'No eran huachicoleros', dicen testigos de la explosión en Tlahuelilpan

Lau AlmarazSábado, 19 de enero de 2019 12:46

shares
mexico

Aunque sabían que era peligroso, las víctimas decidieron arriesgarse, según los testigos, por un poco de gasolina.


Les dijeron que no, pero "estaban de necios". Apenas se enteraron que un ducto de gasolina se había reventado a las afueras del pueblo, corrieron por un poco de combustible. Eso era lo único que querían, según sus propios familiares. Las víctimas de la explosión de anoche en Tlahuelilpan, Hidalgo, "no eran huachicoleros", de acuerdo a conocidos e integrantes de sus familias.


 1


'No eran huachicoleros'

Eso lo explicó Octavio a El Universal. Quien se dedica a vender barbacoa en un puesto en Tlahuelilpan, aseguró que ya se les había advertido que era riesgoso acudir por gasolina, pero aún así, decidieron llevar botes de plástico para llenarlos de combustible.


"Se les dijo que era peligroso, pero aún así se pusieron necios. Sólo querían un poco de gasolina para sus carros. La gente dice que eran huachicoleros, pero no es así", relató Octavio. La presencia del Ejército ya era evidente desde que se supo de la rotura del ducto, así que se sabía que algo pasaría de romper la seguridad establecida por las autoridades para evitar la ordeña.


 2


Niños cargando bidones, la imagen terrorífica

Los testigos indicaron que los militares decidieron no intervenir al ver a la gente que corría con cubetas y bidones. Según el protocolo, no tendrían por qué intervenir, de acuerdo a la publicación en el diario capitalino.


Incluso se pudo ver a niños que cargaban cubetas animados por sus padres, quienes también tomaban envases de plástico tan grandes como los rumores de que la fuga de gasolina ya se había hecho más evidente y fácil de aprovechar. Al llegar la noche, fue que, de alguna manera, todo se volvió un infierno.


La gente corría, algunos con las ropas en llamas. Los soldados debieron regresar y, de acuerdo al propio Octavio, nada se pudo hacer por ellos. Dicen que lo que provocó el siniestro fue la imprudencia de alguien al encender un cigarrillo. No se sabe aún qué lo causó. "Quién sabe si fue eso u otra cosa. Temprano, la fuga era apenas un chorro, pero la presión creció y el combustible se alzó hasta unos 30 metros", sentenció el vendedor.

ETIQUETAS: noticias
REFERENCIAS:
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS