Editors' Choices
Política
Mundo
Videos
Qatar

MUNDO

Mujer desaparece cuando iba a dar a luz; reaparece 24 horas después sin su bebé

Por: Lau Almaraz 23 de octubre de 2022

En un caso que ha conmocionado a Perú, las autoridades aseguran que no hay rastros de que la mujer haya estado embarazada.

Una mujer desapareció en Lima, Perú, cuando acudía a un hospital para dar a luz y reapareció este viernes, más de 24 horas después, sin su hija recién nacida, un caso que ha hecho revivir el terror que supone este tipo de delitos para las peruanas, puesto que tan sólo en 2021, cinco mil 904 mujeres fueron reportadas como desaparecidas.

La mujer, identificada como Gabriela Olga Sevilla Torello, de 30 años, salió sola de su casa el miércoles 19 de octubre durante la noche tras comenzar las labores de parto. Según han explicado sus familiares, Sevilla se encontraba sola en su casa del distrito limeño de Surco, cuando rompió fuente y, tras avisar a su esposo y su madre, entre otros familiares, acudió a tomar un taxi en un punto cercano a su casa.

Inicialmente, pidió un vehículo por una aplicación, pero las compañías dedicadas a este servicio descartaron que llegara a completar la solicitud.

Comenzó la búsqueda de Gabriela tras su desaparición

Más tarde, a bordo de un transporte, que se presume era un taxi que tomó en la calle, algo le hizo sospechar del conductor y mandó a sus familiares una foto borrosa en la que se le puede ver mientras este habla por teléfono, pero no se ve su rostro u otros rasgos que permitan reconocerle. Desde ese momento, sus parientes y seres queridos perdieron el contacto con ella y se quedaron esperando en el hospital al que se dirigía y al que nunca llegó.

Durante el jueves, las autoridades lanzaron una alerta y pidieron colaboración ciudadana. “¡Ayúdanos a encontrarla! Gabriela Olga Sevilla Torello desapareció el 19 de octubre del 2022 en Surco a las 7:20 pm tras salir de su casa camino a la clínica luego de iniciar labor de parto. Mide 1.72m”, escribió en sus redes el Ministerio de la Mujer. De inmediato, la foto de Sevilla inundó las redes sociales y circuló a través de los chats de Whatsapp, acompañada de mensajes de alerta y precaución.

Se busca a Martina... O no...

El viernes pasado, la ministra de la Mujer, Claudia Dávila, acudió a Twitter para confirmar que Gabriela apareció la madrugada de este viernes, pero que ahora buscan a su hija recién nacida, Martina, de quien se sospecha que haya sido víctima de una red de trata de personas. “Hemos activado los protocolos con Migraciones para impedir la salida de cualquier bebé sin ser plenamente identificado. Tenemos que encontrar a la hija de Gabriela”, destacó la ministra al añadir la etiqueta “#DóndeEstaMartina”. La ministra declaró en la emisora local Exitosa que Sevilla apareció “con signos de haber sido golpeada”.

“Gracias a Dios ha aparecido, pero todavía la tarea no es completa porque ha aparecido sin su bebé. Ahora tenemos que enfocar todos nuestros esfuerzos en Martina por encontrar a la bebé, que esté sana y que regrese junto a su madre”, agregó.

La Fiscalía dice que Sevilla no habría estado embarazada

El caso de Gabriela Sevilla desata versiones contradictorias por parte de las autoridades del país, que siguen investigando la situación. Mientras la ministra de la Mujer, Claudia Dávila, aseguró que se seguía la búsqueda de la presunta recién nacida, quien sospechaba que había sido víctima de una red de trata de personas, el ministro del Interior, Willy Huerta, dijo que el reporte médico determinó que Sevilla no estaba embarazada.

La afirmación de Huerta fue posteriormente confirmada por el Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público, que concluyó que la joven “no presenta signos clínicos de gestación, parto reciente ni antiguo, aunque sí muestra lesiones traumáticas corporales recientes”. Incluso el Poder Judicial emitió un pronunciamiento por redes informando de que el fingimiento del embarazo o el parto es un delito que contempla una “pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de cinco años”. Sevilla, por su lado, reafirmó a la prensa local que sí estaba embarazada y que “tiene registros de los latidos” de su hija.

Más allá de ese vaivén de declaraciones, el caso de la joven ha encendido relatos de mujeres que expresaron en las redes el terror de vivir en un país que solo en 2021 reportó más de cinco mil 900 mujeres desaparecidas. De ellas, dos mil 7 eran adultas y tres mil 897, niñas y adolescentes. Esto supone un promedio de 16 mujeres por día y, muchas, nunca reaparecieron. En los primeros siete meses de 2022, Perú reportó tres mil 36 notas de alerta por este delito. Fueron, en total, seis mil 788 denuncias registradas en los primeros seis meses de este año, de las cuales se ubicaron tres mil 203, es decir, un 47 por ciento, según datos de la Defensoría del Pueblo.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: