Sueña en alebrije: Hablamos con Raúl Rosas, artista experto en alebrijes

Vianey D. OlivaresSábado, 3 de noviembre de 2018 22:24

shares
mexico raul rosas colectivo alebrijes rosas

Raúl vive de su arte y ha viajado por el mundo de la mano de estos coloridos seres.


En 1936, Pedro Linares López, un artesano de la Ciudad de México enfermo y presa de la fiebre, soñó en su inconsciencia con unas extrañas y coloridas criaturas que marcarían el rumbo de su arte: los alebrijes. Ochenta y dos años después, estos maravillosa seres han dado la vuelta al mundo y han pasado a formar parte de la lista de artesanías características de México en el mundo, llegando incluso a la pantalla grande de la mano de cintas como Coco de Disney.


Con lo importantes que son ahora en nuestra cultura, no podíamos resistir la oportunidad de hablar sobre ellos con Raúl Rosas, quién se dedica a diseñarlos y hacerlos desde su infancia. El artesano no dudo en responder a nuestras preguntas y hablarnos de su carrera como artista, la cual lo ha llevado a viajar por el mundo, desafiando a quienes le decían que no podría vivir de su arte.


raul rosas colectivo alebrijes rosas 1

(Foto: Alebrijes Rosas)


Desde la infancia

Para Raúl y su pasión por hacer alebrijes, infancia fue destino:

Cuando era niño aprendí a hacer alebrijes. A los 12 años comencé a hacerlos, porque cubrían mi necesidad de expresarme. Recuerdo que la primera vez que vi un alebrije y lo tuve en mis manos, me enamoré. Iba pasando un maestro que llevaba un en manos y cuando lo vi, quedé fascinado. Era tan extraño. Y cuando lo tuve en las manos y no pesaba...quedé fascinado. Me dije ‘yo tengo que aprender a hacerlos’. Mi mamá me llevó a los cursos y comencé con esto que ahora es mi trabajo.
Cuando crecí y tuve que escoger una carrera, la única que me hacía feliz era Artes Visuales. Me di cuenta que esa era mi pasión.


Dedicarse al arte

Tras decidir que quería dedicarse a hacer alebrijes, Raúl lo anunció a su familia, que cuestionó su decisión de vivir del arte:

El tema fue el arte. Te quieres dedicar al arte y las reacciones son ‘¡te vas a morir de hambre!’, ‘¡no hagas eso, por Dios! ¡Te vamos a desheredar!’. Entonces primero que nada tienes que estar súper comprometido con querer hacerlo y ser bueno en ello. Estar aferrado a tu trabajo y creer en ti mismo.


raul rosas colectivo alebrijes rosas 2

(Foto: Alebrijes Rosas)


Primeros pasos como artista

Actualmente Raúl se dedica de lleno al arte, pero el comienzo fue complicado:

Batallé bastante en los primeros concursos en los que entraba Al principio no ganaba y quienes me criticaban decían ‘¡Aléjate de esto! ¡No te llevará a nada!’, pero uno se aferra, ‘seguro que de aquí va a salir algo’, ¿no? Entonces con el paso del tiempo fui callando bocas y generé más. Gané algunos premios...y en la actualidad todo el mundo me dice ‘¡Yo siempre creí en ti! ¡Eso es lo tuyo!’ En 2013 me invitaron a una compañía francesa de teatro a trabajar con ellos durante un mes en Francia. Fue una colaboración de mexicanos y franceses. Desde entonces he viajado varias veces a Francia.


¿Cómo diseñar un alebrije?

No hay reglas sobre cómo crear a una de estas bellas criaturas, así que Raúl nos explicó cómo llega el diseño a su cabeza:

Quizá el diseño de un alebrije lo dicta el momento que uno está pasando. Cambiamos, cambiamos de gusto. Igual es esto con los alebrijes. Un día me puede gustar un león; puede ser tu animal preferido y unos meses o unos años después ya has cambiado a un camaleón, entonces yo creo que eso es - por el momento en el que vas atravesando - lo que necesitas plasmar, y eso es principalmente la esencia de los alebrijes. Es el pensamiento o la idea que tiene el creador en ese momento, y así nacen estas piezas.


raul rosas colectivo alebrijes rosas 3

(Foto: Alebrijes Rosas)


Largo tiempo

Parte de lo que hace tan asombroso a un alebrije es el grado de detalle que lleva. Esto no es nada simple y requiere de mucho tiempo, como explica Raúl:

Llevan tiempo. Desde el boceto hasta llevarlo a la realidad, toma aproximadamente 3 meses, trabajando varias horas. No sólo yo, como director, sino también con dos e incluso tres ayudantes.


Colectivo Alebrijes Rosas

Tras el éxito de Raúl, y la necesidad de más manos que ayudarán a dar forma a sus sueños, se acercó a sus hermanos, a quienes les propuso hacer alebrijes con él:

Convencí de que me ayudaran porque comencé a generar proyectos cada vez más ambiciosos y necesitaba más manos. Mi hermana es bióloga y se tituló con un proyecto que enseñaba a niños a ilustrar libros con animales, como lo hacía Darwin. Mi hermana también está como muy del lado del arte, no fue nada difícil convencerla.
A mi hermano, ese siempre le latió el arte, entonces en cuanto pudo se salió de trabajar y se unió a nosotros. Ahora somos un colectivo, el Colectivo Alebrijes Rosas.


raul rosas colectivo alebrijes rosas 4

(Foto: Alebrijes Rosas)


De Patitas en la Calle

Raúl lleva poco más de 22 años dedicándose al arte de hacer alebrijes, por lo que ha visto y hecho muchos de ellos, sin embargo aún recuerda a su favorito:

Se llamaba ‘De patitas en la calle’. Era una especie como de rana con unas patas largas. Ese lo hice como a los 20 años de edad y simplemente me encantó. Era muy estético, bueno, generalmente nuestros alebrijes son como muy delgados, muy estéticos, no tan masivos.


Lee también: El origen de la Catrina, la figura más emblemática en este Día de Muertos


Coco

Como mencionamos al principio, los alebrijes han roto fronteras, llegando incluso a Hollywood de la mano de cintas como Coco, que han ayudado a difundir el arte de los alebrijes, a pesar de una pequeña inexactitud con su origen:

Los alebrijes no son guías al inframundo y todo ese punto. Fuera de eso, están muy bien hechos y se le agradece bastante. Este tipo de películas, así como la de James Bond, generan mucho impacto y atracción hacia México. Nuestro trabajo incrementó 3 veces, gracias a la película de Coco. Y no sólo yo me veo beneficiado: mis compañeros, gente de Oaxaca que hace alebrijes de madera, gente creativa, que crea catrinas. Todo eso, genera cosas buenas.


raul rosas colectivo alebrijes rosas 5

(Foto: Alebrijes Rosas)


Vivir del arte

Para Raúl hacer alebrijes, dedicarse a arte, no es un hobbie, es un trabajo que se ha consolidado como su pasión y forma de vida:

Costó muchos años de estarle dando vueltas, tocando puertas, que te rompan el corazón, de escuchar: ‘No, gracias. Buscamos patrocinadores’. Pero tarde o temprano, cuando haces algo bien, estás condenado al éxito. Afortunadamente, ahora puedo vivir del arte, de mi pasión.


raul rosas colectivo alebrijes rosas 6

(Foto: Alebrijes Rosas)


Si quieres saber más sobre el trabajo de Raúl Rosas, seguir sus exposiciones o conocer las fechas de sus talleres, síguelo en Instagram como @alebrijesrosas o búscalo en Facebook como Alebrijes Rosas.


Podría interesarte:

Por una selfie, dos turistas dañaron obras de Dalí y Goya

Esta exposición tiene 20 mil figuras de desaparecidos del 68

Descontroló a todos: confunden escultura con un miembro masculino

ETIQUETAS: cultura espectaculos
REFERENCIAS:
Vianey D. Olivares Vianey D. Olivares Coeditora de Entretenimiento

Comunicóloga Audiovisual con delirios de cineasta. Apasionada del séptimo arte y las series de televisión. Creo que toda buena historia merece ser llevada a la pantalla.

COMENTARIOS