Pene de toro y queso de gusano en el museo de la comida asquerosa

Lau AlmarazMartes, 20 de noviembre de 2018 11:27

shares
mundo

Esta exhibición te dará a probar algunos alimentos que parecieran asquerosos, pero que en realidad, fueron parte de una cultura extravagante.


El museo de la comida asquerosa, en la ciudad sueca de Malmö, sorprende a su visitantes con recetas desconcertantes como el pene de toro o un queso repleto de gusanos. El museo, que en realidad es una exposición que estará abierta en un antiguo matadero de la ciudad hasta el 27 de enero, fue creada por Samuel West, responsable también de un museo de ajedrez.


¿Te animarías a probar, por ejemplo, pene de toro? ¿Queso de gusanos? ¿Caldo de rata? La onda está en que esta exhibición es, sin duda, una de las más atractivas y curiosas que hay en el mundo, aunque, hay que esperar porque la idea aún no llega a nuestro país. Ve preparando el paladar para cuando eso suceda.


 1


¿Cuáles son los 'alimentos' que se ofrecen en este museo de la comida asquerosa?

Este museo, que en realidad es una exhibición, presenta distintos alimentos que podríamos considerar asquerosos pero que en realidad pertenecen a culturas extravagantes y que sí, son totalmente comestibles.


"La exposición presenta quesos de Borgoña, langosta, caracoles y gominolas, corrientes en ciertas partes de Europa, junto a cabezas de conejo o jugo de ojo de cabra, unos manjares que al público de Malmö le parecen salidos de un libro de hechicería", relató Andreas Ahrens, director de la exposición que se presenta en Suecia. 


En este museo de la comida asquerosa, encontraremos el llamado 'Su Callu', un queso sardo presentado en una tripa seca que deja en la garganta un regusto a amoniaco, o del 'hakarl', un tiburón fermentado de Islandia. En la exposición muchos de los alimentos son frescos y algunos pueden tocarse. A algunos curiosos les cuesta resistirse palpar el pene de toro crudo, un afrodisíaco en China. 


Hay platos como las sopas de tortuga o de murciélago, el estofado de cabeza de cabra o el alcohol de ratones, que incluso los visitantes más valientes dudan en probar.


 2


¿Cuál es el objetivo de este museo de la comida asquerosa?


El objetivo es que la gente "explore el mundo de la alimentación" y se dé cuenta de los "sesgos" culturales, explica el director de la exposición, Andreas Ahrens. "El asco es siempre subjetivo. Depende de con qué se ha crecido. Es como si nos hubieran adoctrinado". 


El fundador del lugar "empezó reflexionando sobre los museos que no existen y que le gustaría visitar, lo que dio lugar a esto", explica Ahrens. ¿Te animarías a probar alguno de estos platillos exóticos?


Con información de AFP.

ETIQUETAS: cultura
REFERENCIAS:
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS