PUBLICIDAD

MEXICO

¡No se vaya! Sacerdote se molesta porque grababan misa y deja celebración de boda a medias

El padre simplemente se fue ante la mirada atónita de los novios y entre reclamos de la familia.

Un video que circula en redes sociales ha causado indignación lego de que un sacerdote presuntamente abandonara una misa de boda a pocos minutos de haberla iniciado, con el pretexto de que no quería que ésta se grabara, dejando a los novios a mitad de la celebración. La insólita escena sucedió en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, en Torreón, Coahuila y el fotógrafo que documentaba el evento fue quien dio cuenta de lo sucedido. En el video se observa cuando el padre ya se había retirado y quien grababa, comienza a reclamar a una mujer que suponemos, ayuda en la parroquia y que habría salido a decir que el padre ya no oficiaría la misa.

Las quejas por parte de familiares también se hicieron presentes, ante la mirada atónita de los novios, quienes incluso comienzan a llorar ante lo sucedido. Entre los reclamos se puede escuchar a quien graba el video decirle a la mujer, “Voy a reportar eso, yo me encargo, eso que hizo no está bien. Le falta humildad, no está Dios en su corazón”. También se observa a una señora que le dice, “¿Qué le pasó? ¿Por qué se enojo? ¿Porque está grabando el señor?”. La publicación fue hecha por una cuenta de eventos y ya alcanzó más de 25 mil reproducciones, además, la mayoría de los comentarios son de indignación. Luego de que familiares buscaran hasta la sacristía al sacerdote para pedirle que saliera y terminara la celebración, no tuvo más remedio que acceder y terminar rápido la misa, puesto que los reclamos ya eran a gritos y con insultos y los ánimos ya se estaban calentando.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Padre culpa a fotógrafo de impedir hacer su trabajo

Por su parte, el párroco de la Iglesia, identificado como Francisco Javier Gómez Orozco, en entrevista para Milenio, señaló que el incidente lo provocó el fotógrafo, quien impidió que se realizara la boda al entrometerse cuando estaba en su labor ante los novios. “Todo fue provocado por el señor fotógrafo, yo en ningún momento le falté al respeto a las personas. Todo fue azuzado por él, quien se aferró a realizar su trabajo impidiendo el mío. Fue muy prepotente y grosero dentro del templo, nunca contesté y terminé lo que tenía que hacer... Además de interrumpir la ceremonia, el fotógrafo estaba interrumpiendo mi trabajo, eso causó todo el problema… Suspendí la misa porque en ese ambiente era imposible celebrarla y la terminé como debí terminar porque hasta podía correr riesgo”, compartió el padre Francisco Javier Gómez Orozco con 35 años de experiencia.

Otros testigos aseguran que tanto el fotógrafo hizo mal al confrontar al párroco, como el párroco al actuar de tal modo de suspender la ceremonia, sobre todo porque estaba de por medio un momento considerado como sagrado para cualquier pareja que se casa por la Iglesia. Compartieron que todo ocurrió cuando el párroco le pidió al fotógrafo que se retirara de la misa ya que estaba obstaculizando su trabajo a la hora de la ceremonia, lo cual encendió la discusión mientras los asistentes intentaban mediar para que todo continuara. El sacerdote comentó que hasta el momento no ha recibido algún tipo de represalia y dice estar tranquilo porque actuó ante una persona que impedía realizar su trabajo, por lo que no descarta que en la parroquia se establezcan algunas medidas respecto a las cámaras que buscan la mejor toma desde arriba del altar. Y ustedes, ¿quién creen que tuvo la razón, el padre o el fotógrafo? ¿O ambos estuvieron mal?

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ref. Milenio

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD