Estafadores de basura: se hacen millonarios con el PET

Cultura ColectivaViernes, 6 de abril de 2018 13:50

shares
mundo estafadores de basura se hacen millonarios con pet

No reciclaron mucho, encontraron la manera de pervertir el sistema de pago y cobraron hasta 1.2 millones de euros; en México también hay máquinas de reciclaje


La cultura del reciclaje en Alemania es fuerte. Pero como en muchos lugares del mundo, no todo lo bueno es bien usado y reciclar botellas se convirtió en una manera de estafa para un hombre que pudo obtener 1.2 millones de libras cometiendo fraudes a las máquinas que devuelven los depósitos de botellas y latas.


Este sistema de depósito y recogida entró en vigor en el país desde 2003, y se planea que este año Inglaterra también lo adapte, por eso las revisiones minuciosas a su funcionamiento. Por cada botella de plástico depositada en las máquinas, se devuelven 25 centavos, por lo que el monto de la devolución que reclamó el hombre de 27 años, de quien no se ha revelado su nombre, pareció irregular al sistema al que se le debió devolver un total de 4.8 millones de botellas para poder obtener el millón de euros, según el diario The Guardian.


Ahora, el hombre enfrenta dos cargos de fraude en la corte de Bochum, aunque su abogado afirma que lo que sucedió fue que su cliente fue usado por un pariente lejano, quien le pidió hiciera movimientos en las máquinas sin avisarle que estaban manipuladas.


estafadores de basura se hacen millonarios con pet 1


Los pagos de retorno se hacen a través de máquinas que escanean botellas y después entregan cupones para cobrar en mostrador. Esta recolección se divide en dos, las botellas reutilizables que se trituran dentro de la máquina y las que se envían directo al fabricante, por lo que aunque la botella no se haya usado o comprado, la compensación a quien la lleve debe darse.


Los encargados de la limpieza de depósitos notaron irregularidades desde 2016, pero hasta ahora se detectó un patrón irregular criminal.


En México, el canjeo de pet por dinero o beneficios es relativamente nuevo y apenas, por lo menos en la Ciudad de México, hay unas 18 máquinas llamadas Biobox que cambian envases de PET y aluminio por puntos para usar el transporte público. La mayoría están instaladas en lugares públicos como Parque México, Parque España, Avenida Álvaro Obregón y Jalapa, en la colonia Roma y en algunos lugares privados como los Sports World.


Cada máquina puede recibir hasta 400 botellas para llenarse y da 10 centavos por envase. Se supone que el próximo 15 de abril comiencen a funcionar junto con una app. Si todo funciona bien, se espera que el gobierno de la ciudad reciba 656 mil pesos por la renta del espacio público a la empresa instaladora de máquinas el primer año.


Podría interesarte:


Los errores más frecuentes que estás cometiendo al reciclar

Las cinco formas más efectivas para deshacerte del plástico doméstico

Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS