PUBLICIDAD

MUNDO

Mexicana condenada a 100 latigazos no irá a la cárcel en Qatar

Paola Schietekat, la mexicana que vivió una pesadilla en Qatar, ganó su caso y no pisará la cárcel tras denunciar abuso sexual.

La Secretaría de Relaciones Exteriores confirmó este domingo que se ha cerrado el caso contra Paola Schietekat, la mexicana que denunció abuso sexual en Qatar, pero, luego de ser traicionada por alguien a quien consideraba su amigo, terminó condenada a 100 latigazos y 7 años de cárcel si pisaba territorio qatarí. Ahora, tras la información de la Cancillería, la situación legal de la mexicana se habría resuelto.

El caso de Paola Schietekat

Tenía el trabajo soñado. Imagina esto: amas el futbol y luego de mucho trabajo y esfuerzo, laboras con el Comité Organizador del Mundial en Qatar. Paola Schietekat, mexicana de nacimiento, no sabía que en Doha, una de las ciudades más seguras del mundo, viviría su peor pesadilla. Todo lo vivido lo plasmó en un artículo lleno de rabia, de impotencia, en el que confirma lo que se teme aceptar desde hace mucho tiempo: el universo parece odiar a las mujeres.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Paola fue abusada sexualmente por alguien a quien consideró su amigo y aún con todo el miedo que representa denunciar -sobre todo en un país que no es el tuyo- lo hizo. De un momento a otro, casi en un pestañear, la mexicana pasó de víctima a victimaria: fue condenada a recibir 100 latigazos y a permanecer siete años en la cárcel por tener una relación extramarital.

¿Cómo sucedió todo?

De acuerdo a la carta que escribió Paola, el 6 de junio del 2021 se encontraba trabajando como economista conductual en el Supreme Committee for Delivery and Legacy, la entidad responsable de organizar el próximo Mundial en Qatar. “Esa noche, un conocido, que consideré amigo, de la comunidad latina en Doha, se metió a mi departamento en la noche, mientras yo dormía”, relató Paola, indicando que la puerta la dejaba sin seguro al considerarse que Doha es una de las ciudades más seguras del mundo y que hay seguridad en la puerta del edificio.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Después de un forcejeo breve, pues su fuerza sobrepasaba la mía, terminé en el piso. Horas después, me salieron moretones en todo el brazo izquierdo, el hombro y la espalda. Mantuve la cabeza fría: le avisé a mi mamá, a un colega del trabajo y documenté todo con fotos, para que mi memoria, en un intento de autoprotección, no minimizara los eventos o borrara por completo parte de ellos. Y denuncié”, describe Paola en esta carta pública.

Cuando era joven, Paola Schietekat sufrió una violación por parte de su novio. Apenas tenía 16 años cuando eso ocurrió y no denunciarlo le dejó tanto aprendizaje que no quería que la historia se repitiera esta vez. Que el agresor se saliera con la suya como lo hizo en su momento su novio, quien años después se casó y se convirtió en padre de una niña. “Denuncié porque no iba a permitir que se repitiera la historia, porque ya no era la niña de 16 años y porque, en un acto de amor propio, me negué a dejar que alguien lastimara así mi cuerpo de nuevo, sin consecuencias”, escribió.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Paola, de denunciante a acusada

Después de conseguir el certificado médico, Paola acudió a la policía en compañía del cónsul de México en Qatar. Con su árabe limitado, logró explicar lo que había pasado. Le dieron tres opciones: exigir orden de alejamiento, no hacer nada o ir a las últimas instancias. Aconsejada por el cónsul, eligió la última opción y firmó la declaración en árabe, dando los datos del agresor. Todo cambió ese mismo día, unas horas después. “A las nueve de la noche, me hablaron por teléfono para acudir urgentemente a la estación de policía”, cuenta ella aclarando que preguntó si era necesario que siendo una mujer recientemente agredida, fuera sola a una estación de policía a esa hora. Al responderle que si no acudía, su denuncia sería descartada, Paola acudió. Cuando llegó, pusieron a su agresor frente a ella para un careo. Después de tres horas de interrogatorio en árabe, le pidieron una prueba de su virginidad. Ahí cambió todo. El agresor había dicho que Paola era su novia.

