PUBLICIDAD

MUNDO

‘¡Nos robaron!’: Nicolás Maduro reclama coronación de Estados Unidos en Miss Universo

El fin de semana pasado se llevó a cabo el concurso de Miss Universo cuya ganadora fue la estadounidense R’Bonnie Gabriel.

Nicolás Maduro se unió a la polémica del resultado que dejó Miss Universo al proclamar como ganadora a la representante de los Estados Unidos, R’Bonnie Gabriel, pues para él, quien debió haber ganado fue Miss Venezuela, Amanda Dudamel, quien quedó como segundo lugar del concurso de belleza.

  • “Nos robaron el Miss Universo, Amanda Dudamel ganó de calle, bueno no puede ser un robo como ese, ella es de Petare, hace trabajo comunitario allá en Petare”, dijo Maduro durante un acto en Caracas.

Amanda, diseñadora de modas y activista social, era considerada una de las favoritas a ganar la corona, sin embargo R’Bonney Gabriel se coronó el sábado como la mujer más bella del mundo. Dudamel, de 23 años, quedó como primera finalista en la ceremonia de Miss Universo celebrada en Nueva Orleans, Estados Unidos, lo que desató polémicas reacciones que cuestionan el veredicto. Te contamos por qué.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La polémica que persiguió a Miss Estados Unidos hasta el final

Luego de la coronación de la representante de Estados Unidos como Miss Universo 2022, diversas personalidades y público en general reprobaron el resultado, pues a la diseñadora de modas de origen filipino, R’Bonnie Gabriel, la persiguen una sombra de dudas desde que ganó el título de Miss USA, representando al estado de Texas, sus mismas compañeras del concurso denunciaron supuestos arreglos para que ella fuera la ganadora y así llegar a Miss Universo.

  • Por su parte, R’Bonnie Gabriel tuvo que salir a explicar ante los medios que jamás concursaría en una competencia donde, de antemano, sabría que ganaría. Se considera una mujer íntegra y con valores como para poner en duda su coronamiento.
  • Sin embargo, con todo y polémica, llegó a Miss Universo, que luego de ganar la corona, también se especulo sobre su triunfo, debido a que se indicó que la nueva propietaria de la franquicia del certamen, la empresaria trasgénero Anne Jakkaphong, habría favorecido a la candidata elegida Miss USA ya que este concurso es también de su propiedad.

Por lo pronto, aunque se haya generado semejante polémica, la organización hizo caso omiso y solo se limitó a anunciar la sede de su próximo concurso, donde se elegirá —ahí sí— a la Miss Universo 2023, debido a que el título entregado fue el de el año 2022, debido a que por el Mundial de futbol, la fecha fue movida para no empalmar ambos eventos. Como un adelanto, ya se confirmó que el destino será El Salvador.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Pero a todo esto, ¿no se supone que los concursos de belleza ya no estaban permitidos?

Independientemente de que la representante de Estados Unidos haya sido favorecida o no, lo realmente importante que hay que cuestionarnos como sociedad es, ¿por qué se siguen llevando a cabo concursos de belleza en donde sólo se limitan a cosificar a la mujer en pleno sigo XXI?

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
  • No bastan los argumentos en donde tratan de explicar que las mujeres son libres de participar si así lo quieren, pues “los concursos de belleza como Miss Universo son la celebración en donde el estado, el patriarcado y el capitalismo se abrazan para coronar a la idea de mujer perfecta. Es un objeto de consumo, legitima los ‘valores’, perpetua el género y da un falso sentido de nacionalismo”, expresó en Twitter la usuaria Fresatanicart, al cuestionar la razón por la que se siguen dando los concursos de belleza en la actualidad.

Más que indignarnos por un concurso que evidentemente es arreglado de acuerdo a los intereses de los dueños, deberíamos indignarnos porque aún se siguen llevando a cabo, a pesar de que los quieren disfrazar de amor propio y de enaltecer a la mujer. Una de las premisas es que este tipo de concursos son para hacer ver diversos puntos bastante importantes dentro del sistema patriarcal que se quiere derribar: el prototipo de una mujer perfecta basada en estándares de belleza que tienen que ver con la delgadez, el color de piel, el tipo de cabello, hasta aquellos que hacen de la mujer un producto sexualizado y de consumo.

Por donde se le vea, deberíamos de preocuparnos por hacer que este tipo de concursos desaparezcan y no por si fue favorecida una u otra representante para llevarse el triunfo, al final del día sigue siendo un concurso que forma parte de un sistema patriarcal, que aún en la actualidad, sigue dominando al género femenino.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ref. Mdz, Cultura Colectiva News

Foto de portada: EFE

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD