En Oklahoma rocían con nitrógeno a los reos sentenciados a la pena capital

Fernando CastilloJueves, 15 de marzo de 2018 17:02

shares
mundo oklahoma rocia con nitrogeno a presos condenados a pena de muerte

Tras la negativa de las farmacéuticas para proporcionar los químicos necesarios para la inyección letal, el estado decidió recurrir al nitrógeno para ejecutar a sus reos


Oklahoma fue el primer estado en todo el mundo en aplicar la inyección letal. Su ley penitenciaria es la más severa de la Unión Americana; es el territorio que mayor cantidad de ejecuciones per cápita realiza. Oklahoma también es uno de los estados menos poblados de Estados Unidos, donde históricamente el partido republicano ha controlado el gobierno.


Tras la negativa de las farmacéuticas en proporcionarle al estado los químicos y fármacos necesarios para armar la inyección, el gobierno estatal optó por gasear a los condenados a muerte con nitrógeno. No sólo en Oklahoma, en estados como Nebraska y Nevada, las autoridades penitenciarias llegan a utilizar hasta fentalino frente a la escasez de sustancias necesarias para la inyección en el mercado.


oklahoma rocia con nitrogeno a presos condenados a pena de muerte 1


Mike Hunter, fiscal general del estado de Oklahoma, dijo que el sistema penitenciario no puede esperar a que las farmacéuticas decidan si proporcionar o no el material de las inyecciones. «Hemos buscado el fármaco por todos lados, y nada…», explicó Joe Allburgh, director del departamento de justicia estatal, quien admitió que nunca antes habían usado nitrógeno en los sistemas penitenciarios. 


Además los antecedentes en Oklahoma con respecto a la pena de muerte son atroces. En 2014 la cadena contra Clayton Lockette condenado por violación, secuestro y homicidio terminó en una despiadada agonía con dolorosísimas convulsiones mientras sufría atado de pies y manos en una camilla durante 43 minutos. 


También se supo pocos meses después que las dosis de químicos y fármacos no eran las adecuadas para evitar el sufrimiento en los reos, y no por malicia, sino por error humano. 



A pesar de dichas irregularidades, un tribunal dio el visto bueno para que el sistema penitenciario estatal aplicara nitrógeno calificándolo de “indoloro, barato y fácil de aplicar”. Dicha aprobación fue avalada tanto por el congreso de Oklahoma como por la gobernadora reelecta, Mary Fallin, quien es una abierta defensora de la pena capital. 


Prácticamente en toda la historia del estado, la pena capital ha estado presente en su constitución, hasta que se abolió en un corto período entre 1911 y 1915, bajo la gubernatura de Lee Cruce. Hoy en día son 31 los estados donde la pena capital es legal, siendo más de la mitad quienes la aplican a nivel constitucional.


Podría interesarte:


Proponen armar a un segundo profesor en escuelas de EUA por si el primero falla

Buscan abogados de Nikolas Cruz evitar la pena de muerte

Fernando Castillo Fernando Castillo articulista internacional

COMENTARIOS