OPINIÓN: Los guardianes y la guerra contra la verdad

Samuel PrietoMartes, 11 de diciembre de 2018 12:51

shares
mundo los guardianes y la guerra contra la verdad

La función social del periodismo es muy importante. Su desempeño profundo y profesional es un contrapeso del poder, una forma de denuncia documentada.



La persona del año es nuevamente un grupo. Nueve periodistas a quienes la revista Time llama Los Guardianes porque este año hicieron grandes contribuciones para exponer “la manipulación y el abuso de la verdad”.


los guardianes y la guerra contra la verdad 1

(Foto: Time)


Uno es Jamal Khashoggi, columnista de The Washington Post, asesinado en el consulado de Arabia Saudita, su país de origen, en Estambul, Turquía. 


Khashoggi, quien se había convertido en los últimos años en un férreo crítico del príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, había acudido al consulado el 28 de septiembre para obtener los documentos de su divorcio que le permitieran volver a casarse, pero le dijeron que tendría que regresar e hizo cita para el 2 de octubre. 


El fiscal de Arabia Saudita sostiene que el asesinato sucedió dentro del edificio, por orden de un oficial de inteligencia, pero los funcionarios turcos afirman que tienen pruebas, incluidas las terribles grabaciones de audio, de que el periodista fue ejecutado por un equipo de agentes saudíes, por órdenes provenientes de los niveles más altos. 


Las tensiones diplomáticas están haciendo muy difícil la investigación, lo que es una pésima noticia en favor de la injusticia y la impunidad. Lo único que se sabe del cadáver de Khashoggi es que pudo ser desmembrado y desaparecido.


El príncipe Mohammed bin Salman, conocido popularmente como MbS, es visto como el reformador progresista de Arabia Saudita con sus transformaciones económicas y sociales en un reino conservador, pero no es un secreto que tiene un historial muy siniestro de violaciones a los derechos humanos que incluye el encarcelamiento de activistas y críticos, un aumento vertiginoso de ejecuciones desde su ascenso al poder, y miles de muertes de civiles en Yemen donde lidera una ofensiva bajo el argumento de contener el avance de los hutíes, grupo que señala de estar apoyado militarmente por Irán, la potencia regional chiita a la que considera su enemigo más feroz.


Sí, la suma de circunstancias y hechos cuadra. Jamal Khashoggi murió por su ejercicio periodístico.


los guardianes y la guerra contra la verdad 2

(Foto: Asianews)


En diciembre de 2017, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, periodistas que trabajan para la agencia Reuters fueron detenidos en Myanmar donde trabajaban en una investigación sobre el asesinato de 10 hombres y niños del grupo étnico rohingya. 

 

El gobierno de Myanmar, país predominantemente budista, niega la ciudadanía de esa etnia musulmana, considerándola un grupo de inmigrantes ilegales de Bangladesh. Desde agosto de 2017, unos 700 mil de ellos tuvieron que huir de la provincia de Rakhine tras la destrucción de sus hogares, arriesgándose a la muerte en el mar o a pie. La ONU ha descrito la ofensiva militar contra ellos como un "ejemplo de libro de texto de limpieza étnica".


El 3 de septiembre, después de 39 audiencias, los periodistas Wa Lone y Kyaw Soe Oo fueron declarados culpables de violar la Ley de Secretos Oficiales al recolectar y obtener documentos confidenciales sobre esa masacre, y sentenciados a siete años de prisión. 


Además de un caso ilustrativo de los riesgos de ejercer la libertad de prensa en una nación como Myanmar, también deja claro que aun cuando el gobierno militar terminó oficialmente en 2011, el ejército controla todavía con mano dura los ministerios más importantes y un porcentaje grande de escaños parlamentarios. El autoritarismo ahí está lejos de terminarse.


los guardianes y la guerra contra la verdad 3

(Foto: Reuters)


La periodista Maria Ressa, experta en terrorismo global y directora general del sitio web de noticias Rappler, se ha convertido en un objetivo legal en Filipinas. Su trabajo es conocido ampliamente por la cobertura incisiva y crítica que hace de las políticas y acciones del presidente Rodrigo Duterte, que suelen estar envueltas en mucha polémica, como la guerra brutal que emprendió contra la mafia de las drogas, incluyendo presuntas ejecuciones extrajudiciales que han alarmado a los defensores de los derechos humanos.


El Comité para la Protección de los Periodistas le otorgó a Ressa este año un premio internacional de libertad de prensa y ha dejado en claro que las continuas acusaciones de evasión y fraude fiscal que recibe del gobierno de su país tienen que ver claramente con intentos de sofocar y silenciar a la prensa crítica.


El gobierno de Rodrigo Duterte llegó al poder con un disfraz democrático, utilizando los medios sociales para manipular a la opinión pública. "La tecnología no tiene moral ni valores", dice Maria Ressa, "Y el grupo que realmente descubrió cómo usarla y armarla, son los líderes de estilo autoritario". Ella, en un ejercicio de transparencia y denuncia, decidió entregarse voluntariamente y pagar una fianza para estar fuera de la prisión mientras la investigan y enjuician.


los guardianes y la guerra contra la verdad 4

(Foto: Inquirer.net)


Seguro lo viste en las noticias. Este año, específicamente el 28 de junio, un tipo armado entró a la redacción del periódico Capital Gazette en Annapolis, Maryland, y abrió fuego matando así a 5 personas. Rob Hiaasen, Gerald Fischman, Wendi Winters y John McNamara eran editores y Rebecca Smith era asistente de ventas.


El autor de los homicidios es Jarrod Warren Ramos of Laurel, quien había presentado una demanda por difamación que fue desestimada. En 2011, el periódico publicó una historia basada en acusaciones de que Ramos hostigó a una exnovia, que fue publicada cinco días después de que él se había declarado culpable de acoso criminal. 


El tiroteo en el Capital Gazette se convirtió al jueves 28 de junio en el día más mortal para el periodismo en Estados Unidos después del 11 de septiembre de 2001.


los guardianes y la guerra contra la verdad 5

(Foto: Capital Gazzette)


El periodismo es un oficio de muy alto riesgo en muchos lugares del planeta. Apenas la semana pasada te contaba (https://news.culturacolectiva.com/mexico/periodismo-en-la-cuarta-transformacion-de-amlo/) que en México han sido asesinados 121 periodistas en los 18 años que van de este siglo y el 92 por ciento de todos esos casos continúan en la impunidad más nefasta e indignante.


La función social del periodismo es muy importante. Su desempeño profundo y profesional es un contrapeso del poder, una forma de denuncia documentada y la manera más confiable de mantener bien informada a la gente.


Sigue la conversación con Samuel a través de Twitter: @Samuel_Prieto  





*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.

ETIQUETAS: mundo
REFERENCIAS:
Samuel Prieto Samuel Prieto

COMENTARIOS