Desarmar a civiles para disminuir tiroteos, ¿si Australia pudo por qué EUA no?

Fernando CastilloJueves, 15 de febrero de 2018 16:56

shares
mundo diana doble la bebida para evitar el acoso en garibaldi

El éxito del gobierno australiano de los años noventa para el desarme del pueblo fue un éxito rotundo, pero ¿es viable en EUA?


Los penosos actos de violencia registrados ayer en Marjory Stoneman Douglas High School de Florida, en el cual un joven de 29 años asesinó a tiros a 17 personas, vuelve a abrir el debate sobre la ley que normaliza la venta y uso de armas de fuego en toda la Unión Americana, siendo el país con el mayor índice percápita en posesión de armas de fuego del mundo.


El punto axial para el debate de la posesión de armas, podría ejemplificarse en la experiencia australiana, un país que vivió una crisis de violencia armada civil agudizada entre 1996 y 1998. Ante dicha crisis, el gobierno decidió atajar el problema recogiendo 650 mil armas de fuego en todo el país, siendo el programa de confiscación armada contra civiles más grande y eficiente de la historia.


diana doble la bebida para evitar el acoso en garibaldi 1

Nicolas Cruz, perpetrador del tiroteo en Orlando. (Foto: La Vanguardia)


¿Qué pasó en Australia?


La crisis de violencia armada civil comenzó en la primavera de 1996 después de que un hombre con desequilibrio existencial asesinó con un arma automática a 35 personas e hirió a 28 en Port Arthur, un pueblo turístico en Tasmania.

A partir de dicho incidente, los enfrentamientos armados se dispararon en todo el país, era más fácil conseguir un arma de fuego que la licencia de conducir. En 1997 el gobierno del entonces primer ministro, John Howard, se percató que buena parte de la población australiana poseía un arma de fuego.


Así gracias a la coalición de centro-derecha que gobernaba en ese entonces y que era mayoría en el Parlamento, se aprobó rápidamente una reforma a nivel nacional llamado “Acuerdo Nacional de Armas de Fuego” (NFA por sus siglas en inglés) y que restringió el acceso a armas de fuego. El siguiente paso era el desarme civil.

Se prohibió el uso de fusiles automáticos, escopetas, armas largas y cortas semiautomáticas. Para desincentivar el gusto por las armas de fuego, el gobierno impuso un carísimo impuesto y un permiso con filtros de adquisición para hacer mucho más difícil el acceso civil al armamento.


diana doble la bebida para evitar el acoso en garibaldi 2

El desarme civil en Australia fue el más exitoso de la historia. (Foto: AFP)


Ya implementado el impuesto, la NFA implementó una amnistía legal para cualquier dueño de armas. Para principios de 1998, el gobierno australiano logró confiscar pacíficamente 650 mil armas de fuego a cambio de pagos y facilidades a los civiles armados.


Como resultado, los índices de homicidios, delitos a mano armada y hasta de suicidio; disminuyeron hasta en un 57 % en comparación con los siete años anteriores. La compra y uso de armas de fuego disminuyó un 42 % según David Hemenway, investigador de la Universidad de Harvard.


Esto quiere decir que en un lapso de dos años y medio, Australia logró cifras históricas en los descensos porcentuales en tasas de homicidio entre 1915 y 2004.


diana doble la bebida para evitar el acoso en garibaldi 3

650 mil armas confiscadas en Australia es el resultado de la reforma armamentística en los noventa. (Foto: AFP)


El caso australiano es comparable con el estadounidense, sin embargo las circunstancias políticas y sociales son diferentes, sin mencionar el tipo de armas y el avance tecnológico en la industria armamentística estadounidense.


¿Sería viable en Estados Unidos?


Lo que es un hecho es que el vínculo entre una mayor cantidad de armas de fuego y el creciente índice de violencia armada es cada vez más fuerte, según el centro de investigación del Control de Lesiones de la Escuela de Salud Pública de Harvard.


Según la base de datos y análisis del Law Center for Prevent Gun Violence, la ley de armas de EUA es la más laxa del mundo, por lo que las medidas de control de armas son las más relajadas en comparación de otros países desarrollados como el Reino Unido o su vecino Canadá.


El control de armas funciona cuando una persona quiere adquirir un arma, la autoridad tanto local, estatal y federal revisa su historial, si este es limpio o con faltas menores, el arma es comprada con mucha facilidad.


Gente menor de 18 años pueden comprar rifles o escopetas con balas de goma o balines, mayores de 21 años ya tienen acceso a armas de fuego como tal, personas que fueron condenadas o acusadas de delitos leves como prisión durante un año, también pueden adquirir el arma aunque con ciertos filtros de “confianza”.


Personas con historial delictivo considerable, con enfermedades mentales, que estén medicados con sustancias fuertes pero controladas, inmigrantes, e indocumentados; son todos aquellos a los que se le prohÍbe la venta de armas, sin embargo pueden conseguir una en el mercado negro.


diana doble la bebida para evitar el acoso en garibaldi 4

EUA es el país con mayor violencia armada en la actualidad. (Foto: Vox)


A diferencia de Australia, quien tenía filtros más estrictos, el uso de armas automáticas son técnicamente legales para cualquier mayor de edad, sin necesidad de requisitos extraparticulares.


Otra particularidad es que en Australia estaba prohibida la venta entre particulares, por lo que el control de distribución era monopolio estatal. En EUA, si una persona quiere venderle a un amigo un arma independientemente de sus características, la transacción de compra-venta es completamente legal ya que la ley federal no especifica el tipo de artículo, esto se da más en las convenciones y demostraciones de armas de fuego.


Definitivamente las circunstancias legales, sociales e incluso hasta culturales, propician que EUA esté muy lejos de acercarse al caso australiano . Así que si alguien, aún siendo extranjero, pretende hacerse de un arma de fuego de calidad, EUA es la mejor opción. 


Podría interesarte:


Por ley de armas, EUA tendría el ejercito de civiles armados más numeroso del mundo

El club de armas de la comunidad LGBTI que busca defenderse de los supremacistas blancos


Fernando Castillo Fernando Castillo articulista internacional

COMENTARIOS