Marisela Escobedo, la mujer que fue ejecutada por investigar el asesinato de su hija

Lau AlmarazMartes, 29 de septiembre de 2020 17:47

shares
mexico

A diez años de su asesinato, Marisela Escobedo se convirtió en un ejemplo de lucha para las mujeres que buscan justicia ante los feminicidios en México.


"¿Qué harías si un día no regreso a casa?", pregunté a mamá apenas regresaba de cubrir aquella marcha del 8 de marzo en la que se conmemoró el Día Internacional de la Mujer y en la que se exigió justicia por los feminicidios que se cometen a diario en nuestro país. "No descansaría hasta dar con el culpable para que lo castiguen", respondió.


Algo similar hizo Marisela Escobedo cuando supo que la pareja de su hija Rubí Marisol, de tan sólo 16 años, la asesinó en 2008. Marisela investigó, nunca bajó los brazos, luchó y esa batalla le costó la vida. En 2010, esta mujer también fue víctima de feminicidio convirtiéndose en un rostro más de la impunidad que impera en el país.



Marisela investigó sin ayuda de las autoridades

La lucha de Marisela Escobedo comenzó cuando su hija Rubí Marisol, fue víctima de feminicidio a los 16 años. La joven fue violentamente asesinada en 2008 por quien fuera su pareja, Sergio Rafael Barraza. Marisela, al no recibir apoyo de las autoridades, emprendió una búsqueda férrea para esclarecer su asesinato.


Tras una investigación propia, Marisela localizó al feminicida de su hija en Zacatecas. Dio aviso a las autoridades y aunque Berraza confesó el crimen y mostró el lugar en el que había quemado el cuerpo de Rubí, las autoridades absolvieron al culpable, motivo para que Marisela se convirtiera en férrea luchadora contra la impunidad y los feminicidios en México.



Su grito fue silenciado en 2010

Fue el 16 de diciembre del 2010 cuando Marisela Escobedo vio ahogado su grito de lucha cuando durante una manifestación frente al palacio de gobierno de Chihuahua, le dieron un balazo en la cabeza.


Marisela Escobedo, en quien Netflix se inspiró recientemente para realizar un documental llamado "Las tres muertes de Marisela Escobedo", se convirtió en el rostro de aquellas madres que sin descanso buscan a sus hijos desaparecidos, que claman por justicia ante los feminicidios de sus hijas, que no bajan los brazos y a sabiendas que pueden perder la vida, luchan contra corriente ante la impunidad.


Mexicanos contra la corrupción reveló recientemente que casi 46 de cada 100 asesinatos de mujeres que deben investigarse como feminicidios, se catalogan sólo como homicidios dolosos, lo que abona a una impunidad de cerca de 97 por ciento.


Podría interesarte:


Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS