Youtubers: ¿Por qué la fama provoca depresión?

Gustavo PinedaJueves, 9 de agosto de 2018 18:12

shares
mexico youtubers que dejaron youtube por depresion y ansiedad

En la tercera entrega de la serie "Youtubers", algunos 'influencers' nos cuentan sobre sus problemas de ansiedad y depresión provocados por la fama.


"Siempre quise esto pero, ¿por qué soy infeliz?"

Fama, miles de seguidores, viajes a distintos países, millones de dólares en la bolsa; causas de infelicidad, depresión y ansiedad para algunos de los youtubers más famosos del mundo. Efectos negativos que tuvieron un efecto tan fuerte que incluso los obligaron retirarse de las redes sociales por un tiempo.


“Cada vez me costaba más respirar”, dice Rubén Doblas Gundersen, mejor conocido como ElRubius, un youtuber con sede en España que tiene más de 30 millones de seguidores y ocupa el tercer lugar como en la lista de los influencers más populares a nivel mundial.


El pasado 29 de mayo, Rubén, de 28 años de edad, publicó un video para anunciar que dejaría YouTube “por unos meses” para afrontar el estrés y la “ansiedad del copón” que lo ha empujado hasta a la atención médica. Y como Rubén, un puñado youtubers con millones de seguidores, y una fama descomunal, se han retirado de la plataforma de videos YouTube tras sufrir afectaciones en su salud mental.


Rubén anuncia un breve receso de la publicación de videos ante sus problemas de ansiedad. (Video: "ElRubiusOMG" vía YouTube)


"Cada vez me costaba más respirar"

Tan sólo este año, al menos seis influencers dejaron las redes sociales por depresión, ansiedad y agotamiento. Nombres como Bobby Burns, Elle Mills, Erik “M3RKMUSIC” Philips, Jake Paul hasta el propio Felix Arvid Ulf, conocido como “PewDiePie” (con 62 millones de suscriptores), reconocieron tener algún tipo de problema psicológico.


María Lara, psicóloga clínica y psicoanalista en la Ciudad de México, aseguró que la fama genera trastornos de conducta, en la mayoría de sus casos, ansiedad.


“Es el trastorno principal en los youtubers, porque suelen recluirse o a cambiar su estilo de vida, y eso genera una depresión profunda”, dijo. 

Lara detalló que la fama de los influencers es un arma de doble filo. "Reciben likes y comentarios súper positivos, pero también insultos, mensaje de acoso y de odio". Eso genera ansiedad, así que deciden retirarse de las redes de tajo, porque los especialistas recomiendan que se aíslen de esa situación.


¿Por qué la fama provoca trastornos mentales?

Para la psicoanalista, los youtubers buscan el reconocimiento debido a las disfunciones familiares.

Buscan salir en medios para llamar la atención –no todos claramente–, pero son chicos que han sido tímidos e introvertidos, aunque los vemos sonrientes y contando chistes, son personas introvertidas.

Por eso, muchas veces loscreadores de contenido cambian su estilo de vida y comportamiento con sus familias.

Porque ya no pueden hacer cosas como antes, la fama ya no les llena y cambian sus hábitos totalmente. Esto provoca depresión. Dejan de tener una vida privada para mostrarlas a otras personas y ello genera depresión y ansiedad.

Eric K. Gutiérrez es youtuber, y busca compartir su trabajo para llegar a más personas, además de combatir los problemas de ansiedad a través de las redes sociales. (Video: "Vive Sin Ansiedad" vía YouTube)


Más suscriptores, menos autoestima

En general, las relaciones sentimentales y las amistades son un tema que afecta el panorama.

Siempre se van a sentir utilizados, aunque los veamos súper seguros y con miles de parejas, pero son muy inseguros porque sienten que las demás personas quieren utilizarlos.

Eric K. Gutiérrez, fundador y youtuber del canal “Vive Sin Ansiedad”, dijo en entrevista para Cultura Colectiva News que existe una relación entre las ganancias económicas, el número de seguidores y los trastornos de conducta.

A mayor número de seguidores, la presión sobre el 'líder' de la comunidad aumenta. En cuanto a presión me refiero a estrés, a la creación de nuevo contenido, a la exposición a un número cada vez mayor de personas, y no solo necesitamos tener ideas originales para seguir gustando a los fans, sino la mente muy preparada para soportar esa presión, para aceptar críticas, burlas, bulos, etcétera.

