Esclavas sexuales de ISIS, ¿sus historias sirven para que sus violadores reciban castigo?

Lau AlmarazLunes, 15 de enero de 2018 16:54

shares
mundo esclavas sexuales de isis cuentan sus historias

Ellas esperan que su testimonio baste para que algún día el Estado Islámico pague por sus crímenes


¿Podrá la historia ser capaz de frenar la violencia sexual como arma de guerra? Nadia Murad cree que sí. Tiene esperanza, es un sentimiento que no permite que salga de su cuerpo cada que despierta. Su rostro de 19 años refleja dolor, impotencia, pero también fuerza, algo que la impulsa a contar su historia al mundo.


Nadia fue secuestrada por el Estado Islámico. La violaron en repetidas ocasiones y la golpearon hasta hacerla perder la conciencia. Logró escapar de sus captores, aunque no sabe si eso la pone contenta o lo lamenta. En lo que lo descubre, quiere contar su historia. Quiere que el mundo sepa cómo es que la vendieron y la convirtieron en esclava sexual. Porque no quiere que ninguna otra mujer pase por eso.


Sabe que lo que le sucedió ya no es posible borrarlo, pero quiere ser la última en vivirlo y ahora espera que su testimonio sirva para que, cuando capturen a sus agresores, haya suficientes pruebas de la tortura que cientos de mujeres yazidíes viven en manos del ISIS y finalmente paguen en el Tribunal de La Haya.

 

esclavas sexuales de isis cuentan sus historias 1

 Nadia ha contado su historia para que algún día sirva como testimonio en contra de ISIS. (Foto: SBS)


A Nadia la vendían como si fuera mercancía. Una especie de taller mecánico en la carretera de Kocho, su aldea ubicada al norte de Irak, servía para que ella, junto con otras mujeres, fueran vendidas y maltratadas. A su madre, junto a sus hermanos, los asesinaron. Los creían adoradores del diablo. Ese era el argumento de ISIS para secuestrarlos.


«Nos persiguen por nuestra religión. No se arrepienten de lo que nos hacen. Para ellos somos infieles porque no somos una religión del libro», relata Nadia al diario El País. Desde un hotel en Berlín, lugar en el que encontró lugar como refugiada, narra cómo es que quiere que su historia sirva como testimonio para que, si algún día acaban con el Estado Islámico, puedan castigar a sus captores.


esclavas sexuales de isis cuentan sus historias 2

 Miles de mujeres son secuestradas por el Estado Islámico para ser vendidas como esclavas sexuales. (Foto: El Confidencial)


Pero, ¿qué tanto servirá que personas con el valor de Nadia, cuenten su historia al mundo? Ella es perseguida y vive pensando que en cualquier momento alguien tocará a su puerta y la asesinará tras una intensa búsqueda.


Hay otras mujeres yazídies que fueron secuestradas en Irak por ISIS y, después de haber escapado, tomaron las armas e hicieron catarsis dentro de su propio sufrimiento, se vistieron como militares y lucharon por vengarse lo más pronto posible de quienes las secuestraron.


«Tomar las armas me ha ayudado a evacuar algunas angustias», dijo Heza, una mujer que fue secuestrada y vendida como esclava sexual por el EI en la ciudad siria de Raqqa. «Mi corazón seguirá lleno de venganza hasta que no hayan sido todas liberadas». Ellas, de una manera distinta a la de Nadia, buscan hacerse justicia cuando, a ojos de las autoridades, no hay forma de detener las atrocidades protagonizadas por el Estado Islámico.

 

esclavas sexuales de isis cuentan sus historias 3

 Las mujeres son vendidas sin reparo alguno por integrantes de ISIS. (Foto: Netzfrauen)


«Las yazídies vivíamos entre civiles que no ayudaron. Una minoría trató pero si los iraquíes hubieran querido, podrían haber ayudado a muchas mujeres a escapar», aseguró Nadia. «Si los pueblos vecinos no se hubieran sumado al ISIS, nuestro destino habría sido muy diferente».


La incógnita se resolverá en el momento en que se capture a los líderes del Estado Islámico. En ese instante se sabrá si los testimonios de mujeres que fueron usadas como esclavas sexuales, como Nadia o Heza, servirán para castigar a sus violadores o si sólo será parte de un archivo histórico que nunca será utilizado.


Podría interesarte:


La red secreta que se encarga de rescatar a las mujeres que el Estado Islámico secuestra

Acoso sexual en el gobierno mexicano: impune y a la alza


Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS