A 50 del 68: La Marcha del Silencio, el día que los estudiantes callaron ante el Gobierno

Lau AlmarazJueves, 13 de septiembre de 2018 19:24

shares
mexico se cumplen 50 anos de la marcha del silencio

Más de 300 mil estudiantes le demuestran al Gobierno de Gustavo Díaz Ordaz que en silencio la violencia no tiene permiso de manifestarse.


Más de 300 mil estudiantes y profesores. Nunca antes se vio tal convocatoria comandada por un movimiento estudiantil. Este, el de 1968, quiso hacerse escuchar a través del silencio. Paradójico, pero lo lograron. Pese a los intentos del Gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, los estudiantes, cientos de miles, lograron organizarse y, sin fallar uno solo, marcharon con la boca cerrada del Museo de Antropología al Zócalo de este Distrito Federal.


El primer cuadro se vio iluminado con antorchas, con encendedores, con velas, con lámparas y todos calladitos. Querían demostrar a Díaz Ordaz que no desean violencia en ninguna de sus formas. Querían hacerle ver al pueblo que lo que dice el gobierno sobre que ellos instigan a la violencia, es difamación pura. Lo lograron. Lo lograron y ese silencio fue abrumador como nunca antes.


se cumplen 50 anos de la marcha del silencio 1

Los estudiantes se vieron protegidos por una valla que formaron los ciudadanos. (Foto: A 50 del 68)


El informe que desató la idea de La Marcha del Silencio

El pasado 1 de septiembre, en el marco de su cuarto Informe de Gobierno, el presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz, aseguró que, de ser necesario, harían uso del Ejército para calmar a "los revoltosos" que quieren desprestigiar al país de cara a los próximos Juegos Olímpicos.


"No quisiéramos vernos en el caso de tomar medidas que no deseamos, pero que tomaremos si es necesario; lo que sea nuestro deber hacer, lo haremos; hasta donde estemos obligados a llegar, llegaremos”, fueron las palabras exactas de Díaz Ordaz. Esta mañana, incluso, uno de los líderes del movimiento estudiantil, Luis González de Alba expresaba que "la campaña desencadenada por el Gobierno para impedir esta nueva expresión de descontento hacía prevenir un desastre”. Los nervios estaban a tope dentro del movimiento estudiantil, pero una cosa tenían clara: no los iban a parar hasta que no les cumplieran el pliego petitorio.


Lee también: A 50 del 68: ¿Qué es la Marcha del Silencio?


se cumplen 50 anos de la marcha del silencio 2

El pueblo también se manifestó en esta Marcha del Silencio. (Foto: A 50 del 68)


El entorno que rodeó a La Marcha del Silencio

Desde hace varios días, la presencia de tanques y soldados en el Zócalo, en las calles y en los alrededores y sedes de la Universidad Nacional Autónoma de México y del Instituto Politécnico Nacional era cada vez más evidente. Era imposible no ver alrededor de los planteles educativos lo mismo que se vio cerca del Museo de Antropología esta tarde cuando estaba a punto de comenzar La Marcha del Silencio: bayonetas, transportes militares rondaban por toda la ciudad.


Había temor... mucho temor previo a la marcha. Dudas y temores previos a la marcha. Los días recientes fueron aún más complicados porque el ambiente ha sido de incertidumbre y se espera que se produzca un manotazo gubernamental de consecuencias desconocidas. Desde algunas oficinas de gobierno se diseñó una estrategia del miedo y se recurrió a propagar campañas de rumores. Lo que quería hacer el Gobierno Federal era utilizar a la inmensa mayoría de la prensa para intimidar a la población y de esta manera pintar a los estudiantes huelguistas como agitadores comunistas al servicio de intereses extranjeros.


El volante con el que invitaron a La Marcha del Silencio, y que fue también repartido durante el trayecto del Museo de Antropología al Zócalo, decía lo siguiente:


Al pueblo

El Consejo Nacional de Huelga convoca a todos los obreros, campesinos, maestros, estudiantes y pueblo en general, a la Gran Marcha del Silencio en apoyo a los seis puntos de nuestro pliego petitorio:

  1. Libertad de todos los presos políticos.
  2. Derogación del artículo 145 del Código Penal Federal.
  3. Desaparición del Cuerpo de Granaderos.
  4. Destitución de los jefes policiacos Luis Cueto, Raúl Mendiolea y A. Frías.
  5. Indemnización a los familiares de todos los muertos y heridos desde el inicio del conflicto.
  6. Deslindamiento de responsabilidades de los funcionarios de los hechos sangrientos. en la que exigiremos la solución inmediata y definitiva por parte del Poder Ejecutivo a nuestras demandas. Reiteramos que nuestro Movimiento es independiente de la celebración de los XIX Juegos Olímpicos y de las fiestas cívicas conmemorativas de nuestra Independencia, y que no es en absoluto intención de este Consejo obstruir su desarrollo en lo más mínimo. Reafirmamos, además, que toda negociación tendiente a resolver este conflicto debe ser pública. La marcha partirá a las 16 horas del día de hoy, viernes 13, del Museo Nacional de Antropología e Historia, para culminar con un gran Mitin en la Plaza de la Constitución. Ha llegado el día en que nuestro silencio será más elocuente que las palabras que ayer acallaron las bayonetas.


