PUBLICIDAD

MUNDO

Irán provoca indignación mundial tras la muerte del primer manifestante

Luego de la muerte de la joven de 22 años, Mahsa Amini, las protestas se desataron. El gobierno de Irán está condenando a la pena máxima en historias vergonzosas.

Mohsen Shekari, un joven de apenas 23 años, se ha convertido en la primera persona cuya sentencia se ejecuta tras formar parte de las protestas por la muerte de Mahsa Amini. En el caso de Shekari, el gobierno de Irán lo condenó argumentando “odio contra Dios” y decretó su muerte por ahorcamiento. Como era de esperarse, la decisión ha provocado indignación a nivel mundial.

¿Qué está pasando con las protestas en Irán?

De acuerdo a varios expertos y organismos internacionales, la decisión del gobierno de Irán tiene como objetivo atemorizar a los manifestantes para que dejen las calles. Las protestas llevan tres meses sin detenerse en imágenes que no se habían visto durante décadas en Irán. “Claramente esto tiene el propósito de crear temor para el resto de los manifestantes”, dijo el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Volker Türk.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En Irán, Mohsen Shekari, de 23 años, fue el primer detenido en el contexto de las manifestaciones en ser ejecutado, pero otras doce personas han sido condenadas a la pena capital. ”Solo puedo pedir a las autoridades que establezcan una moratoria (de la pena de muerte) y liberen a los detenidos relacionados con las protestas”, comentó Türk. También dijo que más allá de esta situación, Irán debería plantearse la abolición definitiva de la pena de muerte. En los casi tres meses de protestas -iniciadas por la muerte de la joven Mahsa Amini cuando se encontraba detenida acusada de haber roto el código de vestimenta-, han muerto más de 400 personas y al menos hay 15 mil detenidos, según la ONG Iran Human Rights.

¿Qué pasó con Mahsa Amini?

La muerte de Mahsa Amini, que se dio tras ser detenida por la Policía por no llevar bien el velo, ha desatado la polémica a nivel local y mundial contra el gobierno de Irán; lo anterior, a través de protestas, portadas de la prensa reformista dedicadas a la fallecida y peticiones de que se tomen medidas cuanto antes en contra de los responsables. La joven de 22 años murió hace unas semanas como consecuencia del infarto y el coma que sufrió en una comisaría de Teherán, donde estaba detenida por la llamada Policía de la Moral por no llevar bien el velo, prenda obligatoria en ese país asiático. A partir de ese incidente, las protestas se desataron en todo el país.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Por qué el velo es obligatorio en Irán?

El velo es obligatorio en Irán desde la Revolución Islámica liderada en 1979 por el ayatolá Ruholá Jomeiní, quien declaró que sin él las mujeres estaban “desnudas”. La prenda es omnipresente en las calles del país, donde es extremadamente raro ver a una mujer sin la cabeza cubierta, aunque muchas en realidad solo se tapan la parte de atrás de la cabeza, lo mínimo. Las portadas de los principales diarios iraníes mostraron esa división en el país, con la mayoría de los periódicos conservadores con la imagen del líder supremo, Ali Jameneí, en primera plana, mientras que los reformistas la dedicaron a Amini. “La humillante muerte de Amini”, tituló el reformista Etemad, que mostraba su tumba en una fotografía. Este diario recordaba que “el descontento generalizado por las patrullas de la moral no es nuevo” y recopilaba otros casos similares del pasado.

Tras la muerte de Mahsa Amini, el también reformista Armane Emruz pedía en su portada una investigación acerca de las actuaciones de la Policía de la Moral y afirmaba que sus miembros no están formados. El periódico Aftab tituló en portada “Choque en Irán”. La molestia de muchos iraníes comenzó cuando transcendió que Amini se encontraba en coma en el Hospital Kasra de la capital tras sufrir un ataque al corazón en la comisaria donde estaba detenida por la Policía de la moral por no llevar bien el velo. La Policía rechazó cualquier responsabilidad en un comunicado y afirmó que la joven “repentinamente sufrió un problema del corazón”. Además, las autoridades policiales publicaron un vídeo en el que supuestamente se ve a Amini cayéndose al suelo mientras hablaba con un agente en la comisaría. Ante el descontento, el presidente de Irán, Ebrahim Raisí, ordenó una investigación para aclarar lo sucedido. El gobierno del ultraconservador de Raisí ha aumentado en los últimos meses la presión para que las mujeres cumplan con las estrictas reglas de vestimenta, con lo que el número de las temidas camionetas de Policía de la moral son más visibles que antes en las calles, al igual que las detenciones.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Con información de EFE / Foto de portada: Captura especial / Twitter / EFE

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD