Editors' Choices
Política
Mundo
Videos
Qatar

MUNDO

Activistas protestan rociando spray en autos de lujo Aston Martin en Londres

Por: 16 de octubre de 2022

Tras lo ocurrido con Los Girasoles de Van Gogh, los activistas volvieron a la carga y vandalizaron una de las agencias más espectaculares del mundo.

¡Otra vez lo hicieron los activistas! La famosa campaña, “Detengan el Petróleo” (Just Stop Oil) ha generado un nuevo y polémico episodio en las calles de Londres; lo anterior, después de que un par de mujeres le lanzaran sopa de tomate el viernes pasado a la pintura “Los Girasoles” de Vincent van Gogh. Ahora, nuevos activistas se fueron con todo sobre una exposición de automóviles de lujo en Londres. Por medio de spray en color naranja, los autos de la marca Aston Martin fueron vandalizados. Este domingo, los activistas bloquearon la calle de Park Lane y, en un video que se ha viralizado, un hombre camina tranquilamente frente a la agencia Aston Martin lanzando desde un contenedor spray en color naranja. Todo el vidrio queda pintado ante la incredulidad de las personas que circulaban por el lugar.

London: An environmentalist protester who demands the end of oil & fossil fuels vandalizes the Aston Martin luxury car dealership in Mayfair, #London. pic.twitter.com/NlE0cfImQw

— Andy Ngô 🏳️‍🌈 (@MrAndyNgo) October 16, 2022

La sopa de tomate y el Van Gogh

El viernes pasado, dos mujeres realizaron una protesta similar. Ambas arrojaron un bote de sopa de tomate a “Los Girasoles” de Van Gogh en la National Gallery de Londres. La pintura es uno de los cuadros más famosos del genio neerlandés y forma parte de una serie de siete obras -dos desaparecidas- que se encuentran en distintas ciudades del el mundo. Vincent van Gogh pintó “Los Girasoles” entre 1888 y 1889, durante su estancia en la ciudad de Arlés, al sur de Francia. La serie fue pintada con solo tres tonos de amarillo. Las pinturas de girasoles tenían un significado especial para Van Gogh, porque comunicaban “gratitud”, según escribió.

Los dos primeros que hizo los colgó en la habitación de su amigo Paul Gauguin, que pasó con él una temporada pintando en la localidad francesa de Arlés. Gauguin quedó impresionado por los girasoles, que pensó que eran “completamente Vincent”. El cuadro vandalizado es uno de los dos que la National Gallery de Londres exhibe desde finales de enero de 2014, la primera vez que dos lienzos de la famosa serie se mostraban juntos en 65 años. Uno de ellos pertenece al museo londinense y el otro al Museo Van Gogh de Amsterdam. Los otros cuadros de la serie se encuentran en los museos de Tokio, Munich, Filadelfia y otras dos piezas han desaparecido. “Los Girasoles” son una de las obras más conocidas del pintor y también una de las más caras.

El 30 de marzo de 1987, uno de los Girasoles, logró el récord en una subasta en Londres, con un precio de casi 25 millones de dólares. El comprador fue un coleccionista japonés, que lo depositó en el Sompo Japan Museu of Art de Tokio. Los dos cuadros expuestos en la National Gallery muestran una serie muy parecida pero que encierra también diferencias. El holandés empleó pinturas muy similares en ambos cuadros: su paleta de colores estaba dominada por un amarillo mate vibrante, dos gamas de verde y un azul intenso ultramarino, pero en el ejemplar de Amsterdam aparecen además un azul pálido, el llamado azul de Prusia, y un rojo intenso.

“El de Amsterdam es cinco meses posterior, Van Gogh pinta el mismo motivo pero lo reinterpreta, lo hace más decorativo, más exagerado y utiliza más color”, explicó el comisario del museo londinense, Christopher Riopelle, con motivo de su apertura al público en 2014. Tras pintar las obras y pasar el otoño pintando junto a su amigo Gauguin, Van Gogh empeoró poco a poco, sufrió un ataque de nervios, se cortó una oreja y fue internado en un asilo. Enfermo de una fuerte depresión, el holandés se suicidó de un disparo en el pecho en 1890.

Con información de EFE / Foto de portada: Captura especial / Twitter / Geoff Pugh / Telegraph


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: