OPINIÓN: Dos países, historias de dos periodismos

Samuel PrietoMartes, 24 de julio de 2018 13:50

shares
mexico periodismo en mexico y estados unidos

El periodismo parece ser muy diferente en México y Estados Unidos, dos países vecinos, pero con diferentes visiones.


Cada que el presidente tuitea, se escucha un sonido de alarma y la pregunta es un preocupado y estresado "¿y ahora qué?". Pisadas apresuradas de periodistas moviéndose a la reacción de una nueva bomba trumpista.


La corresponsal de The New York Times en la Casa Blanca, Maggie Haberman, dice sobre la agitación constante en el gobierno: “Te cansas de decir ‘mierda’, porque estás diciéndolo cada tres horas”.


The Fourth Estate es un documental en 4 capítulos producido por Showtime que narra la cobertura del diario más influyente de Nueva York y buena parte del planeta, sobre los primeros meses del gobierno de Donald Trump desde que tomó posesión hasta que su primer asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, admitió haber mentido al FBI sobre sus contactos postelectorales con el embajador de Rusia en EU.


Una perspectiva bastante interesante considerando que el presidente señala a ese periódico como un "enemigo del pueblo" y lo acusa constantemente de ser un difusor de "fake news", entre muchas razones, por sus investigaciones sobre el desempeño del gobierno y por revelar conductas de acoso sexual de numerosos personajes del poder.


(Video: SHOWTIME vía YouTube)


Todo eso, al mismo tiempo que The New York Times no la tiene nada fácil en términos financieros porque está pasando por la misma crisis que muchos periódicos en el mundo. En 2017, las ventas de publicidad de la edición impresa cayeron 14 por ciento y las totales, incluyendo la parte digital, disminuyeron 4 por ciento. Eso significa que los ingresos por publicidad online todavía no compensan los del diario en papel y la verdad es que no se sabe si alguna vez lo harán.


Por ahora, el NYT depende cada vez más del crecimiento de las suscripciones que ahora representan el 60 por ciento del dinero que entra, así que ha tenido que hacer grandes recortes de gastos y personal además de vaciar varios pisos de su edificio en Manhattan para rentarlos.


En medio de la zozobra y la incertidumbre sobre su estabilidad laboral, sin embargo, los periodistas siguen haciendo lo que saben hacer mientras los directivos defienden la posición editorial con campañas frontales desde que comenzó la administración Trump. “La verdad es más importante ahora que nunca”, le dijeron apenas un mes después de iniciada.

¿Y en México? Acá estamos ya en el camino del cambio de administración. Las circunstancias son distintas porque el próximo presidente no tiene polarizado al país, goza de bastantes simpatías y es cuidadoso con mantener una relación cordial con los medios.


Eso no ha significado que no se informe sobre las irregularidades en que ha incurrido su partido político, Morena, con un fideicomiso para víctimas de los sismos del 7-S y 19-S, de las que estás bien informado mediante las notas de Vianey D. Olivares y sus investigaciones aquí en Cultura Colectiva Noticias.


En la conferencia de prensa que da cotidianamente en la escalera de su casa de campaña, este lunes 23 de julio un reportero le preguntó (minuto -9:38): “Hoy en Milenio publicamos este fideicomiso, que el dinero del fideicomiso no salió con cheques para damnificados sino a militantes de Morena”.


Aquí tienes la transcripción de toda la respuesta de AMLO (minuto -9:29, por si quieres verificarla): “Siguen, este, desinformando, no sé si Milenio lo haya hecho, no he visto, no he visto la nota pero en todos los casos, este, se hizo con legalidad. Miren, Reforma, —Se escuchan varios “¡Tss!” entre los oyentes — eso sí calienta (ríe), no, sacó las fotos de que nos fueron a sacar dinero en efectivo pero yo les informe a ustedes, y eso lo saben en el banco y lo sabe Hacienda, este, que se firmó un acta para todo el que iba a depositar y el que iba a sacar dinero hacía lo mismo porque si sacaban 500 mil pesos en efectivo, seguramente eso es lo que ha de haber dado a conocer Milenio, —Se escuchan chiflidos— estos, con todo respeto, un aplauso para Milenio, —Se escuchan risas— un aplauso para Reforma. — “Son documentos que tiene el INE, señor”, interrumpe el reportero de Milenio— Con todo respeto, no, que si sacaba los 500 mil , este una persona, esa persona era la encargada de ir al municipio, a la comunidad, para entregar 2,400 pesos a cada damnificado, de esos 500 mil, ellos se encargaban de hacer ese reparto. Entonces de muy mala fe, los de Hacienda, que le entregaron la información al INE, los del INE con mala fe empezaron a difundir esa información a los medios, al Reforma y ahora me entero que también al Milenio, para generar confusión en un asunto muy delicado, grave, porque deja la sospecha, ‘calumnia’, dice la máxima del hampa del periodismo, ‘calumnia que algo queda’. La calumnia cuando no mancha tizna. Entonces eso está en contra de la ética".


Es decir, para el próximo mandatario es más viable que la Secretaría de Hacienda, el Instituto Nacional Electoral y dos periódicos tengan la intención de calumniarlo y tiznarlo, porque es increíble que haya militantes de Morena que tomen 500 mil pesos de un fideicomiso y se los embolsen en vez de repartirlos de a 2 mil 400 por damnificado que se encontraran, sin comprobante.


Hay que decir que si todos esos “¡Tss!”, chiflidos y risas son de otros periodistas, habrá que recordarles que cuando se pierde el sentido común de la objetividad, lo que no es periodismo es propaganda.


Del lado de la posición de López Obrador, atención a esto porque no sólo se trata de un asunto de honestidad, que es lo que predica como bandera


principal, sino que su posición ahora tendría que ser la de un estadista y no la de un dirigente o militante defendiendo a su grupo.

De acuerdo con una encuesta de Consulta Mitofsky, 60 por ciento de los mexicanos espera cambios y resultados importantes desde el primer año de su gobierno. Otro estudio del periódico El Financiero dice que el 56 por ciento de los usuarios de las redes lo apoya en su diferendo con el INE.


Cuidado con la decepción porque es proporcional al gran tamaño de la expectativa. Si sucede así, ¿tendrá la culpa “la calumnia” de los medios? Recordemos todos que el verdadero periodismo tiene la función social de ser un contrapeso del poder.




*Las columnas de opinión de Cultura Colectiva News reflejan sólo el punto de vista del autor.

Samuel Prieto Samuel Prieto

COMENTARIOS