"Miércoles negro", el movimiento que ayudó a las polacas a derribar la ley antiaborto

Fernando CastilloJueves, 18 de enero de 2018 13:30

shares
mundo miercoles negro polonia se vuelve a manifestar contra la ley antiaborto

Lograron derribar la primera propuesta de los conservadores católicos en 2016, ¿por qué en esta ocasión no?


El ya mundialmente conocido “miércoles negro” se ha vuelto a manifestar el día de ayer donde organizaciones feministas y de derechos humanos salieron a las calles de las ciudades más importantes de Polonia para alzar la voz sobre su repudio contra la postura del gobierno ultraconservador de reforzar una de las leyes antiaborto más restrictivas de toda Europa.

 

En las ciudades de Varsovia, Cracovia, Lodz, Breslava y Szczecin fue difundida la campaña del miércoles negro con folletos que denuncian la prohibición total del aborto a nivel nacional, sin que el gobierno hiciera ningún tipo de encuesta popular al respecto.

 

Esta movilización recuerda la “protesta negra” que se dio hace ya más de un año, donde la unión y la presión de las mujeres polacas echó para atrás una ley similar propuesta por el conservador y católico partido nacionalista Ley y Justicia (PiS por sus siglas en polaco).


miercoles negro polonia se vuelve a manifestar contra la ley antiaborto 1

La clase católica polaca es protagonista en la propuesta de ley. (Foto: AP)


Hoy, en caso de que la ley “Stop Aborto” se consolide, la única esperanza para los colectivos feministas polacos es que se aplique la enmienda de 1993: la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que protege y establece constitucionalmente la decisión de las mujeres relacionadas al tema en dos casos: recurrir al aborto por riesgo de vida de la madre, del bebé o de ambos, o que el embarazo sea resultado de una violación o incesto.

 

De cualquier manera, la mayoría coincide en que Stop Aborto arremete contra sus derechos individuales como mujeres, contra su salud y contra su decisión de maternidad.

 

En Polonia, la principal causa de aborto es la malformación del feto, que según datos del Ministerio de Salud, en 2016 se contabilizaron más de mil operaciones relacionados con la malformación, es decir el 96 % total de los abortos a nivel nacional.

 

Debate en el congreso y en las calles

 

Esta segunda iniciativa propuesta por parte de los conservadores generó un intenso debate en el congreso nacional, la cual fue rechazada por las bancadas progresistas de la izquierda política. Por lo pronto en la primera ronda de votación, los escaños de la oposición centrista y liberal polaca detuvieron las posibilidades del PiS para que la ley pudiera ser aprobada, sin embargo falta una ronda más para determinar el futuro del IVE.

 

Mientras tanto en las calles, los movimientos feministas lograron reunir al menos unas 400 mil firmas a favor del IVE que especifíca que el aborto se puede realizar hasta las 12 semanas de embarazo por razones sociales y psicológicas, al mismo tiempo se propone diseñar un plan de educación sexual en los niveles de educación básicos, así como la facilitación de métodos anticonceptivos a mujeres y hombres.



Las firmas serán entregadas a los principales partidos políticos como el Partido Centrista y el Partido Liberal, para después manifestarse en la sede de la PiS, quien busca la penalización total del aborto.

 

El presidente de la PiS, quien también es conocido por ser un ferviente católico, se comprometió con la comunidad conservadora a introducir la nueva ley para el mes de noviembre y “suprimir el derecho de matar a niños con síndrome de Down”. También dijo que prohibirá el “aborto eugenésico”, por la malformación fetal.

 

¿Cómo frenar un aborto según las polacas?

 

Una mezcla entre pacifismo e indignación es la fórmula que le funcionó a las mujeres polacas en octubre de 2016 para frenar la primera iniciativa antiaborto del PiS. Los diarios polacos la describieron como la marcha de la “intensidad emocional, la energía y el enojo”; vestidas de negro y al grito de “mi útero, mi decisión”, la presión y organización fue tal que la bancada conservadora no tuvo remedio que desertar la propuesta.


miercoles negro polonia se vuelve a manifestar contra la ley antiaborto 2

La huelga femenina auspició el derrumbe de la primera propuesta de ley antiaborto. (Foto: AP)


Sin embargo, la acción más efectiva fue la huelga general femenina, “un día sin mujeres” donde todas se organizaron para enseñar a la sociedad y a los partidos políticos conservadores la importancia de la labor femenina. Nadie de ellas fue a trabajar, no fueron por sus hijos a las escuelas, por lo que representó un caos para el establishment social todo para demostrar lo indispensable que es su labor para sostener al país.

 

Polonia es un ejemplo en las movilizaciones contra políticas antiaborto, que de por sí ya eran mundialmente famosas y más sabiendo la situación que muchas de ellas tienen que sufrir: viajar a países como Reino Unido donde el aborto es legal pero a un precio muy alto.

 

Una huelga general para este 2018 podría funcionar a las polacas para echar atrás para siempre cualquier otra propuesta que vaya en contra de sus decisiones personales, su salud y sus derechos como mujeres.


Podría interesarte:


¿Es viable a nivel nacional la despenalización del aborto en México?

Fernando Castillo Fernando Castillo articulista internacional

COMENTARIOS