Niño autista intenta quitarse la vida tras ser golpeado con un tubo

Lau AlmarazMartes, 15 de octubre de 2019 14:52

shares
mexico

El pequeño de apenas once años, fue golpeado por sus compañeros con un tubo de metal, en 12 ocasiones.


En México, uno de cada tres niños lo padece, esto de acuerdo a un reporte realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE. México es, a nivel mundial, el número uno en casos de bullying escolar, afectando a 18 millones 781 mil 875 alumnos de primaria y secundaria de escuelas no sólo públicas, sino también privadas.


El problema, que afecta a todas las escuelas, principalmente de educación básica, en el mundo, llegó a extremos tales, que en Reino Unido, un pequeño de apenas once años, quien además padece autismo, fue golpeado por sus compañeros con un tubo de metal, hasta dejarlo inconsciente.


 1


Lo golpearon entre 10 alumnos

En el año 2016, la historia de Jake Warfield dio la vuelta al mundo y hoy vuelve a estar en las conversaciones en torno al bullying y al acoso escolar, gracias a que su madre retomó su caso personal, para enviar un mensaje al mundo a través de las instituciones educativas de Reino Unido, de donde es originario este pequeño.


A los 11 años, Jake, quien padece autismo, sufrió el maltrato por parte de sus compañeros, quienes al no entender la enfermedad del menor, lo separaban del resto del grupo para evitar que conviviera con ellos. El menor fue golpeado en dos ocasiones por los niños con los que compartía el salón de clases, pero una de esas veces, todo se salió de control.


Luego de ser atacado verbalmente, uno de los compañeros de clase de Jake tomó un tubo de metal con el que fue golpeado en 12 ocasiones, provocándole severas heridas en brazos, piernas, cara, hombros y rodillas, de acuerdo a información publicada en Noticieros Televisa. Antes, ya había sufrido un ataque físico por parte de diez alumnos.


 2


Su intento de suicidio

Después de ambos ataques, Jake no pudo asistir por espacio de tres meses a la escuela. Además de sufrir estrés post traumático, intentó quitarse la vida pues despertaba a mitad de la noche pidiendo ayuda al tener pesadillas y recordar en sus sueños el bullying del que era víctima en esta escuela ubicada en Staffordshire.


Aunque los alumnos fueron expulsados, siendo este el único castigo recibido, Jake no quiso regresar a esa escuela. Tres años después, continúa llevando terapia ayudado por su madre, quien acude a las escuelas de Staffordshire para contar la historia de Jake y evitar que sea replicada.


Recuerda que con nosotros puedes seguir informado aquí.

________________________________________________________________

Foto de portada: BBC.


Podría interesarte:

Niño desaparece y deja carta a sus papás: perdió su cuaderno escolar

Mundo enfermo... Seis niños fueron quemados y apuñalados por su papá

Disparan en la garganta a una niña de siete años, durante asalto


Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS