Pasear detrás de un rebaño de cabras es la última moda para relajarse en California

Cultura ColectivaViernes, 9 de marzo de 2018 16:01

shares
mundo pasear con un rebano de cabras es la ultima moda para relajarse en california

Un rancho al sur del estado americano ofrece paseos de tres horas para meditar al sonido del rumiar de las cabras


Spa y hoteles para perros, guarderías de mascotas, yoga con cabras y otras excentricidades con animales distinguen al espíritu animalista californiano. Así que con esos antecedentes no sorprende que su última moda para encontrar paz espiritual sea pasear un rebaño de cabras dentro de un rancho privado al sur de California, EUA, por sólo 45 dólares.


«La idea es vaciar la mente de los pensamientos malos y conectar con el presente», así se lo contó Gloria, la pastora-meditadora al diario El País. Según ella, en los tres años que lleva con el negocio/proyecto de investigación sobre la vida sostenible en el campo, ha encontrado que los paseos silenciosos de tres horas en promedio proveen de un bienestar real a sus visitantes.


Los pastores por un día tienen que abandonar su celular en la entrada, y avanzar en grupos pequeños o solos con los animales para caminar hasta que la mente se tranquiliza. Generalmente van ocho personas cada fin de semana que no sólo caminan, sino que meditan y hacen otras actividades educativas al lado de las cabras. «Ellos disfrutan y yo puedo mantener a mis cabras. Todo el mundo gana», les dijo Gloria.


pasear con un rebano de cabras es la ultima moda para relajarse en california 1

El paseo cuesta 45 dólares. (Foto: Pixabay)


Eva Catalán, la reportera que vivió la experiencia de las cabras, dice que el recorrido se hace con 37 hembras y un macho, cantidad que se mantiene porque los cabritos que nacen se matan para consumirse, como en cualquier otro rancho que se dedica a la crianza de animales.


¿Pero cuál es el secreto de las cabras para elevar al nirvana espiritual a sus visitantes? Según, Gloria, el truco está en no centrar los sentidos en aspectos externos al paseo, sino en las rumiadas de las cabras, que dan sensación de relajación por su ritmo y compás, así como la lluvia.


«Meditar es estar en el momento», y aunque para muchos no es fácil dejar la ansiedad de mirar la hora en el reloj o sus notificaciones en el celular, la idea de socializar luego para contar la experiencia a la mesa con ensaladas y queso de cabra artesanal, hacen atractivo el paseo.


Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS