¿En verdad está extinto el oso cavernario?

Sam AlvaradoMartes, 28 de agosto de 2018 17:14

shares
mundo encuentran adn de oso cavernario en otra especie

El oso cavernario desapareció hace aproximadamente 25 mil años, pero el hallazgo de su ADN en otra especie cambia la manera de ver la evolución.


¿Es cierto que el oso cavernario se encuentra totalmente extinto? Bueno, la naturaleza tiene caminos misteriosos y un grupo de investigadores encontraron que los osos pardos en la actualidad tienen entre un 0.9 y 2.4 por ciento de ADN de los cavernarios, aquellos mamíferos enormes y peludos que se extinguieron hace aproximadamente unos 25 mil años.


Eso quiere decir que los dos tipos de osos se dieron unos besos, vaya.


Las conclusiones se publicaron en la revista Nature Ecology & Evolution en una investigación liderada por la Universidad de Potsdam, en Alemania, con la que descubrieron que los osos se pudieron haber cruzado en el Pleistoceno.


encuentran adn de oso cavernario en otra especie 1

El oso cavernario vivió durante el Pleistoceno sobre todo en Europa. (Foto: Wiki Prehistórico)


¿Cómo se dieron cuenta?

Porque analizaron la secuencia genética de los restos fósiles de cuatro ositos cavernarios (Ursus spelaeus) que vivieron hace 71 mil y 34 mil años. Las muestras fueron halladas en España, los Alpes en Austria y en una cueva en Armenia, dijo la experta Aurora Grandal-d'Anglade.


Según ella los cavernarios se extinguieron por los cambios climáticos de las edades de hielo y por la expansión de los humanos modernos, que los mataban y competían contra ellos por alimento y refugio porque matando animales desde tiempo ancestrales challenge.


Los osos viven

Después de analizar los restos de los osos, los compararon con información del genoma de osos pardos (Ursus arctos) antiguos y modernos, además de osos negros americanos y asiáticos, osos de anteojos, pandas y osos polares, o sea toda una familia de osos, pues.



Así fue como se dieron cuenta de que los ocho genomas secuenciados de oso pardo incluyen una contribución de ADN de oso de las cavernas (entre el 0.9 y el 2.4 por ciento) y que los osos cavernarios también albergaban ADN de oso parto, pero en proporciones significativamente más pequeñas: 0.5 y 1 por ciento.


Aurora explica que este trabajo puede ser clave para estudiar la manera en la que se relacionaban las especies a lo largo del tiempo y cómo se vieron influenciadas por el cambio climático, también muestra que aunque la extinción sea considerada algo absoluto, hay fragmentos de la reserva energética de especies extinguidas que pueden sobrevivir después de decenas de miles de años en los genomas de otras especies. ¿Te imaginas en el caso de los seres humanos?


Podría interesarte:

(FOTOS) El calamar gigante que apareció en la playa de Nueva Zelanda

Mueren decenas de tortugas en peligro de extinción por fiesta de “mirreyes”

Sam Alvarado Sam Alvarado

COMENTARIOS