OPINIÓN: Cuando el ‘periodismo ciudadano’ provoca náuseas

Shantale Carrera TolksdorffDomingo, 18 de noviembre de 2018 15:05

shares
mexico eso de ventilar la vida privada en cualquier circunstancia solamente porque tienes un telefono inteligente oportunismo puro del mala leche

periodistas ciudadanos usan tragedia para clics


Se preguntarán por qué tan enjundiosa con mi opinión acerca del tema que parece salido de un episodio de Black Mirror. Pues me inspiré por el desafortunado acontecimiento ocurrido en San Lázaro cuando la diputada del distrito 14 de Morena en Veracruz, Carmen Medel Palma recibió la llamada probablemente más triste de su vida.


Quizá ya no lo recuerden –considerando que tiene una semana de haber ocurrido y que diario hay noticias espeluznantes en nuestro país–, si ese fuera el caso les regalo una brevísima reseña para poner el tema a debate y que dejen salir su yo filosófico y humano un ratito a la luz.


Fact: Asesinaron a Valeria, la hija de la diputada Carmen Medel, en Veracruz. Alrededor de las dos de la tarde y mientras los legisladores estaban en sesión, la madre contesta su teléfono celular y recibe la terrible noticia. Como es esperar, se notó su sorpresa y desesperación en el tono y el volumen de su voz y todo se suspendió. Literal, la sesión, su vida, todo.


Hasta ahí mi indignación es la de muchos, la terrible situación de violencia y criminalidad con que se vive en nuestro país desde hace años y lamentablemente con la que hemos aprendido a convivir… porque no nos queda de otra básicamente. Pero el tema de este texto es lo que le siguió a la llamada: el morbo y el sensacionalismo que nos mueve como especie.


El hecho de que se haya documentado la reacción de la diputada hasta cierto punto es lógico, porque las sesiones del Congreso se graban y siempre hay reporteros. Pero que se haya buscado la mejor toma de la mujer sollozando, que los tiros de las cámaras se dirigieran con tal ahínco a la madre que no podía más de la impresión de haber perdido a su hija a causa de un acto tan violento como el que fue, no tiene nombre.


No solamente eso, sino que hubiera colegas que grabaran video de la escena y lo compartieran (aquí es donde me siento en un episodio de Black Mirror) en la red y que todavía encima de eso, algunos medios lo hayan replicado, es en resumen lo que me tiene preocupada. ¿En qué nos estamos convirtiendo?


Por favor digan algo, quiero saber si soy el bicho raro de este nuevo ecosistema digital. No me doy por vencida apelando a la humanidad que habita en nuestro interior y regresemos a lo más básico: respetar lo que nos rodea, incluidas las personas. ¿Sería una petición irreal que dejáramos de lado los teléfonos, los likes y los views para hacer lo que hacíamos siempre, contacto visual y abrazar al que sufre?



*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.

ETIQUETAS: Derechos Humanos México Periodismo
REFERENCIAS:
Shantale Carrera Tolksdorff Shantale Carrera Tolksdorff

Periodista I Bloguera I Aficionada de dichos y frases I Viajera empedernida @shantalecarrera

COMENTARIOS