Por falta de apoyo, campesinos pierden la mitad de sus cosechas

Diana GarridoMiércoles, 29 de enero de 2020 11:16

shares
mexico

Los fertilizantes que se necesitan para cultivar maíz han retrasado su llegada.

En julio de 2019 dos exintegrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores (CRAC-PF) fueron asesinados en la carretera Chilapa-Hueycantenango cuando volvían de exigir la entrega de fertilizante para 14 comunidades productoras de maíz, principalmente, indígenas.


Recordemos que las comunidades que siembran este producto (ubicadas en Guerrero) no sólo aportan gran parte de los alimentos al país, sino que son destinados al autoconsumo, por lo que estos dos miembros exigían con justa razón, que se les diera el fertilizante acordado para continuar con el proceso de siembra y cosecha con regularidad, por lo que es de suma importancia tenerlo en tiempo y forma. El incidente se dio luego de que el gobierno local dejara de proveer dicho componente y el proceso pasara a manos del gobierno federal.


 1


Fue a partir de entonces, que, casualmente, las entregas se atrasan, hay dificultades para proveer o se complica su llegada. Ante ello, algunos productores prefirieron migrar o simplemente dieron por muertas sus cosechas. A su vez, derivó en una escasez de alimentos, misma que no sólo ha dejado en la pobreza a cientos de productores; sino que ha obligado a los intermediarios a buscar el maíz en otras localidades. Esta situación no sucedía antes, puesto que el gobierno de Guerrero otorgaba los servicios como debía; así, las cosechas eran buenas, abundantes y plenas. De hecho se lidiaba con otras complicaciones como plagas o sequía, pero no con aquello que humanamente es posible solucionar.


Para evitar que la producción siga retrasándose, tanto senadores —incluido Manuel Añorve— como los alcaldes del estado se han manifestado en contra de la decisión que tomó el gobierno federal que implica el control de las entregas. En un inicio se hizo para evitar que, justamente, los intermediarios abusaran de ellos, pero ha ido en picada ya que es complicado y, como mencionamos antes, por razones desconocidas, los fertilizantes no llegan a su destino como se debe.


 2


Si esto continúa, la cosecha de maíz podría verse afectada y con ello, también las familias que lo consumen, ya que se encuentran en condiciones precarias. De mantenerse así, entre abril y mayo de este año se vería la verdadera afectación.


Ante esto, no podemos esperar más que la respuesta del legislativo, mismo que debería agilizar el proceso y proveer a las familias el fertilizante requerido. Es necesario encontrar una forma de facilitarlo y de que no vuelva a pasar lo que ya se ha visto. Claro, también es importante que se crea un poco más en las autoridades y representantes del estado, puesto que mientras ellos mediaban la entrega, no había este tipo de problemas. Pero en especial, es necesario tener una mejor planeación para evitar contratiempos en este tipo de programas.

ETIQUETAS: Gobierno Pobreza Estados
REFERENCIAS:
Diana Garrido Diana Garrido Articulista

Comunicóloga. UAM-X «The Gods will always smile on brave women»

COMENTARIOS