Lee también: A 50 del 68: 'No regresaremos a clases', dicen en mitin estudiantes de la UNAM


Así fue como se realizó este día la Marcha del Silencio de Antropología al Zócalo. (Video YouTube, vía Marcela Méndez)


El pueblo escuchó el silencio... y lo apoyó

Luis González de Alba escribía esta mañana en sus redes sociales: "¿Quién se siente capaz de controlar y llevar callados a varios cientos de miles de muchachos escandalosos acostumbrados a cantar, gritar y echar porras en cada manifestación? ¡Es una tarea imposible y si no lo logramos el CNH mostrará debilidad!".


Pese al miedo que intentó meter el Gobierno, la gente se apareció apenas antes de arrancar esta Marcha del Silencio. Helicópteros del gobierno volaban cerquita a los árboles y quienes lideraron la manifestación fueron los principales integrantes del Consejo Nacional de Huelga.


La fuerza del silencio era muy grande. "Si falla uno, fallamos todos", declaraba muy temprano González de Alba y agregraba: "por eso los más jóvenes llevan esparadrapo en la boca. Ellos mismos lo eligieron: los unos a los otros se ponen tela adhesiva sobre los labios para asegurar su silencio".


¿Qué hizo la gente? Defender a sus estudiantes. Todos formaron una enorme valla a lo largo del recorrido de la marcha; con sus aplausos y expresivas muestras de simpatía alentaban a los trabajadores, estudiantes y padres de familia, que en filas proclamaban el cumplimiento de la Constitución.


Lee también: Estas son las 5 películas que te hablan del movimiento del 68


se cumplen 50 anos de la marcha del silencio 3

Las calles aledañas al Zócalo se veían repletas de estudiantes esta noche. (Foto: A 50 del 68)


El silencio los acompañó todo el tiempo.

"Pueblo mexicano: puedes ver que no somos unos vándalos ni unos rebeldes sin causa, como se nos ha tachado con extraordinaria frecuencia. Puedes darte cuenta de nuestro silencio, un silencio impresionante, un silencio conmovedor, un silencio que expresa nuestro sentimiento y a la vez nuestra indignación”, decía un volante del CNH.


El último contingente arribó al Zócalo hace unos minutos, pasadas las nueve de la noche. Eduardo Valle Espinosa, conocido entre los estudiantes como El búho, y representante de la Escuela Nacional de Economía de la UNAM, alzó la voz al llegar a la explanada del Zócalo. Ahí, sobre el techo de un camión, dijo ante la multitud "estamos viendo una luz negada por muchos años. Hay que cuidar que esta luz, deslumbrándonos, no nos ciegue. Porque si eso sucede perderemos el paso y ese momento será el instante que nuestro enemigo aproveche para volver a amordazarnos y a poner cadenas”.


Esto, dicen ellos, la represión, el uso de la violencia para callar exigencias, no puede volver a suceder en ningún momento de la historia de México después de este 13 de septiembre: "pero algo no podrán lograr. Las vendas quemadas no serán colocadas en nuestros ojos de nueva cuenta. Porque algo importante hemos ganado. Hemos ganado la conciencia de la acción. Ahora discutimos cómo romper las cadenas, no si se pueden romper. Nadie piensa ahora que no importa estar atado. Hemos vivido libertad en las calles, hemos vivido democracia en miles de asambleas, de mítines y de manifestaciones", añadió Valle Espinosa.


"Somos conscientes de que el poder gubernamental puede destruirnos usando sus tanques y sus soldados. Pueden masacrar a los estudiantes y al pueblo, pero nunca, nunca podrán doblegarnos, nunca podrán convencernos de que vivir amordazados y de rodillas es el camino de nuestro pueblo". Esperemos, ahora, la respuesta del Gobierno de México.


*Este trabajo fue realizado como parte del proyecto "A 50 del 68: la historia que nos une". El objetivo es acercarte al movimiento estudiantil de 1968 (que en este 2018 cumple 50 años) para que vivas como si fuera en tiempo real lo que estaba sucediendo previo al conflicto que terminó con la matanza de Tlatelolco el 2 de octubre. Así es como lo hubiéramos vivido no sólo a través de los medios digitales de comunicación, sino también a través de redes sociales. Esta plataforma es lanzada en colaboración con la Revista Proceso, el Centro Nacional de Comunicación Social (CENCOS, AC) y el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT). Porque un 2 de octubre nunca debe olvidarse.


Podría interesarte:

A 50 del 68: no habrá diálogo con el Gobierno si no bajan las armas

A 50 del 68: ¿Qué pasó después del desalojo de estudiantes del Zócalo?


Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS