Dueño de pizzería corre a un par de jóvenes solo por ser homosexuales

Miguel FernándezLunes, 27 de septiembre de 2021 12:44

shares
mundo

Como respuesta, la comunidad LGBT se unió para realizar una protesta bailando con banderas arcoíris en el establecimiento.


Una pizzería de Caracas está en el centro de la polémica, luego de que su dueño corriera a una pareja de homosexuales porque le daba "asco" atenderlos. El local llamado “Vera Pizza” se encuentra en La Castellana dentro del municipio de Chacao. Los dos jóvenes entraron a la pizzería para pedir algo de comer y, mientras esperaban, se pusieron a bailar en el lugar que también es karaoke. Al verlos, el dueño del lugar los corrió. ¿Cuál fue su argumento? Se reservaba el derecho de admisión, ya que él no toleraba que su familia estuviera cerca de una pareja de homosexuales. Al resto de parejas que bailaban, el dueño no les dijo nada.


Lee más: Luto en la comunidad LGBT, encuentran muerto al youtuber, Milo Ibáñez

 

Un episodio indignante

 

Cuando los visitantes que estaban en la pizzería y se dieron cuenta de lo ocurrido, varios se acercaron para cuestionar al dueño del lugar. La respuesta fue increíble: “Si yo vengo con mi familia y veo a esa gente, me daría asco. En este restaurante nosotros ponemos las leyes y sí, me dan asco”. A pesar de que Chacao tiene una legislación vigente en la cual no se puede discriminar a nadie en un espacio público, la policía del lugar no hizo nada en un primer momento contra el dueño. De hecho, varios meseros del lugar se acercaron con la pareja para ofrecerles una disculpa, pero, las autoridades no quisieron meterse en problemas.


 1

Foto: Captura especial


Llegó la sanción

 

Cuando la noticia salió en todos los medios de comunicación en Venezuela, la presión alcanzó a las autoridades de Chacao y, finalmente, tomaron cartas en el asunto. “En Chacao somos garantes de los derechos humanos que cada ciudadano tiene como individuo y dentro de la sociedad, en nuestra labor diaria nos enfocamos en promover estos valores. Por ello, basándonos en la ordenanza municipal de no discriminación, en su artículos 25 y 26 publicada en el 2016, hemos amonestado con 720 horas de trabajo comunitario a los directivos de un local comercial que hace vida en nuestro municipio. Esto, luego de una situación surgida con unos comensales. Nuestro objetivo con este llamado de atención es educar, así como resaltar la igualdad, el respeto y la inclusión”, manifestó la alcaldía de Chacao en un comunicado oficial.


Comunidad LGBT protestó en la pizzería


Activistas, defensores de Derechos Humanos y miembros de la comunidad LGBT protestaron durante el fin de semana contra el episodio vivido por la pareja de homosexuales en la pizzería de Caracas. La manifestación salió desde una plaza de la capital venezolana y después se dirigió al lugar de los hechos. Sin importarles la presencia del dueño, los manifestantes, entraron a la pizzería y se pusieron a bailar ondeando banderas arcoíris para representar a la comunidad LGBT. Tras la sanción recibida, el dueño no impidió la protesta en su local.


La amonestación para la pizzería se basó en la ordenanza aprobada por las autoridades de Chacao, el 9 de agosto de 2016, cuyo objetivo es promover la igualdad y "prevenir, sancionar y eliminar todas las formas de discriminación en cualquiera de sus manifestaciones". Además, durante toda la jornada, usuarios de redes sociales criticaron los hechos, llegando a posicionar la etiqueta #VeraPizza como cuarta tendencia de Twitter en Venezuela.


 2

Foto: EFE


Ante la repercusión que tuvo el suceso, la empresa publicó en redes un comunicado en el que ofreció disculpas y trató de justificar que pretenden mantener en el local "un ambiente grato y familiar" y que "siempre han sido una empresa inclusiva" con clientes y trabajadores, una afirmación que no corresponde con lo sucedido. Horas más tarde, al conocer que la comunidad LGBT había convocado a una protesta, un encargado del establecimiento solicitó reunirse con miembros del grupo para "dialogar", pero, en la conversación, se limitó a repetir el contenido del comunicado. En el momento en que se desarrollaba ese diálogo, los activistas llegaron al local de manera pacífica y entraron para finalizar su reclamo con los bailes y abrazos que el día anterior se les habían prohibido.


Durante la protesta, Danny Toro, uno de los jóvenes expulsados, se dirigió a los trabajadores y al encargado del local para manifestar el rechazo a "un hecho de discriminación contra la comunidad LGBT" que "no le hace bien al país". "Porque no nos podemos quedar callados, porque eventos como éste no pueden quedarse como algo más que pasó, es por lo que nosotros decidimos venir acá en tono de protesta, de reivindicación, para buscar que actos de este tipo no vuelvan a pasar", dijo Toro dentro del establecimiento.


El gerente respondió que en el local siempre han recibido "personas de todo tipo" y las han respetado, pese a que, la noche del viernes, eso no fue así. "VeraPizza siempre va a estar abierto para todos", dijo, mientras se disculpó públicamente con los asistentes a la convocatoria hecha por organizaciones defensoras de Derechos Humanos como Caleidoscopio Humano, País Narrado, Movimiento Somos y Unión Afirmativa. Por su parte, la defensora de Derechos Humanos, Susana Rafalli, acompañó la protesta en solidaridad con los agraviados y aseguró estar presente como parte de un movimiento social "porque lo que se hace en denuncia de una discriminación se hace en denuncia de todas". "Venezuela es un país extremadamente dividido, extremadamente herido por la exclusión y no podemos sumar a eso", dijo Rafalli, quien celebró que se construyera un espacio para "reparar esto y para volver a comenzar como se acordó".


Lee más: Amor con sabor a chocolate, Suiza aprueba el matrimonio igualitario


Recuerda que con nosotros puedes seguir informado en Telegram.

________________________________________________________________

Foto de portada: EFE

Con información de EFE

ETIQUETAS: lgbtq mundo
REFERENCIAS:
Miguel Fernández Miguel Fernández Editor News

COMENTARIOS