Afganistán: ¿cuál es el origen del conflicto y por qué huye la gente de los talibanes?

Miguel FernándezLunes, 16 de agosto de 2021 11:28

shares
mundo

Un grupo fundamentalista, así como el intervencionismo extranjero, colocan al país ante uno de los momentos más dramáticos de su historia.


Tras confirmarse que los talibanes han tomado el poder en Afganistán, y con las dramáticas imágenes de miles de personas intentando huir, una de las grandes preguntas es cómo este país llegó a una situación de estas características. Para entender el conflicto, debemos remontarnos al menos hasta la década de los 70s cuando la intervención extranjera, por parte de múltiples potencias, marcaron la oscura realidad del pueblo afgano.

 


El origen del problema

 

Intervencionismo es la palabra clave para comprender el ascenso al poder de un grupo extremista como el Talibán. Pese a que Afganistán fue un régimen monárquico desde su independencia en el siglo XVIII, todo cambió en el año de 1973. En ese momento clave en la historia mundial, la República de Afganistán fue establecida, pero, a la fuerza. Esto es un rasgo clave para entender la actualidad afgana.

 

En aquella época, la Unión Soviética intervino para apoyar a un nuevo gobierno comunista; lo anterior, era lógico considerando el escenario de Guerra Fría que se vivía frente a los Estados Unidos. Finalmente, en un conflicto geopolítico de esas proporciones, Afganistán era un bastión para los soviéticos tratando de extender su esfera de influencia en el Medio Oriente. A partir de ese instante, dos actores no quedaron conformes con el resultado: Estados Unidos y los insurgentes muyahidines, es decir, los talibanes.

 


La guerra de Afganistán

 

La presencia soviética en la zona desató una guerra civil que duró casi quince años, entre 1978 y 1992. La guerra afgano-soviética, no fue otra cosa que un largo conflicto en el cual los talibanes, financiados por Estados Unidos, trataron de derrocar al gobierno comunista impuesto por la URSS. En una primera etapa, de diciembre de 1979 a febrero de 1989, las fuerzas armadas de la República de Afganistán (apoyadas por la Unión Soviética) se enfrentaron con los insurgentes muyahidines (los talibanes apoyados por Estados Unidos).

 

En 1989, cuando estaba cerca de cumplirse una década de guerra, los soviéticos se retiraron de Afganistán, pero la lucha por el poder continuó tres años más. En 1992, cuando se dio la histórica desintegración de la Unión Soviética, el gobierno afgano ya no pudo sostenerse sin recursos de la URSS, por lo que los talibanes consumaron su victoria. En aquel momento, el Talibán con su fundamentalismo estableció el famoso Estado Islámico.

 


El ataque a las Torres Gemelas

 

El 11 de septiembre de 2001, cuando el gobierno de Estados Unidos (George W. Bush) puso precio a la cabeza de Osama Bin Laden (líder de Al Qaeda), luego del atentado en Nueva York, los talibanes se convirtieron en el enemigo principal de la nación más poderosa del mundo. Afganistán, al ser etiquetado como la guarida del supuesto autor intelectual de los hechos y con Al Qaeda, fue el gran objetivo del Ejército estadounidense. A diferencia de lo ocurrido en la guerra contra los soviéticos, los lazos de apoyo entre ambos se habían roto.

 

En un avance vertiginoso, una coalición internacional de la OTAN liderada por Estados Unidos logró su propósito. Los talibanes fueron derrotados y tuvieron que ceder el control del gobierno. Por ello, un nuevo grupo apoyado por EUA estableció la República Islámica de Afganistán. A partir de ese momento, Estados Unidos se encargaría de proteger la transición evitando la presencia de los insurgentes talibanes.


 1

Foto: EFE



Un cambio de estrategia

 

A partir de 2014, ya con Barack Obama como presidente, Estados Unidos decidió reducir paulatinamente su presencia de efectivos en Afganistán. Tras esta postura, la guerra contra los talibanes terminaba, pero, cierto número de tropas se mantenía para ayudar al gobierno establecido por Bush. Durante el periodo presidencial de Donald Trump, Estados Unidos mantuvo su injerencia militar para que los talibanes no pudieran volver al poder. ¿Cuál fue el momento que detonó la crisis actual? La llegada de Joe Biden a la presidencia después de ganar la elección en noviembre de 2020 derrotando precisamente a Trump.

 

Dentro de sus planes de política exterior, Joe Biden anunció al mundo que, para septiembre de 2021, 20 años después del ataque a las Torres Gemelas, las tropas estadounidenses se retirarían de Afganistán. Esto, abrió la puerta completamente a los talibanes para desarrollar un ataque militar que tendría como objetivo recuperar el poder. Otra vez, como ocurriera en los 80s al irse los soviéticos, la falta de apoyo para el gobierno en turno por parte de una potencia, provocó el desastre. Ahora, los grandes beneficiados fueron los talibanes. Ya sin la intervención del ejército de Estados Unidos, los insurgentes talibanes tomaron en cuestión de semanas todas las provincias afganas, incluida la capital, Kabul.


 2

Foto: EFE



¿Por qué la gente huye de Afganistán?

 

El Talibán, mejor conocido como los “talibanes”, es un grupo político-militar fundamentalista. Fundado por los veteranos de la guerra contra los soviéticos, ellos tienen como objetivo imponer sus creencias a cualquier costo, incluso, sin respetar los derechos humanos de varios grupos de la sociedad como las mujeres. En términos prácticos, para los talibanes no hay término medio. Estás con ellos o estás contra ellos.


Su estricta aplicación de la ley sharia es una de las grandes preocupaciones rumbo al futuro de Afganistán. ¿Por qué? Porque las mujeres reciben un trato violento y discriminatorio. Por ejemplo, el uso obligatorio del burka en público, no se les permite trabajar o estudiar después de los ocho años y, su vida, debido a que es la esencia del Estado Islámico (musulmán), tiene que ser dedicada enteramente al estudio del Corán. Si fallan a las reglas, las afganas son flageladas o ejecutadas públicamente. Para las mujeres, así como para los que no estén de acuerdo con los talibanes, no hay otro camino. Adaptarse o morir.


Recuerda que con nosotros puedes seguir informado en Telegram.

________________________________________________________________

Foto de portada: EFE

ETIQUETAS: noticias Política mundo
REFERENCIAS:
Miguel Fernández Miguel Fernández Editor News

COMENTARIOS