OPINIÓN: El robo del siglo

José María RamosMartes, 8 de enero de 2019 9:07

shares
mexico robo del siglo el huachicoleo de combustible

En tres años se ha robado en México 147 mil 200 millones de pesos de gasolina e hidrocarburos.


El gobierno de México ha reconocido recientemente que más del 2% de las ventas diarias de combustible de PEMEX, equivalente a aproximadamente 66 mil millones de pesos al año, se pierden por comercialización de combustible robado, el famoso 'huachicol'.


Se pierden (o ganan) suficientes recursos como para construir una refinería modesta pero moderna cada dos años. Los estados con el mayor índice delictivo que más sufren del huachicol son Puebla, Guanajuato, Veracruz, Jalisco, Tamaulipas y Nuevo León.


El periódico Reforma reporta como "El robo del siglo" el saqueo de PEMEX y sus recursos a través del huachicoleo organizado, mediante el cual en tres años se ha robado en gasolina e hidrocarburos 147 mil 200 millones de pesos, la mayor parte sustraída por una red organizada interna a PEMEX.


El presidente detalló que dentro del gobierno y de PEMEX mismo, existe una red de individuos, los cuales organizan y se benefician de una u otra manera extrayendo el 80% del combustible robado. El ejecutivo ha enviado a las 58 instalaciones, seis refinerías, 12 estaciones de bombeo y 39 terminales de almacenamiento y despacho de PEMEX 4 mil elementos de la Defensa Nacional y Marina.


La vieja sospecha siempre fue que la extracción de combustible de los ductos de PEMEX era demasiado arriesgada sin el apoyo logístico, la inteligencia y las herramientas necesarias para perforar y ordeñar los ductos. De acuerdo a un reportaje de la BBC, el nuevo gobierno ha cesado a tres funcionarios de PEMEX por sus actividades relacionadas con estos ilícitos, detallando que dichos individuos, pertenecientes al departamento de Logística de la empresa, permitían el flujo en ciertos ductos los cuales eran ordeñados precisamente cuando se sabía que fluiría combustible refinado según Alejandro Gertz Manero, Encargado del Despacho de la Fiscalía General.


La primera pregunta debería ser ¿quiénes son los responsables? y ¿por qué no están detenidos? Gertz Manero dijo él mismo que no se podían dar a conocer los nombres para asegurar un debido proceso. ¿Por qué tanto misterio?


Algunos escépticos podrían argumentar que AMLO y su equipo simplemente están concentrados en una campaña post-electoral meramente propagandista para elevar su popularidad mientras que continúa con su costumbre de 'perdonar' a todos a los que encuentra con las manos en la masa asumiendo que todo lo que han anunciado es cierto.


robo del siglo el huachicoleo de combustible 1

Foto: El Sol de México


El hecho de que supuesta y finalmente se haya desmantelado la mayor 'mafia del poder', aquella de PEMEX y del huachicol, debería servirle como una excelente oportunidad a AMLO para entregar a los responsables de dicho saqueo, individuos que supuestamente ya identificó y hacer un ejemplo de ellos.


El mandar fuerzas armadas adicionales para que 'cuiden' a que nadie robe más hidrocarburo difícilmente es la solución, dado que busca atacar el síntoma y no la causa del problema. ¿Quién garantiza que los marinos no conformarán su propia mafia de combustible robado? Después de todo, la tentación y motivación de riqueza y son inmensas.


Una empresa como PEMEX, por su carácter público y gubernamental no tiene el más mínimo incentivo a ser eficiente, rentable y honesta. Al contrario, PEMEX es de todos los mexicanos, pero a la vez de ninguno por lo que nadie tiene que rendirle cuentas a nadie.


En la paraestatal como en los gobiernos democráticos son tantas las piezas en el engranaje que muchos en el poder abusan de sus capacidades y conocimiento, vendiendo información valiosa como cuándo y dónde ordeñar un ducto y apalancándose de sus capacidades para maximizar su beneficio personal. Total, si se roban unos 40 o 50 mil millones adicionales de PEMEX y la empresa pública pérdidas netas de 150 mil millones de pesos el próximo trimestre en lugar de 102 mil millones como reportó en el tercer trimestre de 2018 los números en los periódicos se verá muy similares. Además, somos nosotros, querido lector, los contribuyentes, los que solventaremos dichas pérdidas, y no tenemos la opción a negarnos. Recordemos que el gobierno no tiene dinero ni ahorros.


robo del siglo el huachicoleo de combustible 2

Foto: Diario de Juárez


Aquellos responsables, probablemente altos mandos de PEMEX, si son en verdad identificados y detenidos o 'cesados' como indican las noticias oficiales, todo parece indicar que el castigo a estos, será tan leves como un manazo y una reasignación en otras partes del gobierno en lo que se calman las aguas.


