Conoce a 'Las Garras', mujeres que extorsionaban a través del sexting

Cultura ColectivaDomingo, 6 de junio de 2021 20:49

shares
mundo

Gracias a invitaciones para hacer videollamadas, las famosas capturas de pantalla eran el pretexto ideal para sacarle el dinero a los clientes.


¡Mucho cuidado con el celular! En Colombia, un juez de control envió a la cárcel a “Las Garras”, un grupo de tres mujeres que realizaban robos y extorsiones a través de la modalidad del sexting. De acuerdo a reportes de la Fiscalía General de aquel país, se trata de dos mujeres trans y una mujer quienes se identificaron como Priscila, Yuberlis y Diana.

 1


¿Cómo operaban Las Garras?

Las implicadas contactaban a sus clientes a través de videollamadas y, durante las mismas, realizaban capturas de pantalla para después amenazarlos con las fotografías. Si no pagaban, sus rostros serían conocidos en las redes sociales. El monto que pedían era de al menos 500 mil pesos colombianos (aproximadamente unos 3 mil pesos mexicanos).


Cuando la interacción aumentaba y optaban por encuentros presenciales, “Las Garras” despojaban de sus pertenencias a los clientes al momento de llegar a la cita en cuestión. Además, el grado de poder de estas tres mujeres era tal, que amenazaban a otras trabajadoras sexuales de Santa Marta y les cobraban “derecho de piso” para poder laborar en la zona. 

 2


¿Qué cargos enfrentan?

Considerando el amplio historial de “Las Garras”, la Fiscalía imputó a las procesadas por delitos como “acuerdos para delinquir”, “robo calificado y agravado” y “extorsión grave”. Todas se declararon inocentes de los cargos. 


De acuerdo a la legislación colombiana, estas mujeres también podrían enfrentar hasta 12 años en prisión por publicar contenido sexual sin consentimiento de las partes involucradas. De acuerdo a cifras oficiales, por distintos motivos, solo 1 de cada 10 personas denuncian este tipo de extorsión ante la policía. 

 3


¿De qué se trata el famoso sexting?

La definición de sexting se refiere al envío de contenido erótico o pornográfico a través del celular. En el caso específico de “Las Garras” en Colombia, el material explícito que fue compartido en múltiples videollamadas pactadas con los clientes. Aunque al principio la definición se limitaba sólo a mensaje de texto, con el paso del tiempo se ha incluido el compartir fotos y videos. 


En este tipo de interacciones, resulta muy importante tomar en consideración la voluntariedad para participar en el sexting, el tipo de dispositivos tecnológicos que se utilizan y la edad de los involucrados. Ante la falta de privacidad, y muchos vacíos legales, el exceso de confianza termina costando caro en casos como el ocurrido en Colombia. 


ETIQUETAS: mundo
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS