuidad (y acoso) de los loros pone en riesgo su supervivencia

Georgette ValentiniMiércoles, 5 de diciembre de 2018 16:56

shares
mundo promiscuidad de los loros australianos pone en riesgo su supervivencia

La promiscuidad de los loros pone en riesgo su supervivencia y además, el acoso que sufren las hembras amenaza la especie.


Parece que la conducta pervertida no le hace bien a nadie, ni a los animales, pues recientemente se descubrió que la promiscuidad de los loros australianos pone en riesgo su supervivencia. Esta nueva tendencia de relaciones sexuales que mantienen entre tres loros (ménage à trois) y la promiscuidad de aquellos ejemplares monógamos, amenaza su supervivencia.


promiscuidad de los loros australianos pone en riesgo su supervivencia 1

Entre los loros más amenazados se encuentran los kákapu (menos de 150 ejemplares) y el loro de vientre naranja de Australia (menos de 50 ejemplares). (Foto: Reino Animalia)


Los loros australianos que habitan en la isla de Tasmania se encuentran en la lista roja de especies en peligro de desaparecer y esta conducta no les ayuda en nada.


¿Pero qué dice el estudio?

El estudio de la Universidad Nacional Australiana (ANU) sobre los sistemas de apareamiento del loro migrador halló que más de la mitad de los nidos con naves tenía más de un padre. "El número general de crías nacidas cayó cuando la ratio sexual quedó dominada por los machos y la paternidad compartida aumentó", comenta Rob Heinsohn, líder de la investigación.


promiscuidad de los loros australianos pone en riesgo su supervivencia 2

La población de loros ha disminuido debido a la promiscuidad. (Foto: Emrullah Kaya)


La falta de hembras loro obligó a la especie a implicarse en relaciones ‘amorosas’ trianguladas o polígamas y esto amenaza a muchos de ellos pues hay como en toda familia, peleas entre los machos y una menor cantidad de crías que implican nuevos ejemplares.


Además, los loros tienen como depredadores a especies como el petauro de azúcar, un pequeño marsupial proveniente de Nueva Guinea. Los petauros entran a los nidos de los loros migradores y matan a las hembras mientras que estas incuban sus huevos. Dichos asesinatos dejan a la especie con una proporción de tres machos por hembra.


De acuerdo a la investigación publicada en la revista Journal of Animal Ecology, la mitad de las hembras loro que anidan muere cada año en Tasmania.

Aunque la mayor parte de la disminución de la población fue directamente atribuida a los petauros del azúcar, que matan a las hembras que anidan, el impacto del conflicto (entre machos) y el menor éxito del apareamiento compartido redujeron la población un 5 % más.

Lee también: ¿Te gustaría vivir más de 100 años? El secreto está en la genética del Solitario George


promiscuidad de los loros australianos pone en riesgo su supervivencia 3

Los loros viven un promedio de 12 años. (Foto: guiadosbichos)


¿Y el acoso?

Por si fuera poco, las hembras loro sufren acoso dentro de sus propios nidos, pues los expertos detectaron que los machos merodean en estos para espiar a las hembras.

Creemos que las hembras están teniendo relaciones sexuales con otros machos por diversas razones, pero probablemente la principal es para sacárselos de encima.

De esta manera, el desequilibrio provoca que las hembras sean acosadas por un gran número de machos y estos peleen para aparearse con las que quedan libres.


Esto, indiscutiblemente genera el nacimiento de menos crías y es por esto que su especie peligra y no depende de la humanidad.


Podría interesarte:

Asesinan a la loba más famosa del Parque Yellowstone

¡Buen chico! Este perrito encontró un fósil de mamut de 13 mil años en su patio

Georgette Valentini Georgette Valentini Coeditora titular. Medio Ambiente, Ciencia y Tecnología

Comunicóloga y ambientalista melómana.

COMENTARIOS