Editors' Choices
Política
Mundo
Videos
Qatar

MEXICO

‘Me duele todo lo quemado’: Queman con alcohol a menor de 11 años en albergue de Tonalá

Por: Lau Almaraz 27 de julio de 2022

La madre de la menor indicó que le quemaron el tórax un brazo y parte del abdomen; le informaron un día después lo que había sucedido.

Primero el caso de Luz Raquel Padilla, en Zapopan, Jalisco; después el de Margarita Ceceña, en Morelos. Ambas murieron luego de ser quemadas con vida y sufrir quemaduras en el 70 y 80 por ciento de sus cuerpos, respectivamente. Esta semana se ha dado a conocer que una menor de tan sólo once años, también fue quemada con alcohol, y aunque afortunadamente se encuentra con vida, el hecho provocó indignación en Tonalá, Jalisco, tras darse a conocer por la denuncia de la madre de la víctima.

La niña se encontraba en un albergue llamado “Casa de Vida, Camino a la Fortaleza”, luego de sufrir crisis de ansiedad y ataques epilépticos. Todo ocurrió el viernes 22 de julio, pero fue hasta el sábado 23 cuando los encargados del lugar dieron a conocer lo sucedido a Mónica “N”, madre de la niña, quien ahora exige justicia por lo sucedido a su pequeña. Por respeto a la víctima no publicaremos las fotografías de las quemaduras en su cuerpecito.

Quemaduras que afectan el 13 por ciento de su cuerpo

De acuerdo a una entrevista otorgada por Mónica “N” a El Informador, su hija de once años se encontraba recluida en este albergue desde el pasado 30 de junio debido a que presentó una ansiedad severa aunada a ataques epilépticos. El viernes 22 de julio, la menor fue rociada con alcohol, quemando el 13 por ciento de su cuerpo. Un día después fue cuando el propietario del albergue le dio la noticia a la madre de la niña.

“Ellos quisieron manejarlo como un accidente y no fue así. La niña los acusó enfrente de ellos, me dice ‘no, mamá, me echaron alcohol y me dieron un chicharrazo (con una pistola taser) y señaló su cuello. Fue entonces que pensé en una opción de cómo sacarla y dije que la llevaría a revisión”, declara Mónica para el medio local.

Fue entonces que Mónica acudió a la Unidad de Investigación de Delitos Cometidos en Agravio de Menores de Edad “Ciudad Niñez” para levantar la denuncia correspondiente, además de ingresar a la niña a una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social, aunque fue canalizada al Centro Médico. Fue ahí en donde se le practicó una cirugía plástica y se espera que este jueves tenga una segunda intervención quirúrgica para saber si es necesario injertársele piel en donde sufrió más daños por las quemaduras provocadas por el alcohol.

Responsables serían acusados por tortura

Mónica relató también al medio citado que una de las empleadas del albergue la acompañó a la Cruz Verde y ahí intentó huir, posiblemente por ser una de las agresoras de su hija. Hasta el momento, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos fue notificada e inició la investigación sobre lo sucedido con esta menor de once años.

Quienes haya sido responsables de esta agresión, podrían enfrentarse a un juicio por tortura, debido a la clase de lesiones que le hicieron a la niña. La madre de la pequeña pide que se investigue a fondo, pues el caso de su hija puede ser artífice para descubrir otros más ocurridos en contra de menores al interior del albergue ubicado en Santa Isabel, en Tonalá, Jalisco. “Yo lo que quiero es justicia y todas las personas involucradas, no es una ni dos, son varias, que se les dé su merecido legalmente y pido apoyo de un abogado o las mismas autoridades que ayuden para que el caso se agilice. Si yo hubiera grabado a mi hija cuando la estaban curando, se me partía el alma de escucharla gritar de los dolores y me preguntaba ‘¿Por qué me hicieron esto a mí?’. Yo lo único que le pude contestar es porque son malos”, relató Mónica.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: