Ellas son las hijras, las muxes oaxaqueñas de Asia del Sur

Gustavo PinedaMartes, 16 de enero de 2018 15:09

shares
mundo hijras el tercer genero de la india bangladesh y pakistan

No son hombres ni mujeres, son el tercer sexo de la India, Bangladesh y Pakistán. En el pasado fueron inspiración, después sufrieron una persecución sistemática. Hoy sólo buscan igualdad de derechos


Dentro de la cultura en Asia del Sur existe un grupo de personas que nacieron como varones, pero en realidad tienen una identidad femenina. Propiamente no son transexuales ni travestis, tampoco son el fantasma de su pasado como eunucos de la realeza, ni hermafroditas ni homosexuales. Ellas se consideran transgénero y las llaman hijras, una comunidad controvertida y estigmatizada en la India, Bangladesh y Pakistán.

 

Al igual que la comunidad muxe de Oaxaca, ellas son indígenas asiáticas que no son mujeres de nacimiento, pero se desempeñan en funciones sociales reconocidas y prestigiadas en su sociedad.

 

Las hijras no esconden su rostro masculino entre las telas, al contrario, hoy son reconocidas oficialmente como el “tercer género” de Bangladesh y en su natal India, donde los dioses de la religión hindú hacen apología al respeto al intercambio del género indefinido.


hijras el tercer genero de la india bangladesh y pakistan 1

En Asia del Sur no existe un censo de la población Hijra, pero organizaciones estiman en 5 millones asentadas en tres países. (Foto: Reuters)

 

La palabra “hijra” proviene del hindi-urdu que significa “dejar la tribu”, debido a que muchas de ellas fueron huérfanos o huyeron de sus hogares y sobrevivieron gracias al trabajo sexual.

 

En la religión, veneran a la diosa hindú Bahuchara Mata, la deidad de la castidad y la fertilidad. Cada año asisten a su templo en la ciudad de Becharai en el distrito de Mehsana de Gujarat, al occidente de la India, para rendir tributos a su sacrificio.

 

Según la leyenda, Mata era hija de un guerrero. Se cree que viajó en una caravana cuando un hombre de nombre Bapiya intentó molestarla o violarla, pero Bahuchara se cortó los senos para perder su fertilidad y maldecir a la persona que intentó atacarla. Como penitencia, Bapiya adoró a Mata al vestirse y comportarse como mujer para recuperar su hombría.


hijras el tercer genero de la india bangladesh y pakistan 2

Miles de personas, en su mayoría transexuales, asisten al festival de Koovagam para desfilar junto al santo de Aravan. (Foto: Reuters)

 

Otra de las leyenda cuenta que hace 20 mil años, el soldado Aravan rezó a los dioses al saber que al día siguiente libraría una cruenta batalla donde moriría, pero ofreció su sangre como ofrenda para la victoria, en cada palabra lloró porque ninguna mujer lo desposó.

 

El dios Krishna escuchó su llanto y se transformó en Mohini, una bella doncella para casarse con el soldado. Al día siguiente Aravan falleció. Para conmemorar su sacrificio, las hijras peregrinan cada abril y mayo a la aldea de Koovagam en Tamil Nadu (India) para festejar por quince días su boda con Aravan, donde miles de personas transgénero y travestis desfilan de gala como novias y viudas en un colorido festival.

 

Según documentos históricos, la existencia de las hijras data desde el siglo III antes de Cristo, cuando el imperio mongol dominaba la India. Eran los eunucos reales quienes cuidaban a los herederos del rey, eran respetadas y tenían riquezas al por mayor, con varios terrenos a sus nombres, palacios, templos y servidumbre a su disposición.


hijras el tercer genero de la india bangladesh y pakistan 3

Mujeres hijras lloran mientras rezan en el festival de Koovagam en la India. (Foto: Reuters)

 

Las hijras inspiraron a miles a respetar el tercer sexo hasta la ocupación del Raj Británico en el siglo XIX, cuando la corona británica impuso sus leyes en la India, Pakistán y Bangladesh, entre ellas, el castigo a la homosexualidad.

 

Durante el Raj Británico la población hijra sobrevivió a la persecución sistemática del gobierno, a la marginación y al odio de su pueblo mediante la prostitución.

 

A finales del siglo XX, activistas hijras y organizaciones presionaron para dar reconocimiento oficial al tercer sexo. En la India, el Tribunal Supremo aprobó una reforma en abril del 2014 para dar reconocimiento y apoyo a la comunidad transexual e hijras, mientras que este 2018 los países de Nepal, Pakistán y Bangladesh aceptaron legalmente la existencia del tercer género al dar opciones en documentos oficiales.


hijras el tercer genero de la india bangladesh y pakistan 4

En el festival de Koovagam, miles de mujeres transexuales, travestis y transgénero rinden cánticos a su diosa Bahuchara Mata. (Foto: Reuters)

 

Uno de los casos más recientes se registró este lunes, cuando la Comisión Electoral de Bangladesh reconoció a las hijras como tercer género en sus boletas electorales. Después de cuatro años de batallas legales, ellas podrán emitir su voto en los formularios en la sección de tercer sexo, a un lado de las casillas de masculino y femenino.


hijras el tercer genero de la india bangladesh y pakistan 5

Las hijras pasaron más de 100 años ocultas de las autoridades, ganando dinero de la mendicidad y la prostitución. (Foto: Reuters)

 

Según la organización defensora de derechos humanos, Human Right Watch, la decisión fue votada durante una reunión de la comisión electoral el pasado 27 de diciembre y fue impulsada por Nadira Begum, una candidata trans, tras postularse a las elecciones locales del consejo pero perdió los comicios por las restricciones a las votantes de la comunidad LGBT.

 

Sin embargo, las autoridades electorales enmendaron los reglamentos para incluir una sección de identidad de género en las votaciones. En la actualidad las autoridades de Bangladesh estiman en más de 10 mil las hijras que podrán emitir su voto en las urnas tras reconocer sus derechos, a pesar de la discriminación y violencia que todavía se encuentra latente.


Podría interesarte:


Playboy inicia el año con una modelo transexual en portada

Conoce la primera línea telefónica para evitar suicidios de personas transgénero

El asesino de Paola sigue libre, un caso que recuerda la discriminación contra la comunidad trans en México


Gustavo Pineda Gustavo Pineda Periodista

Muy Guerrerense, Michoacán me adoptó en el 2008, pasé por las llamas del Edomex y llegué al paraíso de la CDMX.

COMENTARIOS