El día que a mamá le diagnosticaron Parkinson

Lau AlmarazMiércoles, 11 de abril de 2018 11:27

shares
mundo dia mundial del parkinson

En CC News te decimos, desde una perspectiva personal, cómo cuidar a quienes padecen esta enfermedad


Cuando diagnosticaron a mi mamá, hace ya nueve años, no sabía a lo que me enfrentaría. Recuerdo que llegué a casa y mi papá me recibió con una noticia helada: «tu mamá está dormida, no la vayas a despertar. Nos dijeron que tiene Parkinson».


dia mundial del parkinson 1

Sentirse apoyados por la familia es el primer paso para afrontar el Parkinson. (Foto: Laura Almaraz)


No se me va a olvidar. Subí las escaleras rumbo a mi recámara. Lo único que me venía a la cabeza era Muhammad Ali, uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos. Él tenía Parkinson también. Después de ir a mi recámara, saqué mi computadora y el Internet inundó mi cabeza de mucha información. Síntomas, edad de diagnóstico, medicamento para combatirlo, hay o no hay cura. Yo no sabía nada. Mucho menos cómo cuidar a partir de ese día a mamá.


Después de nueve años, tengo una idea de cómo es que se debe cuidar a un paciente con Parkinson y como parte del equipo de CC News, les comparto lo que con base en mi experiencia necesitamos saber como cuidadores, en el marco del Día Mundial del Parkinson.


dia mundial del parkinson 2

La silla de ruedas ayuda demasiado cuando el Parkinson está más avanzado. (Foto: Laura Almaraz)


Lo primero que debemos hacer es ponernos en sus zapatos, aplicar mucho la empatía. La marcha lenta y el descenso del nivel de la voz son parte de los síntomas del Parkinson. Cuando camino con mamá, por ejemplo, intento no jalarla ni llevarla a mi paso. Se ayuda con un bastón, con la andadera, cuando ya no puede caminar, usamos la silla de ruedas.


Un consejo que nos dieron unos amigos es que cuando la marcha se trabe, pongamos un pie delante de ellos para que puedan retomar la caminata después de tomar su medicamento. Tampoco le grito para que me repita las cosas, lo que hago es acercarme a ella para saber lo que necesita sin hacerla sentir mal porque no la escucho.


dia mundial del parkinson 3

A mamá, después de ser diagnosticada con Parkinson, le gusta mucho salir a caminar y pasear a un ritmo tranquilo.

(Foto: Laura Almaraz)


Una de las cosas que más padecen las personas con Parkinson es la depresión. En muchas ocasiones la subestimamos o la tratamos como algo normal, pero no lo es. Pueden aparecer pensamientos suicidas y lo que requieren es algo muy fácil: que los escuchen. Es lo único que piden. Alguien que se siente con ellos y les dé un poco de atención alejados de los gadgets, de la televisión, de todo. Atención, es algo que no nos cuesta trabajo dar.


dia mundial del parkinson 4

Animarlos en las competencias para hacerlos sentir útiles beneficia mucho al paciente con Parkinson.

(Foto: Laura Almaraz)


Cuando se diagnostica a un paciente con Parkinson, sus extremidades, además de presentar ese característico temblor incontrolable por la falta de dopamina, también presentan rigidez. Lo que yo hago con mamá es sobarle tanto muslos como brazos y manos. Debemos hacerlo lo más lento posible para no lastimar los huesos, pues estos también se van debilitando conforme avanza la enfermedad.


dia mundial del parkinson 5

Actividades como la pintura, las caminatas o armar rompecabezas ayudan a su cerebro. (Foto: Laura Almaraz)


Para tratar de generar dopamina en el cerebro nos recomendaban armar rompecabezas o resolver crucigramas o sopas de letras. Además de eso, realizar alguna actividad física también es importante. La Asociación Mexicana de Parkinson (AMPAC) tiene diversas actividades como yoga, carreras de pasos lentos y meditación para que los pacientes puedan tener una mejor calidad de vida.


dia mundial del parkinson 6

Lo importante es no ponerles límites ni creerlos incapaces de hacer algo. (Foto: Laura Almaraz)


Vivir con alguien que padece Parkinson no es fácil, he de decírselos, pero padecer la enfermedad seguro es todavía más complicado. Nosotros nos podemos mover, le dictamos a nuestro cuerpo qué hacer, hacia dónde moverse, no dependemos de nadie. Un paciente con Parkinson sí.


Empatía y paciencia son dos características fundamentales que debemos tener no sólo como cuidadores, sino también como personas que queremos ser conscientes ante una enfermedad que aqueja a millones de mexicanos y cada vez más jóvenes.


Este Día Mundial del Parkinson hagamos conciencia que un paciente con esta enfermedad lo podemos encontrar en cualquier parte, en nuestro camino al trabajo, en el transporte público, cruzando un semáforo. Seamos más empáticos, ayudémosles a cruzar la calle, a caminar. Como cuidadores, hay que hacerlos sentir útiles, queridos. Al final del día, a veces lo que más necesitan es sentir que son visibles para quienes más los amamos.


Podría interesarte:


El Parkinson, una enfermedad silenciosa para la juventud mexicana

Neurólogo mexicano logra reprogramar cerebros para detener efectos del Alzheimer y el Parkinson

ETIQUETAS: salud Salud mental Enfermedad editors choice
REFERENCIAS:
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS