OPINIÓN: La gasolina sube como la espuma, ¿a dónde vamos a acabar?

José María RamosJueves, 2 de mayo de 2019 16:21

shares
mexico porquesubeelpreciodelagasolina

"¿Te sigue pareciendo extraño que la gasolina en México sea tan cara cuando se le cuelgan cada vez más impuestos que adornos a tu árbol de navidad?".


El precio de la gasolina siempre es un tema sensible, pues no solo incrementa el precio del pasaje y el transporte, gastos que afectnm de manera diferente a los varios sectores de la sociedad. El precio del combustible también afecta el precio de los alimentos, cosa que nos afecta a todos, ya que a final de cuentas la actividad agrícola y ganadera son fuertes consumidores de energía; eso sin contar el combustible necesario para el traslado de productos del campo y granja a las ciudades.

 

Al inicio de este sexenio, se dijo que iba a bajar la gasolina; después de un rato resultó que no bajaría, pero tampoco subiría. Al pasar unos días, dijeron que siempre sí subiría, pero sólo en términos nominales, siguiendo la inflación. Finalmente, resulta que la gasolina sí subió y más que la inflación, pero todo esto es por culpa de los "avariciosos" gasolineros, según la versión oficial.


Lee también: OPINIÓN: Formulando la gasolina perfecta

 

Ya no sabemos ni qué creer

Es difícil comparar el precio de la gasolina en diferentes países de manera objetiva, dada la disparidad en estilos de vida y capacidad de compra en el mundo. Sin embargo, un ejercicio que puede ser valioso es analizar la relación entre el precio de la gasolina al salario promedio (PIB per capita) de un país para evaluar su accesibilidad a la población, así como analizar el gasto total en combustibles de un ciudadano promedio con base a sus ingresos.


porquesubeelpreciodelagasolina 1

 (Foto: Sputnik Mundo)


México es el país número 13 en la lista de gasolina menos accesible, ya que a un mexicano le cuesta un 15% de su sueldo diario para comprar un galón (3.87 litros) de gasolina. Países en donde la compra del energético implica un mayor golpe al salario diario promedio incluyen a China, Colombia, Bulgaria, Turquía, Argentina, Tailandia, Egipto, Sudáfrica, Indonesia, Nigeria, India y Pakistán.

 

A decir de esta métrica uno podría concluir que en México no estamos tan fregados, aunque, por otro lado, México ocupa el primer lugar de 63 países estudiados así que es el país donde sus habitantes destinan más recursos a la compra de gasolina. Estos altos precios son consecuencia del alto precio del combustible y el alto consumo del mexicano promedio, una mezcla explosiva. Un automovilista promedio en México consume 363 litros de gasolina al año (prácticamente un litro al día), lo cual representa un gasto del 3.96% del salario promedio.


Lee también: OPINIÓN: Entendiendo la naturaleza del biodiésel


En la gráfica siguiente se pueden comparar diferentes países del mundo, en color oscuro aparecen aquellos cuyos ciudadanos gastan más dinero en gasolina.


porquesubeelpreciodelagasolina 2

México, el país en donde más se gasta en gasolina. (Foto: Bloomberg)

 

Sin profundizar demasiado, existe una lista interminable de razones por las cuales esto es una realidad, algunas incluyen:

  • La falta de ahorro, el derroche y el desfalco. México, a diferencia de Noruega, (país que de manera similar a México no era rico antes de descubrir petróleo) no ahorró ni guardó ni invirtió las jugosas ganancias de la época dorada del petróleo. No sólo no ahorramos, sino que gastamos de más y nos endeudamos para vivir entre las nubes. Noruega gastó menos de lo que ganaba, no derrochó e invirtió las ganancias. El resultado es que los noruegos reciben dividendos de sus inversiones mientras que los mexicanos heredamos deudas, también llamadas impuestos a cobrar. Hoy el fondo soberano noruego es el más vasto del mundo y los intereses de sus inversiones fondean el sistema de salud y educación entre otras prestaciones a los ciudadanos de este país.
  • La producción de crudo en México ha caído a números no antes vistos desde los años 90, lo cual reduce cada vez más las ganancias por exportaciones petroleras.
  • México tiene 6 refinerías, las cuales tienen aproximadamente alrededor de 50 años de antigüedad; instalaciones que operan a menos del 30% de su capacidad, misma cifra que en diciembre de 1990. El restante de la creciente demanda nacional se tiene que importar a un costo que va a la alza.
  •  La ineficiencia burocrática y sindical de Pemex es inédita: No sólo medio mundo trabaja en Pemex con la costumbre de la herencia, compra y venta de plazas, sino que los líderes sindicales como Carlos Antonio Romero Deschamps, ahora senador, famoso por los autos deportivos y mansiones en Miami. Tanto de él como de su familia los cuales aparecen seguido en los periódicos nacionales. Alguien tiene que pagar por todos esos lujos.
  • Deuda y pasivos millonarios. Pemex es la empresa petrolera más endeudada del mundo, debe aproximadamente 97% del valor de todos sus activos. Esto no contempla las promesas que ha hecho; los famosos pasivos laborales que incluyen pensiones y gastos varios a sus ex trabajadores. Todos los Mercedes-Benz que manejan los jubilados de Pemex y sus pensiones de por vida alguien las tiene que pagar también.

porquesubeelpreciodelagasolina 3

(Foto: BBC México)


¿Crees que después de esto sobra dinero para invertir o tan siquiera dar mantenimiento a las refinerías existentes? Al pueblo se le puede dar atole con el dedo todo el día, pero las matemáticas indican que ya no hay dinero, se gastó todo. En México somos campeones en el cobro de impuestos en la gasolina, algo que no te anuncian en los spots publicitarios, tema del que muchos ignoramos. ¿Crees que esto es casualidad?


Lee también: OPINIÓN: ¿Qué tipo de gasolina debo ponerle a mi coche?

 

Se dice frecuentemente en la política que el precio de la gasolina se modificará por variaciones en el mercado internacional del crudo y de la gasolina refinada importada, sin embargo, sólo el 24% (aproximadamente) del precio final que paga el consumidor de gasolina depende del precio del crudo. ¡Oh sorpresa! Si a esto le adicionamos la extracción, transporte, refinería, distribución y demás gastos directos relacionados a la gasolina apenas contabilizamos aproximadamente el 34% del costo total del combustible. Todavía no pagamos ni la mitad del precio, ¿dónde quedó el resto? Para tu no tan grata sorpresa, el resto son impuestos.

 

(Video: Fuels Europe vía YouTube)

 

Los mexicanos pagamos por lo menos 6 impuestos diferentes en la gasolina que consumimos, los cuales son:

 

Impuestos Extranjeros

  • Impuestos a la producción de combustible en el país de origen a exportar

Impuestos Nacionales

  • Impuestos de importación
  • Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) federal
  • El cual modifica cada semana la Secretaría de Hacienda
  • IEPS Estatal
  • Cuota fija modificada cada año la cual aumenta con la inflación
  • IEPS por emisión de CO2
  • Impuesto que tiene como objetivo desalentar el uso de combustibles fósiles
  • Impuesto del Valor Agregado (IVA) del 16%

(Video: Expansión)


En México, el 30% del costo de la gasolina son impuestos (contabilizando únicamente los impuestos nacionales). Comparando con otros países en el mundo podemos notar que en Estados Unidos es del 21% mientras que en la Unión Europea el rango va del más alto en Reino Unido con 64%, al más bajo en Luxemburgo con 47% del precio total.

 

¿Te sigue pareciendo extraño que la gasolina en México sea tan cara cuando se le cuelgan cada vez más impuestos que adornos a tu árbol de navidad?

 

¿En dónde terminan los impuestos que se recaudan por concepto de IEPS a nivel federal y estatal? ¿Qué programas de investigación, desarrollo y producción de energías limpias y renovables se están fondeando con el IEPS por emisión de CO2? ¿Será que alguien se está haciendo muy rico manteniendo esta información opaca?

 

Seamos francos, a los políticos y al gobierno les encanta su lana, y se ponen bien listos hasta en corregir los impuestos cada año en base a la inflación. ¿No es hora de que actuemos con la misma inteligencia y astucia y exijamos más transparencia para saber en qué se están gastando nuestros impuestos? Después de todo estamos pagando mucho dinero, supuestamente para bien del país y de nosotros mismos, el problema, es que no sabemos en qué se gasta a final de cuentas


Así que ya lo sabes, la próxima vez que un político te quiera convencer que el precio de la gasolina subió por cambios en el mercado internacional petrolero recuérdale que gran parte del precio del hidrocarburo constituye impuestos y que no vas a dejar que te den atole con el dedo. Es más, pídele que te aclare a dónde se dirigen todos esos impuestos en la forma de millones de pesos cada día.

 

Podría interesarte:

OPINIÓN: Las bondades del proceso de producción del biodiésel

ETIQUETAS: Energía Renovable México Pemex
REFERENCIAS:
José María Ramos José María Ramos

Especialista en refinería de petróleo, biocombustibles e innovación tecnológica enfocada a start-ups.

COMENTARIOS