Cuando los incentivos y la motivación por robar son tan grande y los riesgos y consecuencias tan disminuidos comenzamos a darnos cuenta que el sistema dentro y fuera de PEMEX está diseñado para favorecer a los ladrones.


Los malos manejos administrativos y operativos en PEMEX, tanto internos como dictados por el gobierno han demostrado la ineptitud de dicho aparato. En resumidas cuentas, el costo económico y social de tener una petrolera nacional es tan exagerado que eclipsa cualquier beneficio que el pueblo pueda recibir de PEMEX.


robo del siglo el huachicoleo de combustible 3

Foto: Excélsior


En México existe mucho miedo a la privatización del petróleo y activos de la industria. Debemos reconocer que el costo político de hacerlo es inmenso. Ningún político ganaría una campaña presidencial anunciando dichos planes, y ningún presidente electo saldría bien librado (o vivo) si siguiera esta ruta.


El privatizar y dejar que el mercado libre decida cuál es mejor manera de extraer, refinar, transportar, distribuir y consumir hidrocarburos en México definitivamente traería un fuerte costo a corto plazo, precisamente a lo que todos tenemos miedo. Aunque otros países han logrado mantener una petrolera nacional con éxito y sustentable a largo plazo a quedado demostrado después de muchos años que en México ha ocurrido todo lo contrario, perpetuando una irresponsabilidad operativa y financiera. 

Sin embargo, a la larga la privatización beneficiaría tremendamente incentivando la innovación, los modelos de negocios competitivos y una meritocracia que al buscar beneficiarse beneficie por consecuencia a la sociedad en general.


A finales de 1960 y principios de 1970, un experimento psicológico en la Universidad de Stanford llevado a cabo por el psicólogo Walter Mischel se caracterizaba por ofrecer un malvavisco a varios niños pequeños. Los niños podían comerse el malvavisco inmediatamente o esperar, aguantarse las ganas para que después de un rato (por lo general 15 minutos) el evaluador regresara y recompensara con otro malvavisco a aquellos niños pacientes que no se habían comido el malvavisco y ahora podrían disfrutar de dos.


Al término del ejercicio, durante los años siguientes, a los niños que se esperaron y recibieron un segundo malvavisco en el experimento, se encontró que obtenían mejores puntajes en sus exámenes, mejor aprovechamiento educativo, un índice de masa corporal más sano y en general mejores expectativas de vida sugiriendo que el sacrificar la satisfacción inmediata da una ventaja significativa en la calidad de vida de las personas.


Lee también: Por desabasto, huachicoleros hacen su agosto vendiendo litros a 30 pesos


robo del siglo el huachicoleo de combustible 4

Foto: BBC


En la política, la industria y la sociedad mexicana en general, nos queremos comer el malvavisco que tenemos enfrente, y rápido. No nos gusta arriesgar, no nos gusta invertir, no nos gusta consumir menos de lo que podemos reservando y destinando esa fracción de nuestros recursos para apostarle al futuro.


Realmente no puedo juzgar a nuestros gobernantes, cada pueblo tiene el gobierno que se merece. Los gobiernos reflejan fielmente la filosofía e idiosincrasia del pueblo, después de todo, actúan en los altos mandos igual que como nosotros actuamos en la calle. 

Si realmente queremos mejores líderes y gobernantes necesitamos comenzar poniendo el ejemplo, invirtiendo en mejorar las capacidades productivas del país para que, a la larga, los aparatos burocráticos como PEMEX no tengan cabida en un ecosistema tecnológico, de innovación y de alta competencia en el cual los méritos y no las plazas sean los que apremien e incentiven a recibir mayores beneficios personales.


Comencemos a educarnos, a dejar de buscar la riqueza rápida comprando boletos de lotería, ejercicio que está diseñado para empobrecer a los más pobres e ignorantes y exploremos maneras de sumar nuestro capital para invertirlo en desarrollar tecnología para generar más y mejores esquemas productivos que beneficien a todos.


*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.


Podría interesarte:

OPINIÓN: La energía del futuro, directo de la cañería

OPINIÓN: Lo que tienes que saber de Blockchain, la tecnología de moda

ETIQUETAS: Medio ambiente México Pemex
REFERENCIAS: BBC
José María Ramos José María Ramos

Especialista en refinería de petróleo, biocombustibles e innovación tecnológica enfocada a start-ups.

COMENTARIOS