PUBLICIDAD

MUNDO

Beijing 2022: ¿por qué los países ya no quieren ser sede de los Juegos Olímpicos?

La historia indica que organizar los Juegos Olímpicos es una pesadilla para varios países en el mundo.

Los Juegos Olímpicos de Invierno están a la vuelta de la esquina. El próximo 4 de febrero, en el Estadio Nacional de Beijing, el famoso “Nido de Pájaro”, China presentará una ceremonia de inauguración que promete ser igual o más espectacular que aquella de los Juegos Olímpicos de Verano en 2008. No obstante, en un detalle que a veces pasa desapercibido, en los últimos años parece que los países organizadores de los Juegos Olímpicos siempre son los mismos. ¿Por qué se está dando este fenómeno? Aquí te lo explicamos.

Los países de siempre

Tras los Juegos Olímpicos de Invierno que se realizarán en China, Asia será por tercera ocasión consecutiva la sede de una justa olímpica (Verano o Invierno): Pyeongchang 2018, Tokio 2020 y Beijing 2022. Además, por primera vez en la historia, una ciudad podrá presumir haber sido la sede de unos Juegos Olímpicos de Verano y de Invierno (Beijing 2008 y Beijing 2022). Lo interesante es que China no estaba proyectada para ser la sede de los Juegos Olímpicos de 2022. Oslo, la capital de Noruega, era la clara favorita para realizar la justa invernal.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Qué fue lo que pasó? El 1 de octubre de 2014, un año antes de la votación final para elegir la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, el parlamento de Noruega votó en contra de aprobar el presupuesto para realizar el evento. Esto, a pesar de que el 55 por ciento de los habitantes de Oslo votaron a favor de organizar los Juegos Olímpicos en un referéndum para determinar cuál era la opinión pública respecto a los Juegos. El miedo de las autoridades fue que, con el paso de los años, los costos se elevarían y Noruega terminaría pagando un monto parecido al que se dio en Sochi 2014 cuando Rusia gastó más de 50 mil millones de dólares (el doble de lo presupuestado).

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los Juegos Olímpicos destruyen economías

Hasta hace no mucho tiempo, la repartición de sedes para organizar los Juegos Olímpicos generalmente seguía el principio de distribución geográfica, es decir, tratar de que cada cuatro años la justa olímpica se realizara en continentes diferentes por rotación. El primer aviso de que este modelo era insostenible fue Atenas 2004. La capital de Grecia, la cuna del olimpismo, se quedó sin los Juegos Olímpicos del centenario (1996), porque Estados Unidos presentó una candidatura económicamente más robusta (Atlanta). La opinión pública explotó contra el Comité Olímpico Internacional por no haber dado a Grecia un evento tan especial.

La compensación para Grecia llegó en 2004 cuando los Juegos Olímpicos volvieron a casa. Tras la justa veraniega en Atenas, y la combinación de otros factores del mercado, la economía de ese país quedó destrozada. 310 mil millones de euros era la deuda nacional y, en ese monto, los Juegos Olímpicos hicieron su parte. Además, en algo que mostró la verdadera cara de los Juegos Olímpicos, las instalaciones que se construyeron para presentar modernidad en Atenas fueron abandonadas a las pocas semanas de que terminara la justa veraniega. Enormes “elefantes blancos” que hoy son muestra del desperdicio de dinero. A partir de ese momento, los países en desarrollo se pusieron en alerta. Los Juegos Olímpicos no eran negocio con todo y el apoyo del Comité Olímpico Internacional. Finalmente, los derechos de transmisión y los patrocinios no los cobra el país organizador sino el Comité Olímpico. ¡No hay manera de soportar eso!

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El futuro de los Juegos Olímpicos

¿Se acuerdan cuando México organizó unos Juegos Olímpicos en 1968? ¿Qué tal las críticas al gobierno de Brasil por el gasto absurdo de dinero en el Mundial 2014 y los Olímpicos de Río 2016? ¿Habrá unos Juegos Olímpicos en África? La respuesta es contundente. No es posible. Si no eres una potencia mundial, o cuentas con un impresionante respaldo económico (Qatar y el Mundial de Futbol), ya resulta inviable que puedas costear unos Juegos Olímpicos. Por ello, en algo que nunca había ocurrido en la historia, el Comité Olímpico Internacional ya repartió las sedes de los siguientes TRES Juegos Olímpicos de Verano: París 2024, Los Ángeles 2028 y Brisbane 2032.

¿Cuál es el común denominador? Potencias mundiales y economías relativamente estables. Francia, Estados Unidos y Australia. ¿Cómo es posible que Estados Unidos reciba unos Juegos Olímpicos apenas 32 años después de Atlanta 1996? ¡Australia es el mismo caso con 32 años de diferencia entre Sydney 2000 y Brisbane 2032! Recibir dos Juegos Olímpicos con menos de 50 años de diferencia era algo imposible durante el siglo pasado. ¿Cuál es el problema? Los gobiernos no quieren gastar su dinero en un evento que les dejará más deudas que beneficios.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Creen que esto es cosa solo del tercer mundo? No. Previo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, 8 de cada 10 japoneses no querían los Juegos Olímpicos por el gasto en el evento y el riesgo en pandemia. Por ello, el COI ha volteado a los mismos de siempre. Rusia, China, Estados Unidos, Australia y algún otro país que decida correr un riesgo que, actualmente, parece innecesario para casi todas las naciones del mundo.

Lee más: No hay nieve para los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Recuerda que con nosotros puedes seguir informado en Telegram.

________________________________________________________________

Foto de portada: Captura especial / Twitter / @Beijing2022

Podría interesarte
Etiquetas:deportesmundo
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD