OPINIÓN: Para reescribir el mundo: más niñas y mujeres en la ciencia

Alejandra LagunesJueves, 14 de febrero de 2019 18:00

shares
mexico porquehaytanpocasmujeresenlaciencia

"Sin mujeres, la ciencia pierde grandes mentes y probablemente, miles de avances científicos valiosos para la humanidad".


Esta semana, específicamente el lunes 11 de febrero, conmemoramos el Día Internacional de las Niñas y las Mujeres en la Ciencia. Este día existe para recordarnos, por un lado, que muchas de las aportaciones de las mujeres a la ciencia han sido históricamente invisibilizadas y excluídas, y que los estereotipos de género desincentivan - aún hoy - a millones de niñas de involucrarse en la ciencia.


Sin embargo, este día es también una celebración de mujeres como Marie Curie o Julieta Fierro que con su audacia, inteligencia y valentía han cambiado el rumbo de la historia. Finalmente, es un llamado de atención a todos y todas para que - desde nuestras diversas trincheras - nos comprometamos a nunca más permitir que las niñas sientan que no son lo suficientemente capaces para involucrarse en las ciencias. 


Lee también: No es tabú, desde el principio de los tiempos hubo mujeres en la ciencia


De acuerdo con la UNESCO, solo el 28% de quienes se dedican a la investigación en el mundo son mujeres. En México, el porcentaje llega solo al 33%, es decir solo 3 de cada 10 personas que se dedican a las ciencias, son mujeres. Esta situación no es casual, ni se debe a factores biológicos. Lo cierto es que durante mucho tiempo se ha invisibilizado o estigmatizado a las mujeres y al conocimiento - por ejemplo, acusándolas de brujas, o bien, pasando por alto sus aportaciones a los avances científicos.


porquehaytanpocasmujeresenlaciencia 1

(Foto: Diario Público)


Existen reportes en los que se informa que las niñas no persiguen carreras en las tecnologías de la información por creer que no tienen las capacidades o las habilidades requeridas para hacerlo. Lo más triste es que estas niñas no llegaron a esa conclusión por ellas mismas, sino como resultado de una cultura que les machaca ese mensaje desde pequeñas. 


Lo que esto significa es que las mujeres no están representadas en un área vital del desarrollo de la humanidad, el conocimiento. Ello es importante porque las voces de las mujeres son necesarias para construir una ciencia diversa e inclusiva. Se necesitan nuestras voces, por ejemplo, para definir agendas de investigación y para generar reglas en la creación e implementación de los avances científicos.


Lee también: ¿Por qué las mujeres no ganan el Premio Nobel en ciencias?


Se necesitan nuestras voces, nuestra imaginación y nuestro talento. Sin mujeres, la ciencia pierde grandes mentes y probablemente, miles de avances científicos valiosos para la humanidad.  


porquehaytanpocasmujeresenlaciencia 2

(Foto: Expok News)


Esta ausencia, se ve reflejada además, en los espacios de toma de decisión. Un caso reciente lo hemos visto aquí en México con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), órgano responsable de garantizar el acceso equitativo a la infraestructura y otros insumos para las tecnologías de la información y la comunicación, y como tal, clave en el desarrollo de las economías y sociedades del mundo.


En México, de acuerdo con un reporte elaborado por The Social Intelligence Unit, la participación de las mujeres en el sector es solo del 36.2%. Hoy, de las siete personas Comisionadas en el IFT, solo una es mujer. A partir de marzo, cuando la Comisionada María Elena Estavillo concluya su periodo, el Pleno estará conformado únicamente por hombres. 


Actualmente, el proceso de selección para elegir Comisionadas y Comisionados del IFT no considera las barreras estructurales que enfrentan las mujeres para acceder a estos espacios. Lo anterior fue evidenciado por el resultado del más reciente proceso de selección del Comité de Evaluación para elegir a quien ocupará la próxima vacante del IFT: de la lista de 4 aspirantes para el IFT, ninguna propuesta fue mujer.  


porquehaytanpocasmujeresenlaciencia 3


En su ensayo La Hija de la Pescadora, Ursula K. Le Guin, advierte que "Tenemos que reescribir el mundo". Y para reescribir el mundo, es indispensable implementar medidas que aseguren nuestra presencia, nuestras experiencias, y nuestras perspectivas en todos los espacios de toma de decisiones.


Para reescribir el mundo, tenemos que garantizar que las voces, historias y aportaciones de las mujeres sean reconocidas y nunca más sean silenciadas. Para reescribir el mundo, tenemos la responsabilidad de generar confianza en las niñas para que nunca se sientan menos o amenazadas cuando persigan sus sueños y metas. 


Podría interesarte:

Las 4 mujeres pioneras en la NASA y su impacto en la ciencia

ETIQUETAS: Mujeres Ciencia editors choice
REFERENCIAS:
Alejandra Lagunes Alejandra Lagunes

COMENTARIOS