ElRubius y Eric, además de compartir la nacionalidad española, también sufrieron de ansiedad. En este sentido, el trabajo de Gutiérrez está enfocado en ofrecer un método eficiente para curar este flagelo silente en la sociedad moderna.


(Video: "Eliot Channel" vía YouTube)


Dinero, fama e insultos, todo el día y a toda hora

Si ya tenemos el problema con nosotros, sin duda alguna lo mejor es reconocer el problema como ha hecho Rubén, ese es el primer paso para aceptar que algo no va bien y que el cuerpo te está diciendo ‘o paras, o te paro’. Sin embargo, no hay por qué llegar a este punto, lo primero que debemos tener en cuenta, es que crear una comunidad va a conllevar una serie de responsabilidades 'pros y contras' que debemos tener presentes en todo momento.

La obsesión por la popularidad y la competencia por sobresalir, contra más de mil millones de usuarios en YouTube provocan ansiedad y otros trastornos en el comportamiento.

No es el volumen de suscriptores lo que lleva a los youtubers, bloggers e influencers a padecer ansiedad, sino la obsesión por querer conseguir más y más suscriptores. Hemos tenido casos de chicos y chicas, sobretodo en edades comprendidas por debajo de los 25 que pasan noches sin dormir contando los suscriptores que van ganando o perdiendo.

Los influenciadores también pueden sufrir de problemas mentales silentes, los cuales necesitan de ayuda para evitar una tragedia, como el suicidio de Celia Fuentes, una chica de 27 años que cobraba hasta en 500 euros la publicidad en Instagram para posar sonriente frente a ropa de diseñador, sin embargo, un episodio de depresión la llevó a un terrible desenlace.

Muchas veces llegamos a una ansiedad fuerte por haber pasado por alto muchas señales que venían avisándonos de que algo no iba bien. Por lo general, uno genera una rutina destructiva u obsesiva sin darse cuenta. Creemos que lo que estamos haciendo, no nos está trayendo ninguna repercusión. Pronto empezamos a quitar tiempo a tareas como salir con los amigos, ir al gimnasio o montar en bicicleta, por estar con el ordenador.


Elle describe la fama como un episodio donde no puede sentir felicidad, al compartir su vida con más de un millón de suscriptores. (Video: "Elle Millis" vía YouTube)


¿Cómo superar la depresión y ansiedad?

Si no las hacemos caso, pronto empezaremos a tener mareos, cambios fuertes de humor, sensación de ahogo, sudoración y agobio inexplicable. Si aún así no le prestamos atención a estas señales, empezarán los pensamientos obsesivos, "los miedos fuertes, desrealización, despersonalización, aturdimiento mental y todo esto será el indicativo de que estamos de lleno en un trastorno de ansiedad", dijo Eric.


Si este no se trata correctamente, y además continuamos con la misma dinámica, puede agravarse aún más desarrollando una depresión.


La recomendación de Eric es, pedir ayuda a un experto, centrarse en las personas que nos quieren, no obsesionarse con los seguidores, las metas y los números.

Más debemos sustituir nuestra rutina, nuestros hobbies, nuestras aficiones, nuestras reuniones con los amigos por estar con el ordenador. Esta conducta puede hacer que nos obsesionamos y acabemos mal. Recuerda esto: Si lo haces una primera vez, casi con total seguridad, lo harás una segunda vez, después una tercera, y así hasta convertirlo en una obsesión destructiva que te lleve a un problema psicológico (estrés, ansiedad, depresión). Además, cuando desconectas, es cuando realmente aparecen las mejores ideas y cuando recargas las fuerzas para seguir con el trabajo.



Podría interesarte:

Youtubers: ¿Cómo funciona el negocio y cuánto ganan en México?

Youtubers: “Las marcas en México son machistas con las mujeres en YouTube”

Ser VIH+, amar y seguir adelante: La lucha contra el tabú de un youtuber mexicano

Gustavo Pineda Gustavo Pineda Periodista

Muy Guerrerense, Michoacán me adoptó en el 2008, pasé por las llamas del Edomex y llegué al paraíso de la CDMX.

COMENTARIOS