“En Qatar, tener una relación extramarital se paga con hasta siete años de cárcel, y en algunos casos la sentencia incluye cien latigazos. De un momento a otro, mi denuncia ya no importaba. La policía refirió el caso a la fiscalía pública, único lugar en donde tuve un traductor. Todo se centró alrededor de la relación extramarital, mientras que, bajo mi abaya, la túnica que me recomendaron para parecer una ‘mujer de buena moral’, seguían las marcas, moradas, casi negras. Mi abogada casi no habló. Al final, tuve que entregar mi teléfono, desbloqueado, a las autoridades, si no quería ir presa”, continuó Paola, quien después de haber sido agredida sexualmente, fue condenada a siete años de cárcel y 100 latigazos, en Qatar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La sentencia en su contra

“El Supreme Committee me ayudó a poder salir del país. Mi teléfono ya no importaba. Había grabado testimonios y los envié a Human Rights Watch, que publicarían en caso de que me arrestaran. Nunca había respirado con más alivio que cuando me sellaron el pasaporte. El caso fue referido a la corte criminal, y cuando por fin recibí el expediente, que por supuesto omitía todas las faltas cometidas por las autoridades qataríes, se me helaron las manos, mientras temblaban, al ver que mi agresor fue absuelto del cargo de agresión, porque, a pesar del informe médico ‘no había cámaras que apuntaran directamente la puerta del departamento, así que no había forma de constatar que la agresión sucedió’”, decía Paola en aquella carta.

“Los cargos por tener una relación fuera del matrimonio seguían vigentes, impidiéndome volver a Qatar y forzándome a pagar aún más por representación legal. la solución que me dio mi abogada y el representante legal de mi agresor era relativamente simple: ‘cásate con él’. Para cerrar el caso que el Estado de Qatar abrió en mi contra, sólo debía casarme con mi agresor”, reveló.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La intervención de las autoridades mexicanas y la resolución del caso

Este domingo, a través de un comunicado oficial, la Secretaría de Relaciones Exteriores, confirmó que el procedimiento judicial contra Paola Schietekat concluyó favorablemente. Tras el apoyo de las autoridades mexicanas, asistiendo a Paola cuando el caso se convirtió en un escándalo mundial, el juez determinó dar por concluido el procedimiento penal en Qatar.

El 7 de junio de 2021 una mujer mexicana sufrió una agresión en Qatar por parte de un individuo que ingresó en su vivienda. Tras ser denunciado por la persona mexicana por irrupción en domicilio y agresión, el acusado, procurando atenuar los cargos en su contra, alegó que eran una pareja sentimental, lo que derivó en que las autoridades qataríes iniciaran una investigación por el delito de “convivencia fuera del matrimonio”, una falta grave bajo la legislación local.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La Embajada de México en Qatar ha proporcionado protección consular a la connacional, en el marco de sus facultades, desde el momento en que su familia lo notificó a la Representación. Como parte de las acciones consulares le brindó acompañamiento en el proceso de denuncia y apoyo de interpretación. Asimismo, realizó gestiones para facilitar que la connacional pudiera abandonar territorio qatarí. El 26 de junio de 2021, ella retornó a México, desde donde ha continuado su proceso en libertad.

La connacional ha contado con representación legal y, por instrucciones del canciller Marcelo Ebrard Casaubon a partir de su reunión con ella el 18 de febrero de 2022, el gobierno de México cubrió los honorarios de su abogada para la etapa procesal del juicio y robusteció su defensa con el apoyo de la Consultoría Jurídica de la SRE. El equipo legal a cargo del Consultor Jurídico Alejandro Celorio ha revisado y obtenido una traducción oficial del expediente legal, y mantenido coordinación con la connacional, su abogada, la Embajada de México en Qatar y otras áreas de Cancillería para fortalecer los argumentos jurídicos de la defensa. Se han celebrado audiencias el 14 de febrero y el 6 de marzo de 2022, en las cuales la Corte determinó diferir el caso solicitando la comparecencia personal de la connacional.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En la audiencia del 3 de abril, la abogada de la connacional sometió a la consideración del juez y del procurador fiscal los argumentos legales de defensa. El juez determinó dar por concluido el procedimiento penal. La Embajada de México en Qatar continuará ofreciendo la asistencia y orientación consular que requieran las personas mexicanas que se encuentren en territorio qatarí, conforme a la normatividad aplicable y al derecho internacional. Asimismo, considerando las diferencias culturales y de los ordenamientos jurídicos, trabaja en una estrategia de protección preventiva en coordinación con las áreas sustantivas de la SRE y fortalece sus capacidades de cara al Mundial de Futbol que se jugará en Qatar entre noviembre y diciembre de 2022.

Con información de Lau Almaraz / Foto de portada: Captura especial / Twitter / @paola7kat

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD