PUBLICIDAD

MUNDO

Damien Echols, la verdadera historia del joven que inspiró el personaje de Eddie en Stranger Things 4

El líder del Club del Fuego Infernal de la temporada 4 de ‘Stranger Things’ está inspirado en un crimen real, descubre la verdadera historia que inspiró este personaje.

El estreno de la cuarta temporada de ‘Stranger Things’ trajo consigo nuevos personajes que contribuyeron a desarrollar el misterio que rodea a Hawkins. Uno de ellos y quizá el más importante es el de Eddie Munson, el líder del Club del Fuego Infernal que se convierte en el principal sospechoso de la muerte de la animadora Chrissy Cunningham, pero ¿sabías que este personaje está basado en una historia real?

Así como lo lees, el personaje de Eddie, el metalero que conocemos como el maestro de las mazmorras y que es etiquetado como ‘bicho raro’ por su estilo y el tipo de pasatiempos que le gustan, está inspirado en la vida de Damien Echols, un joven acusado de satanismo que enfrentó la pena máxima por el asesinato de tres niños.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Quién es Damien Echols?

Michael Wayne Hutchison nació el 11 de diciembre de 1974. Su infancia se vio marcada por dificultades económicas, numerosas mudanzas y problemas familiares.

Así fue hasta que Wayne a los 13 años se mudó junto a su madre a West Memphis, Arkansas, al norte de Estados Unidos, donde la mujer se volvió a casar. Las cosas parecieron tranquilizarse al interior de la complicada vida del joven, quien incluso cambió su apellido por el de su padrastro, Jack Echols.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que Damien comenzará nuevamente a tener conductas problemáticas, dejó de estudiar y comenzó a robar comercios locales, lo que provocó que varias veces fuera arrestado por la policía local.

Su rebeldía era tal, que incluso fue internado en una institución mental tras ser diagnosticado con ‘delirios de grandeza y persecución’, alucinaciones auditivas y visuales, procesos de pensamiento desordenados y cambios de humor crónicos e incapacitantes’.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Aunque realmente se desconoce si el diagnóstico era real, su historial de mala conducta, su extraño look y sus gustos diferentes a los chicos de su edad, lo llevaron a ser señalado por toda la comunidad cuando la policía de Memphis reportó la desaparición y asesinato de tres niños de ocho años.

‘Los Tres de West Memphis’

El 5 de mayo de 1993, tres niños de 8 años fueron reportados como desaparecidos en West Memphis, Arkansas. Un día después, los cuerpos de Steven Branch, Michael Moore y Christopher Byers fueron encontrados cerca del bosque, atados, desnudos y arrojados a un arroyo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Según los registros oficiales, señalaron que Byers murió de múltiples heridas. Su cuerpo presentó graves laceraciones y sus órganos sexuales fueron mutilados en un intento por castrarlo. Por su parte, las autoridades determinaron que Moore y Branch murieron ahogados.

Debido a que el análisis médico no encontró evidencias de abuso sexual, la investigación se volcó por completo bajo la sospecha de que los niños habían sido asesinados para realizar un rito satánico.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin ninguna prueba, las sospechas recayeron sobre Damien Echols y sus amigos Jason Baldwin y Jessie Misskelley Jr. Los tres fueron acusados de haber asesinado a los niños para ofrecerlos a Satanás.

Aunque en un principio, los tres negaron las acusaciones, desafortunadamente sus extrañas respuestas en los interrogatorios los llevaron a ser arrestados y enjuiciados.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El juicio contra ‘Los Tres de West Memphis’

Sin muestras de ADN, cortadas fiables y pruebas que los relacionarán con la muerte de los tres niños, Demien y sus dos amigos, apodados como ‘Los Tres de West Memphis’ fueron llevados a la Suprema Corte de Arkansas para ser juzgados en 1994.

Durante el juicio en su contra, el testimonio de una persona llamada Vicki Hutcheson, quien aseguró haber escuchado a Echols confesar el homicidio de los menores, llevó a Damien a ser señalado como el autor del triple asesinato.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Y aunque los jóvenes negaron formar parte de un culto satánico y haber asesinado a los niños, el jurado deliberó en su contra y Damien recibió la pena de muerte, mientras que Jessie y Jason fueron condenados a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Una pena que nunca se cumplió

Desde que se dictó su sentencia, sus defensas intentaron replantear el juicio señalando los errores que había cometido el Departamento de la Policía de Memphis por desgracia la investigación continuó durante varios años.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Tuvo que pasar casi una década, a principios de los años 2000, cuando las evidencias comenzaron a jugar del lado de los acusados. Primero en 2003, Vicki Hutcheson se retractó de sus declaraciones dijo que estas habían sido falsas y que fueron dictadas por la policía ‘palabra por palabra’.

Cuatro años después, en 2007, los investigadores encontraron que el ADN encontrado en las evidencias no correspondía a ninguno de los tres inculpados, pero no fue sino hasta 2008 que llegó la prueba más grande de corrupción cuando uno de los jurados del juicio dijo haber hablado con un abogado que lo convenció de que Echols y Baldwin habían sido culpables del asesinato de los niños.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

17 años después fueron liberados

Las nuevas evidencias y la llegada de un nuevo juez permitió que las sentencias de los ‘Tres de West Memphis’ pudieran ser reevaluadas. Finalmente, después de 17 años y con toda la información a su favor, Echols, Baldwin y Misskelley fueron liberados, el 19 de agosto de 2011.

Para ese entonces el caso ya se conocía en Estados Unidos y cientos de personas, incluidos los padres de las víctimas, así como personalidades como Eddie Vedder y Johnny Depp, apoyaron su lucha judicial. Semanas después de que el trío fue liberado, el gobernador Mike Beebe les ofreció el perdón absoluto.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Qué pasó con Damien Echols?

Tras su liberación, Damien ahora es escritor y vive en Nueva York. Durante su estancia en el corredor de la muerte, escribió varias autobiografías, incluida una memoria sobre su tiempo en prisión. También ha publicado libros espirituales y una colección de cartas de amor que envió y recibió de su esposa, Lorri Davis, a quien conoció mientras estaba en prisión.

Ha aparecido en varios libros, documentales y podcasts sobre sus obras espirituales y el caso de ‘Los Tres de West Memphis’. Actualmente, continúa luchando para limpiar su nombre.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por su parte, Jason Baldwin dedicó su tiempo a estudiar derecho y ahora trabaja en estrecha relación con dos organizaciones benéficas que intentan liberar a quienes han sido condenados injustamente en Estados Unidos. Sin embargo, debido a su condena, Jason nunca podrá ser un abogado de juicio.

Mientras que, Jessie Misskelley se retiró del ojo público y, según los informes, regresó al parque de casas rodantes donde había vivido anteriormente en West Memphis.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Recuerda que puedes seguir informado con nosotros a través de Telegram

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD