Piden renuncia de Boris Johnson por fiestas durante el luto del príncipe Felipe

Miguel FernándezViernes, 14 de enero de 2022 14:08

shares
mundo

Además de que las fiestas fueron en la época de restricciones por la pandemia, la ofensa a la reina Isabel II le saldría muy cara a Boris Johnson.


El primer ministro británico, Boris Johnson, se encuentra en el centro de la polémica, tras confirmarse que el mandatario estuvo en varias fiestas durante el periodo de luto que hubo en el Reino Unido tras la muerte del príncipe Felipe. Además de que el hecho representaría una ofensa muy grave a la reina Isabel, todo el escándalo se dio en el marco de las restricciones por la pandemia de covid-19 en ese país.


Boris Johnson en el ojo del huracán


Boris Johnson está al borde de perder su puesto como primer ministro del Reino Unido; lo anterior, luego de que se confirmara que el mandatario, junto a su gabinete, realizaron varias fiestas durante abril de 2021. Hay dos motivos por los cuales el pueblo británico ha mostrado su indignación. Primero, las celebraciones fueron realizadas en una de las etapas de restricciones más duras por la pandemia de covid. Además, en algo que compromete a Boris Johnson frente a la Corona británica, las fiestas ocurrieron durante el periodo de luto tras la muerte del príncipe Felipe, el esposo de la reina Isabel II. Felipe de Edimburgo murió el 9 de abril del año pasado.


De acuerdo a los reportes en el Reino Unido, Boris Johnson y su gabinete hicieron dos fiestas de despedida, que se prolongaron hasta la madrugada, en las dependencias de Downing Street el 16 de abril de 2021, pese a las restricciones vigentes en aquel momento. Una día después, la reina Isabel II tuvo que sentarse sola en el funeral del príncipe Felipe por la distancia social requerida por las reglas anticovid, mientras Johnson estaba de fiesta.


Las polémicas fiestas


El diario The Daily Telegraph, tradicionalmente el más afín a Johnson, publicó este jueves la exclusiva de la celebración de las dos fiestas de despedida, que añade aún más presión sobre un primer ministro asediado por las revelaciones acerca de supuestas infracciones en Downing Street (la sede del gobierno). En aquella fecha, el 16 de abril de 2021, el país se hallaba en la segunda fase de las restricciones por la pandemia y se prohibía socializar en interiores. De hecho, las reuniones al aire libre estaban limitadas a seis personas.


A pesar de ello, unas 30 personas participaron en las dos fiestas de despedida, en las que, según testigos, se consumió alcohol y hubo bailes y música hasta altas horas de la madrugada. Las celebraciones homenajeaban a James Slack, exdirector de comunicación de Boris Johnson, quien partió para asumir el puesto de subdirector en el diario The Sun, y a uno de los fotógrafos personales del jefe de Gobierno. Aquel día, según el Telegraph, el primer ministro no se encontraba en su residencia oficial. La oposición ha pedido abiertamente la renuncia del primer ministro, a lo que también se han sumado algunas voces de su mismo Partido Conservador, como el líder "tory" en Escocia, Douglas Ross.


La respuesta de Boris Johnson


El gobierno británico confirmó este viernes que se ha disculpado formalmente ante la reina Isabel II por las dos fiestas que se celebraron en su sede de Downing Street un día antes del funeral del príncipe Felipe. Un portavoz del despacho y residencia oficiales del primer ministro, Boris Johnson, dijo a los medios que los festejos en un momento de duelo nacional fueron "lamentables" y confirmó que representantes del Ejecutivo han pedido perdón por teléfono al Palacio de Buckingham.


Preguntado por qué no fue el propio líder conservador quien se disculpó en persona, la fuente dijo: "El primer ministro ya dijo que hubo malas decisiones y que es correcto que la gente se disculpe, como él ya hizo esta semana" en relación a una fiesta a la que asistió el 20 de mayo de 2020, durante el primer confinamiento. Tras conocerse este contacto con la Corona el líder del Partido Laborista, Keir Starmer, volvió a pedir la renuncia de su rival político, mientras el liberaldemócrata Ed Davey le exigió que pida perdón personalmente a la reina. "Esto prueba hasta qué punto ha degradado Boris Johnson el puesto de primer ministro. Los conservadores han decepcionado al Reino Unido", aseguró Starmer.


Recuerda que con nosotros puedes seguir informado en Telegram.

________________________________________________________________

Foto de portada: EFE

Con información de EFE


ETIQUETAS: mundo
REFERENCIAS:
Miguel Fernández Miguel Fernández

COMENTARIOS