Cargadores de ataúdes: el oficio que baila con la muerte en Ghana

Lau AlmarazMartes, 14 de abril de 2020 11:56

shares
mundo portadores de ataudes origen e historia de la popular profesion en ghana

Un oficio que se popularizó en los últimos años en Ghana, ha dado la vuelta al mundo como parte de una celebración en la que no se deja de bailar.


Miedo, respeto, solemnidad... Estos son los sentimientos que provocan los distintos oficios que están relacionados con la muerte. Cuando hablamos de embalsamadores de cadáveres, peritos, fabricantes de ataúdes, encargados de funerarias, la piel se eriza intentando imaginar cómo es que las personas que se dedican a estas labores, pueden hacerlo sin sentir escalofríos. Pero entre todas esas palabras que nos inspiran estos oficios, hay otras que no podíamos relacionarlas con ellos: fiesta, celebración, baile.


Todo cambió cuando llegaron los cargadores de ataúdes a Ghana y popularizaron una práctica que poco a poco se ha ido conociendo en el mundo y que, además, está provocando desde hace un par de años que la tasa de desempleo en el país africano se vean reducida, debido a que cada vez más gente quiere dedicarse a bailar con la muerte.


portadores de ataudes origen e historia de la popular profesion en ghana 1


El ritmo de la música que eleva al ataúd

Comienza la música y entre los acordes, aparecen varios hombres vestidos de negro, con guantes y extraños sombreros del mismo color, además de portar blancuzcas camisas y gafas oscuras. Toman el ataúd en medio del sonido de las trompetas y bailan con él para darle un último adiós al ritmo de los sones típicos de Ghana.


Ellos son los cargadores de ataúdes, hombres que a través de su oficio han provocado que los funerales y sepelios en África Occidental, se celebren de una manera distinta a la acostumbrada. Fue en 2017 cuando a través de un reportaje realizado por la BBC de Londres, esta práctica comenzó a conocerse en el mundo.


Benjamin Aidoo, líder de los primeros hombres que popularizaron el oficio de cargadores de ataúdes que bailan con la muerte, declaró en aquel entonces para la propia cadena londinense, que el oficio fue creado con un solo propósito: reducir la tasa de desempleo en su país. En el año 2015, de acuerdo al portal The Global Economy, la tasa de desempleo en Ghana era de 6.81 por ciento; para 2018, después de haberse creado este oficio alternativo, descendió a 6.71 por ciento. El porcentaje de reducción no fue tan evidente, pero lo cierto es que la creación de este oficio sí ha ayudado a diversas familias que salieron de la pobreza gracias a las plazas creadas por el propio Aidoo.


Lee también: 'Nos violaron en la tarde', así rompen el silencio mujeres abusadas en Nigeria


La muerte, una celebración costosa en Ghana

Y es que en este país perteneciente a la África Occidental, la muerte es un festival masivo para el que no escatiman en lo absoluto. A los ghaneses les gusta gastar en la despedida de esa persona querida que deja de estar físicamente con ellos, por lo que un funeral, como ya lo demostraron los cargadores de ataúdes, no es cualquier cosa.


En el año 2019, a través de un fotoreportaje realizado por Ana Palacios, el diario español El País, reveló cómo es que los ghaneses preparan los funerales de sus difuntos, a quienes, de inicio, visten con ropas elegantes y maquillan a través de profesionales de la belleza, los cuales trabajan incluso con estrellas de la televisión local.


El ataúd, por ejemplo, tiene que ser lo más ostentoso posible y en muchos casos, se mandan a construir con la forma de algo que le gustara hacer al 'muertito'. Féretros en forma de peces, para los pescadores; de automóviles, para empresarios; de secadora de cabello, para las estilistas o de cámaras fotográficas para los profesionales de la lente.


También se alquilan carpas que se decoran con flores de papel coloridas que acojan no sólo al cuerpo del difunto, sino también a las personas que acudirán al carnaval, porque así lo consideran: un festival en el que se aprovecha para despedir lo mejor posible a su ser querido.


Lee también: Imágenes de mujeres manejando por primera vez en Arabia Saudita

portadores de ataudes origen e historia de la popular profesion en ghana 2


Una fiesta para 600 invitados

Eso implica un funeral en Ghana, incluyendo el sepelio en el que participan los famosos cargadores de ataúdes. Las mujeres cocinan durante un par de días para que todo esté listo para recibir a los habitantes de la comunidad, quienes apartan en su agenda el día del entierro, el cual se da a conocer a través de esquelas colocadas en las calles, como si de un concierto se tratara.


portadores de ataudes origen e historia de la popular profesion en ghana 3


Además, se reparten -en muchos de los casos- bolsas con obsequios y comida para que los asistentes puedan llevar de regreso a casa y así recordar a quien ya no está con ellos. Tanta es la importancia del gasto en el funeral, que incluso se compite con otras familias para saber quién es el que pudo tener el sepelio más costoso posible.


Lee también: Las impactantes imágenes de médicos que luchan contra coronavirus en Italia

portadores de ataudes origen e historia de la popular profesion en ghana 4


Así, como leemos, la historia de danzar con la muerte, misma que han popularizado estos cargadores de ataúdes en los últimos años, no nos parece descabellada al momento de indicarnos que el objetivo de su creación es la reducción de la tasa de desempleo. La muerte en Ghana, sin duda alguna, es algo que va más allá de un funeral y un sepelio común.


Recuerda que con nosotros puedes seguir informado aquí.

__________________________________________________________

Foto de portada: News Yahoo.

Fotos interior de la nota: Tele13 y Ana Palacios, diario El País.


Podría interesarte:

Ahora esto: la peor plaga de langostas en 70 años, azota el desierto de África

Los incendios en Chernobyl están a kilómetro y medio del reactor que explotó en 1986

Así es la vida de una doctora que combate salvajes circuncisiones en Sudáfrica


Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS