Belugas blancas adoptan a un narval solitario en su grupo

Georgette ValentiniViernes, 14 de septiembre de 2018 14:01

shares
mundo belugas adoptan a un narval perdido

El comportamiento no es usual: las belugas adoptan a un narval perdido en aguas de Canadá.


Un narval solitario que se alejó mucho de su hábitat ártico encontró una nueva familia en un grupo de belugas en el río San Lorenzo de Canadá, mencionó un grupo de conservación marina.


El narval juvenil, identificable por su largo colmillo frontal y sus manchas grises en el cuerpo, fue filmado por biólogos marinos durante el verano boreal, nadando cerca de unas diez belugas blancas.


belugas adoptan a un narval perdido 1


El narval acogido por la tribu

Sus interacciones, rodando y frotándose entre sí cerca de la superficie y mostrando sus genitales, por ejemplo, sugieren que el narval ha sido completamente aceptado por el grupo, dijo Robert Michaud, director del Grupo para Investigación y Educación sobre Mamíferos Marinos (GREMM, sin fines de lucro), en Tadoussac, Quebec.


"Ha encontrado amigos", declaró Michaud a la AFP. "Y lo están tratando ahora como si fuera uno de los chicos", acotó.


Los narvales viven en las aguas árticas de Canadá, Noruega, Groenlandia y Rusia, y normalmente no nadan tan al sur.


Este fue descubierto por primera vez con las belugas en 2016 y nuevamente se lo vio en 2017.


Video: AFP vía YouTube


Lee también: Monjas mexicanas trabajan para salvar al primo del ajolote


El video de este cetáceo con su nueva familia fue captado cuando los investigadores de GREMM usaron un dron en julio para obtener una mayor comprensión de la extraña dinámica del grupo.


La población de belugas del río San Lorenzo es la más meridional de la especie y se encuentra en peligro de extinción.


belugas adoptan a un narval perdido 2

Esta imagen es una ilustración de una beluga y un narval que no refleja el reciente suceso. (Foto: ArtStation)


Si bien los hábitats de las belugas y los narvales se superponen en varias partes del Ártico, y están estrechamente relacionados, es raro ver que una especie interactúe así con la otra, según los expertos.


Sea como sea, esta historia nos da una lección importante sobre la naturaleza de las especies y las sorpresas en su conducta.


Podría interesarte:

La playa que pasó de ser un basurero a un hogar de tortugas

Palomas satelitales: los nuevos guardianes de la deforestación

Georgette Valentini Georgette Valentini Coeditora titular. Medio Ambiente, Ciencia y Tecnología

Comunicóloga y ambientalista melómana.

COMENTARIOS