OPINIÓN: Pido una ética del futbol

Enrique G de la GJueves, 5 de julio de 2018 16:32

shares
mundo hay etica en el futbol

El fingimiento de faltas ensombrece el Mundial: ni es deporte ni es rentable en términos de espectáculo. Mal que los jugadores nos hayan acostumbrado a ello.


¿Ética del futbol?

En la nueva serie reality show/documental de Netflix “Churchill’s Secret Agents”, se habla de una cuestión que se le planteó a Churchill en 1941: ¿es ético infiltrar agentes especiales vestidos de civiles para cazar nazis? Instintivamente pensaríamos que en la guerra todo se vale. Pero no: incluso en la guerra hay códigos de ética.


El futbol no es –ni puede ser– excepción.


Porque, admitámoslo, lo más sorprendentemente latoso de este Mundial es la falta de ética por parte de los jugadores. Es tan patético ver a tantos hombres que se pasan la vida poniéndose fuertes para que terminen revolcándose en el pasto con grandes aspavientos cada vez que un contricante se les acerca. Hartan. Desaniman. La cadena de interrupciones aburre, desespera, y ya mejor prendemos el celular para tuitearle nuestra frustración al mundo.


Justicia vs. polémica

Estos días volví a ver dos partidos de 1986 en YouTube (la final de la UEFA Real Madrid vs. Colonia y Argentina vs. Inglaterra en el Mundial). En ninguno de los dos juegos hay futbolistas fingiendo faules. Ese fenómeno debió gestarse entre México 1986 e Italia 1990. Los historiadores del futbol tendrán que investigar cuándo se jodió el futbol, para parafrasear a Mario Vargas Llosa.


En parte, el problema es que nos educaron en una falta de ética futbolística. Y no hemos logrado revocarla porque se petrificó ya en mentalidad.


Cuando los niños de los años ochenta nos quejábamos de que los árbitros marcaran mal y preguntábamos por qué no se acudía al video para hacer justicia, como en el futbol americano, nuestros entrenadores nos decían que, de hacerlo, el futbol perdería la polémica, que era lo que le daba sazón. Nos repetían que la polémica era parte esencial del soccer.


No sé si el argumento haya sido local o típico de aquella época pero sí sé que los comentaristas han hecho negocio de ello. Desde entonces, este tipo de excusas han minado el futbol.


hay etica en el futbol 1

Robben: ¡No era penal! (Foto: Reuters)


No es rentable fingir

Qué mentalidad tan mediocrita preferir prescindir de un disparo a gol para tantear si el árbitro concede un penal; qué poca hombría tirarse al suelo y revolcarse por cualquier rozón con la mano; qué flojera para toda una nación tener que aguantarse las consecuencias del “no era penal” de Robben.


Ahora que el VAR es una realidad, y no una simple demanda de niños, está el recurso tecnológico a la mano para cambiar la cultura del faul fingido, de pedirle al árbitro que otorgue una mano que no era, que conceda un tiro de esquina cuando es saque de meta.


Necesitamos mecanismos para castigarlo, ya sea por parte de la FIFA (tarjeta roja, suspensiones, tiempo fuera), ya sea por parte de los patrocinadores (multas o cancelación de contratos) o del propio equipo (un ejemplo notable son los Rayados, que incluyeron en su Código de Ética el “compromiso de no simular faltas inexistentes” y multan a quien incida).


En el futbol de hoy, tanto fingimiento no es rentable en términos de espectáculo. Tampoco debería serlo en términos financieros.


♦︎ ♦︎ ♦︎


Para leer


Cereal Magazine

número 15, primavera-verano 2018


El número actual de Cereal Magazine trae en portada tres historias de la Ciudad de México: una visita a la Casa de Luis Barragán, un recorrido por las bibliotecas y librerías de viejo y una entrevista con Enrique Olvera.


La visita a la casa de Barragán es una introducción general que el lector mexicano probablemente no necesite. Pero el recorrido literario y la entrevista no tienen desperdicio alguno.


Me sorprendió darme cuenta de que nunca me había detenido a pensar en cuál podría ser la biblioteca más antigua de la ciudad. Por suerte ya me enteré: la Biblioteca Histórica José María Lafragua. ¡Habrá que ir! Y aunque he pasado mil veces frente a la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada, confieso que nunca entré.


hay etica en el futbol 2


La entrevista nos muestra a uno de los mexicanos más orgullosos de su país. Enrique Olvera explica que tenemos los mejores ingredientes, señal de la diversidad de vida que tenemos en México. A lo largo de su carrera, explicó, ha venido a entender que lo más importante no es tanto la presentación sino la calidad de los ingredientes y del proceso de preparación. Lo bueno se cocina despacito, dice, sin prisas.


¡El futbol tiene tanto que aprender de Enrique Olvera!


Podría interesarte:


A desmitificar "Green, Go!", la verdadera historia de la palabra "gringo"

Hey Google, ¡aguas!



ETIQUETAS: futbol deportes Rusia
REFERENCIAS:
Enrique G de la G Enrique G de la G Ghostwriter y editor

Escritor fantasma y columnista cultural. Regio por nacimiento, berlinés por elección. Me muevo en bici y viajo en moto.

COMENTARIOS